¿TIENES MÁS DE 18 AÑOS?
Google+

Buscador de Restaurantes

Catalana.  Bar Núria.
Rambla del Poblenou, 34, Barcelona.

Bar Núria: cocina de barrio, y de siempre

Silvia Alberich 23/12/2022

El restaurante ofrece platos tradicionales, junto con tapas y platillos para compartir.

Bar Núria abrió sus puertas en 1962, siendo el primer local de Família Nuri. Seis décadas después, este establecimiento icónico ha reabierto de nuevo en Poblenou, recuperando así sus orígenes. Lo hizo el pasado mes de junio, en el número 34 de la Rambla del Poblenou, donde la taberna continúa fiel a sus guisos tradicionales, que ofrece junto con bocadillos, tapas y platillos. Cocina de barrio en una taberna antigua con un toque moderno y precios muy competitivos.

Para celebrar sus 60 años, Bar Núria prepara un arroz con pollo, gambas y velo de panceta ibérica. De la venta de cada plato se destinan 0,50 euros a la investigación de enfermedades infantiles y a programas sociales de atención a la infancia en los centros de Sant Joan de Déu. Este arroz también lo sirven en los otros cuatro restaurantes del grupo: Ca la Nuri, Xiroi, Sal Mar y Arrozal.

Una propuesta solidaria y deliciosa a la que se suman otras, como la paella del señorito, con calamares, mejillones y gambas peladas. Este es uno de los platos de la Nuri que más éxito tienen, como también ocurre con el fricandó de ternera, los canelones o el bacalao a la barcelonesa. Este último está elaborado con morro de bacalao gratinado con alioli y una salsa casera de tomate con pasas y azúcar que da un toque dulce a este delicioso plato.

A estas opciones tradicionales se unen platillos para compartir, que incluyen bravas, croquetas de jamón ibérico, buñuelos de bacalao, bomba de patata y butifarra, coquinas a la plancha, huevos estrellados con chistorra o jamón ibérico y chips de berenjena con miel, entre otras. También están pensados para compartir los surtidos de quesos y embutidos ibéricos.

Propuestas fuera de carta y dos menús de grupo

Asimismo, la propuesta culinaria del local incluye bocadillos elaborados, como un bikini de jamón y mascarpone trufado, un brioche de langostinos, cebolla y mayonesa de cítricos y un mollete de calamares a la andaluza y otro de fricandó de ternera con patatas paja.

En Bar Núria se puede disfrutar de un buen vermut, así como de propuestas saludables, que incluyen esqueixada de bacalao, una ensalada de setas escabechadas y otra de cecina, requesón y vinagreta de pistachos. Esta última, muy vistosa y suculenta, es una de las más demandadas. Fuera de carta ofrecen propuestas de temporada con producto local, que cambian a diario. Algunas de ellas son los pimientos de Padrón, los robellones a la plancha, el filete de ternera con patatas y alcachofas o el bacalao a la brasa.

Quienes hagan un hueco en el estómago podrán probar los postres de esta taberna de barrio. Son caseros, de tamaño generoso y con un precio popular. Todos cuestan 3,80 euros e incluyen propuestas como crema catalana, pastel de queso con coulis de frutos del bosque, requesón con miel y trufas con miel o lionesas de nata, estas últimas, elaboradas con pasta choux y nata montada.

Desde hace poco también ofrecen dos menús de grupo, a partir de 8 comensales. Uno, por 25 euros, con una amplia variedad de tapas para compartir, bebida y postre, y otro por 35 euros. Este último menú incluye una selección de tapas, un plato principal a escoger (entre paella del señorito, bacalao a la barcelonesa o fricandó), postre y bebida.

Una propuesta casera y elaborada que se puede disfrutar cualquier día de la semana en esta amplia y agradable taberna, situada en uno de los barrios más emblemáticos de Barcelona.

Fotos: Marta Becerra

Galeria

Galeria

Otras sugerencias