Gotham

Gotham, una isla gastronómica en el barrio de Churruca
Gotham
Gotham
30 Septiembre, 2022
Martina Vicente
Si un día están paseando por Vigo y se topan con la “batseñal”, síganla porque les llevará a un local diferente, ambientado en el oscuro mundo del célebre súper héroe pero donde comer y beber es un placer a prueba de villanos.

El afterwork y la noche viguesa tienen un nombre propio: el barrio de Churruca. En esta confluencia de animadas calles, el ambiente se viste de rock e indie. Es una de las célebres zonas de marcha de la ciudad olívica, donde proliferan los locales de copas y de música en directo, clubes míticos de rock y nuevas salas de conciertos, cafés y coloridos pubs; pero no es tan usual encontrarse un restaurante. Y aunque el nombre (y quizá la estética) nos pueda llevar a engaño, Gotham es, básicamente, un sitio donde ir a comer.  

“Nuestra idea era montar un local a medio camino entre un restaurante y una tapería, un sitio donde todo el mundo se sintiese a gusto: desde el que solo busca picar algo o tomarse una copa hasta quien quiere un plato más elaborado”, explican Gael Vázquez y David Reboredo, los socios impulsores del proyecto (el primero, en cocina; el segundo, en sala). Y lo que ya de por sí era un concepto bastante amplio de negocio terminó de abrirse con la pandemia que “nos obligó a intentar tocar todos los palos para ver si alguno sonaba”, reconocen.  

El momento que vivimos y la progresiva vuelta a la normalidad están todavía asentando un establecimiento que, de primeras, cuenta con una oferta completamente diferente a los que tiene alrededor. Porque en Churruca lo más habitual es ir de vinos, tomarse un relajado café o disfrutar de la noche en todo su esplendor (copa en mano). Pero Gotham quiere posicionarse por lo que ofrece para comer. “La idea es atraer a la gente por la comida, no por la bebida. Está claro que la zona es la que es, y es complicado cambiar la mentalidad de la gente, pero el local es muy bonito y quien entra no se espera la cocina que ofrecemos aquí”, detalla David Reboredo.  

pulpo

Para definirla, el chef habla de “cocina muy tradicional con una vueltita de modernidad”, que podríamos traducir como esos clásicos que nunca mueren pero con el toque personal de Gael Vázquez. Buñuelos de bacalao con alioli; tortilla de patata cuajada solo por un lado con pulpo á feira y queso Tetilla; lasaña de hojas de gyoza fritas, boloñesa tradicional, bechamel y parmesano; cachopo de roast beef relleno de cecina y queso o langostinos crujientes macerados en agua de mar con salsa agridulce son solo algunas de las propuestas que dejan a las claras la vocación popular y realista del establecimiento. “Nos gusta hacer cosas distintas pero sin salirnos demasiado de lo de siempre”, confiesan.  

gamba

La carta no es demasiado extensa, con en torno a veinte propuestas que incluyen los bocadillos que no pueden faltar en una zona de marcha nocturna. El bocadillo de Cochinita Pibill o la burguer de buey de Valles del Esla ahumado son algunos de los ejemplos de bocatas que no solo sirven en el propio local (o a domicilio) sino que incluso distribuyen a los establecimientos del entorno. “Damos servicio a toda la calle, a gente que a lo mejor está tomándose algo en otro local y quiere comer. En ese sentido, es una oportunidad estar donde estamos porque éste es un barrio eminentemente para venir a tomarse una copa. Nos llevamos todos muy bien y, de hecho, procuramos tener una oferta complementaria entre nosotros. Tenemos una cultura de barrio difícil de ver en una gran ciudad”, detallan los socios de Gotham.  

tomate

En los postres, Gael Vázquez también suele jugar con propuestas de siempre con un toque personal. “Tenemos una tarta de queso semicuajada que es casi como un coulant con una sopa rosa y almendra fileteada que sale muy bien, y también nuestro Tomate, un trampantojo que esconde una cheescake con baño de fresa”, explica el chef.  

Y es que, tras dos años abierto pero con las dificultades propias de la época, Gotham ha conseguido hacerse un hueco en el panorama gastronómico de Vigo, atrayendo a público de toda la comarca y también al turismo. La experiencia atesorada por los dos socios en su larga trayectoria profesional (“nacimos con una bandeja y un cuchillo bajo el brazo”, bromea David Reboredo) les hace tener los pies en la tierra pero afrontar el futuro con ilusión. “Nos conocemos desde hace 20 años y siempre supimos que sería magnífico abrir algo juntos. Pero empezamos en pandemia. Pese a todo, estamos muy satisfechos dentro de las circunstancias”, reconoce Reboredo.

espacio Y, por cierto, no esperen encontrarse unas “croquetas Joker” o un sándwich con forma de murciélago. El “frikismo” de estos dos jóvenes empresarios -más de Reboredo que de Vázquez- no llega a ese extremo, aunque el universo Batman está presente en todos los rincones del local, una antigua casa rehabilitada con varias plantas y pequeños comedores casi a modo de reservados donde la decoración nos traslada a esa ciudad oscura en la que el hombre murciélago lucha contra todo tipo de malhechores. Grafiteros de varios países han contribuido con sus obras a dar personalidad a este local, que está lejos de ser un restaurante temático.  

Rúa Martín Códax, 10
Vigo Pontevedra
España

Coordenadas

/ Otros De Tapas.

/ Te gustarán.