¿TIENES MÁS DE 18 AÑOS?
Google+

Buscador de Restaurantes

Catalana.  Canaletes Cerveseria.
La Rambla, 127, Barcelona.

Canaletes Cerveseria: platos a la brasa en Las Ramblas

Silvia Alberich 21/11/2022

Producto de temporada, tradición y cocina casera son la esencia de esta masía urbana situada detrás de la icónica fuente barcelonesa.

Entrar en Canaletes Cerveseria es sumergirnos en un entorno rural, aunque estemos en el centro de Barcelona. Morteros, jarras y botijos de cerámica de La Bisbal d'Empordà y sillas de madera artesanas decoran esta masía urbana, que abrió sus puertas a mediados de julio de este año. También han recuperado el tradicional porró catalán, incluso para beber cerveza, bebida que fue la protagonista del Baviera, el icónico local ocupado ahora por este restaurante.

Canaletes Cerveseria reivindica que el cliente local vuelva a Las Ramblas, cuya oferta gastronómica está centrada en pasta, paella, hamburguesas y tapas. "Este concepto sorprende mucho a la gente, que no espera encontrarse algo así aquí", cuenta Germán Lérida, jefe de cocina. El nuevo restaurante cambia esa propuesta por otra basada en productos de temporada y de primera calidad, cocinados a la brasa. Las verduras y la carne forman parte de la despensa habitual de este nuevo espacio gastronómico. También ofrecen un tipo de pescado, que va cambiando, como ocurre con la carta. "Es una carta muy viva, en función de lo que pide el mercado. No compramos nada de invernadero y no tenemos ni congelados ni freidora", precisa el chef.

Han convertido la col en una hortaliza apetecible

Empecemos abriendo boca con los puerros, que elaboran a la brasa, como si fueran calçots. Encima llevan alubias de Santa Pau, huevo duro troceado y una vinagreta de alcaparras. Otra de las verduras que triunfa es la berenjena lacada con salsa de soja y miel y miso. Está cubierta por unos copos de amaranto frito, que le dan un toque crujiente.

Por sorprendente que parezca, la col es una de las hortalizas más demandadas. Preparan una que rompe con los prejuicios que solemos tener de esta verdura. "Hemos convertido la col en una hortaliza apetecible", asegura Lérida mientras la cocina, asada en su propio jugo, con una mayonesa y una crema agria caseras. La calabaza con brotes de espinacas y quinoa y la lechuga con refrito de ajo y pimentón son otras propuestas que preparan en un horno Josper a la vista, como la cocina del local, abierta, y con una barra delante para comer.

Estas saludables y deliciosas opciones las sirven en platos de metal, otra de las singularidades de esta masía, con capacidad para 80 comensales, repartidos en dos plantas, y una terraza exterior con varias mesas, algo poco habitual en Las Ramblas.

Junto con las verduras, la carne es el otro punto fuerte del restaurante. Preparan un meloso costillar de cerdo con salsa barbacoa, una brocheta de cordero con salsa de yogur y menta y un solomillo de ternera con cebolla caramelizada y queso fundido. No faltan en carta clásicos como el pollo marinado con hierbas, la butifarra con pimiento verde o las alitas de pollo picantes.

También en clave carnívora preparan dos bocadillos, un cheeseburger con ternera madurada, queso, tomate y lechuga, y un hot dog con butifarra y judías de Santa Pau, cebolla y alioli. Dos bocadillos con raíces americanas, pero con producto y elaboración catalana. Un guiño al turista que pasea por Las Ramblas, entra en la masía y se sorprende. De ahí que frases como Das ist la caña o Say yes al pan de payés estén presentes en este genuino espacio.

La tortilla y el coulant de chocolate, también a la brasa

Todas las propuestas de Canaletes Cerveseria pueden complementarse con acompañamientos como escalivada, pimientos de Padrón, cogollos de lechuga o patatas. No preparan las típicas fritas, sino una con queso y mostaza y otra con salsa brava. Esta última es una de las propuestas estrella. Elaboran su propia salsa brava, que colocan sobre una patata grande, hecha a la brasa. El resultado es sorprendente. El pan de payés con tomate o con alioli también es una guarnición ideal para disfrutar en esta masía urbana, abierta de lunes a domingo y con cocina ininterrumpida de 1 a 10 de la noche.

Asimismo, los postres son un elemento clave en la carta del local, que prepara casi todo a la brasa, incluida una tortilla con setas y el coulant de chocolate. Además de este último, el flan casero tiene mucho éxito. Siguiendo con la filosofía de usar productos de temporada, sirven un postre de higos con mascarpone, limón y toffee de café. Opciones muy apetecibles y con una buena relación calidad-precio en el centro de Barcelona.  

Fotos: Marta Becerra

Galeria

Galeria

Otras sugerencias