¿TIENES MÁS DE 18 AÑOS?
Google+
Slow food.  La zapatería del abuelo.
Rúa da Paz, 2, Ourense.

La Zapatería del Abuelo: clase y elegancia en el centro de Ourense

Jorge Guitián 30/09/2021

Pocas veces un espacio tiene la personalidad suficiente como para marcar todo lo que ocurre en su interior. Esto es lo que ocurre en La Zapatería del Abuelo, un local emblemático del centro de Ourense en el que una oferta gastronómica actual se carga clasicismo y elegancia con resultados sorprendentes.

En 1940 abría una zapatería en el corazón de la ciudad histórica de Ourense. Podría haber sido una más, pero su situación estratégica, a un paso de la catedral  y en una de las zonas más animadas de comercio y tabernas de la ciudad, junto con el saber hacer del propietario, pronto la convirtieron en un espacio emblemático. 

Y así siguió durante décadas, hasta que se convirtió en cafetería en 1995. Pasados los años, sin embargo, el local quedó vacío y las nietas del fundador pensaron en hacer algo con él. Un espacio con aquella situación privilegiada y aquel interior mágico no podía desaparecer sin más. 

Así nacía, a principios de este año, La Zapatería del Abuelo. Beatriz y Elena Alcalá, al frente del negocio, combina aquí sus recuerdos familiares con la vocación de ofrecer a la ciudad un espacio acogedor, con encanto y personalidad, un lugar que no se parezca a ningún otro y que se convierta en punto de encuentro. 

El proyecto tuvo claro desde el principio que el eje de lo que allí ocurriera tenía que ser el espacio. De ahí el nombre, La Zapatería del Abuelo, porque eso es lo que fue y ese es el espíritu que se ha tratado de preservar. Un lugar con la solera de décadas en las que generaciones de ourensanos pasaron por aquí, con la calidez de los materiales nobles y con la atmósfera de los interiores de otro tiempo. 

La cafetería, sin embargo, no pretende ser simplemente un lugar bonito, un espacio momificado en otra época sino que opta por integrar en esa ambiente una oferta actual y atractiva, creando una combinación única en la que tradición y modernidad van de la mano. 

La decoración es real: las maletas, los antiguos muestrarios, la máquina de escribir o la caja registradora son piezas originales de los años 40 que, en otro tiempo, fueron clave en el negocio del abuelo de las hermanas, como lo son hoy en día para redondear el espacio. 

Todo esto da lugar a un escenario en el que se desarrolla una propuesta gastronómica contemporánea. La Zapatería del Abuelo es una cafetería que basa su oferta en un buen producto, en las tendencias actuales y en una cocina saludable, una combinación que atraviesa los diferentes horarios y las distintas maneras de disfrutar este lugar. 

Así, desde el café del desayuno al aperitivo, del brunch a las meriendas o a una comida ligera, La Zapatería del abuelo ofrece algo para cada momento del día. De esta manera, se puede empezar la mañana con un buen café, con una infusión seleccionada de entre la docena que ofrece la carta o, por ejemplo, con un Matcha Latte acompañados con una copa de chia y mango o un porridge de avena con frutas. 

Ya a mediodía el vermut de grifo y las cervezas seleccionadas pueden compartir mesa con una propuesta ligera y saludable articulada en tres categorías fundamentales. Entre las tostas, uno de los pilares de la oferta del local, destacan las de cecina y tomate, la de aguacate y mango con semillas de cáñamo o la de salmón, aguacate y canónigos. 

Entre los bagels sin duda el de salmón ha sido el que ha ganado mayor popularidad en estos primeros meses, aunque el de algas con tomate y pipas llama siempre la atención de quien busca la novedad. 

El tercer pie está en los poké bowls, una novedad en la ciudad que se ofrece en diferentes variedades y que por si misma puede constituir un almuerzo ligero. 

Pero la oferta que mejor define la personalidad gastronómica de La Zapatería del Abuelo seguramente es el brunch, que por un precio cerrado incluye una selección de bebidas, entre las que están los zumos naturales o mimosa, bowls, tostas, crema del día (gazpacho en temporada), bollería artesana, te o café. 

Desayuno en la Zapatería del Abuelo

Ya por la tarde, los smoothies y los zumos naturales son una buena opción si se quiere disfrutar de una merienda que aquí no puede prescindir de la selección de tartas de ese apetecible carro que preside la sala o, quizás, de una tosta dulce como la de plátano y mantequilla de cacahuete, la de crema de cacao y avellanas casera que se elabora con sirope de agave o la de caramelo salado, frambuesas y crujiente de coco. 

Todo esto confiere a La Zapatería del Abuelo una personalidad única, un carácter particular que en pocos meses ha sabido ganarse al público ouresano y que tiene su reflejo en una activa y cuidada presencia en redes sociales. Tal ha sido el éxito, que Beatriz, Elena y su equipo trabajan ya en la apertura de algún local similar en otras ciudades gallegas. 

La primera de estas inauguraciones tuvo lugar, de hecho, hace apenas unas semanas, cuando la Zapatería Compostela abría sus puertas en la capital de Galicia, y más en concreto en la plaza de A Quintana, apenas a 20 metros de la catedral y del final del Camino de Santiago. 

El mismo cuidado en el interiorismo, con un cierto aire retro, rige la atmósfera de este nuevo espacio, que en este caso dirige su oferta más hacia la heladería y el formato de bakery desde el corazón de una de las zonas turísticas más importantes de Galicia.

El resultado de esta oferta única no podía ser otro que el éxito que está acompañando a la cafetería desde su inicio. La propuesta gastronómica, atenta a las novedades, se adapta como un guante al ritmo de una ciudad contemporánea, a menús saludables y sabrosos, ligeros pero apetecibles, que permiten seguir trabajando después o continuar una ruta turística por los rincones desconocidos de una ciudad con tanto encanto como es Ourense. 

El resto del día, La Zapatería del Abuelo aspira a ser el lugar de encuentro, el cruce de caminos urbano en el que sentirse como en casa, en el que relajarse por un rato y encontrar siempre algo adaptado a cada momento del día y a cada cliente, con el mismo espíritu con el que hace casi hace 80 años el abuelo de las hermanas abría esta casa al público. 

Ourense es una ciudad en la que tradicionalmente han abundado los cafés con solera, las tertulias alrededor de una mesa; una de esas capitales de provincia en las que el tiempo se deja pasar frente a una taza humeante. La Zapatería del Abuelo ha tenido el acierto de entender esta peculiaridad y adaptarla a los tiempos, de traducir este lenguaje al de un público contemporáneo, que viaja y que busca tendencias, abierto a la innovación y a nuevas propuestas. 

Desde esta filosofía, y con la calidez de un espacio casi centenario, regido por una gran escalinata, de esas que ya no abundan, La Botica del Abuelo propone un lugar único, en el que dos épocas de la ciudad se dan la mano. 

Galeria

Galeria

Añadir nuevo comentario

Texto sin formato

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de correos electrónicos y páginas web se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.