¿TIENES MÁS DE 18 AÑOS?
Google+
Mediterránea.  Brasamar.
Carrer dels Palangres, 8, Can Pastilla (Mallorca).(Balears)

Brasamar: Cocina mediterránea tradicional a fuego de leña

Fernando Puertas 10/06/2021

Huele a verano, a días de playa y tardes de terrazas frente al mar. Llegar a Brasamar es sensación de vacaciones y desconexión. De esos pocos lugares en los que solo al entrar auguras el disfrutar, reconoces el buen hacer y la sensación del bien estar empieza a inundarte.

Ubicado en Can Pastilla, a primera línea de mar y a escasos pasos de la arena de la playa, descubres un templo de la cocina mediterránea tradicional con producto fresco de calidad, dónde triunfan los arroces a fuego de leña, los pescados frescos y las carnes a las brasas de encina. 

La terraza es agradable, toda ella llena de pequeños olivos que separan a los comensales generando espacios de más intimidad. Las mesas; de punta en blanco con salvamanteles de tejido tradicional local, ofrecen una atmosfera cálida sin igual vestidas con tela de lenguas mallorquinas de color azul, combinando perfectamente con el turquesa del mar. 

Terraza Brasamar

Podemos asegurar que Brasamar es un restaurante que brinda el gozo del buen comer en un ambiente relajado y distendido, invitando a todos y cada uno de sus comensales a aventurarse en una carta de entrantes imprescindibles que van desde el pulpo con sobrasada, las alcachofas a la brasa -porqué así deben ser-, pasando por todo tipo de moluscos y mariscos de proximidad.

Justo al entrar, nos sentamos y una brisa mediterránea llena nuestros pulmones al respirar. Sin más tardar, se nos acerca el camarero brindando su absoluta disponibilidad e invitándonos a solicitarle cualquier cosa que pudiésemos necesitar. Tras los primeros sorbos de cerveza, nos recomiendan como plato estrella a compartir las coquinas a la brasa y el entrante más deseado del lugar, el pulpo terminado en el Josper, tierno por dentro y crujiente -muy crujiente-, por fuera. Indiscutiblemente aceptamos y empezamos la aventura con las coquinas -las pipas de mar que diría yo-, muy carnosas y con sabor marino. Acto seguido, nos traen el pulpo que viene servido entero con un aceite de sobrasada excelso, elevando el plato a otro nivel. Un mar y montaña en toda regla a disfrutar a escasos metros del Mediterráneo. 

Pulpo con sobrasada de Brasamar

Tras los entrantes, solicitamos con entusiasmo poder acercarnos a la cocina y conocer quienes están frente de esas brasas que tanto impregnan los primeros platos que acabamos de gozar. A lo que descubrimos a escasos pasos de las mesas, un santuario para cualquier amante del arte gastronómico: una cocina tradicional, concebida en una estructura metálica alargada que permite preparar a fuego de leña todo tipo de paellas y arroces dignos de pedestal. 

Sentimos el delicioso olor a sofrito lento y nos dejamos llevar. Nos recomiendan sin duda alguna el arroz del “senyoret” o del señorito, todo un clásico de receta sencilla que permite disfrutar del tradicional sabor del arroz servido en paella. Cuando llega a la mesa, decidimos comerlo directamente no haciendo uso de los platos, buscando el no perder temperatura y asegurándonos que en cada cucharada hay esencia de lo más deseado de este manjar, el “socarrat”, esa capa tostada y caramelizada de apenas un par de milímetros que se consigue en los últimos minutos de la cocción.

Arroz del senyoret Brasamar

Nos vamos acercamos al momento más dulce y es donde queremos y debemos prestar especial atención a una de las propuestas que más nos llamarón la atención, el helado de almendra mallorquina, un cremoso casero postre que te conquistará a la primera cucharada. Un refrescante, dulce y sabroso terminar. 

En Brasamar todo parece estar en su sitio y así es; un servicio atento, siempre con una sonrisa y voluntad de hacer feliz a todo aquel que acertadamente decida sentarse y regalarse un -seguro muy merecido-, momento de satisfacción. Un lugar fantástico dónde disfrutar de la más pura esencia de Mallorca y su gastronomía. 

Fotografía: Alba Giné

Galeria

Galeria

Añadir nuevo comentario

Texto sin formato

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de correos electrónicos y páginas web se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.