¿TIENES MÁS DE 18 AÑOS?
Google+

Por todos es conocida la mala fama que históricamente lleva consigo el concepto “hamburguesa”. Bocados de auténtico placer no exentos de inevitables cargos de conciencia derivados de su alto aporte calórico. La asociación entre “hamburguesa” y “comida rápida” tampoco ha ayudado en demasía a evitar una leyenda negra en ocasiones desmesurada e injusta.

Santa Burg

Por todos es conocida la mala fama que históricamente lleva consigo el concepto “hamburguesa”. Bocados de auténtico placer no exentos de inevitables cargos de conciencia derivados de su alto aporte calórico. La asociación entre “hamburguesa” y “comida rápida” tampoco ha ayudado en demasía a evitar una leyenda negra en ocasiones desmesurada e injusta.

Santa Burg

Si hay una palabra que, a priori, se presenta como enemiga número uno de una dieta sana es la hamburguesa. Cuánto daño han hecho las autodenominadas cadenas de "restaurantes" de fast food que sirven este producto bañado en salsas y recubierto de aceitosas patatas fritas...

Porque una hamburguesa, si es de calidad, no deja de ser carne. Y la carne, no sólo es rica en proteínas, sino también en hierro. Acompañada de ensalada o verduritas es un plato sano y ligero.

Suscribirse a Santa Burg