MRKT

MRKT, el restaurante canalla de Salou
MRKT
MRKT
20 Noviembre, 2023
Carina Filella

En una calle que se escapa del bullicio de la primera línea de la costa de Salou y de los garitos que endosan al turista poco exigente paellas de plástico y sangrías aguadas, nos encontramos el MRKT, uno de los restaurantes que en los últimos años han elevado, y mucho, el nivel gastronómico de la turística capital de la Costa Daurada. Su responsable es el chef Edu Cuesta, que después de pasar por diferentes restaurantes de la zona decidió abrir este local para servir sus creaciones a modo de gastrobar y con un toque “pícaro”.  No se pierdan sus huevos. No me malinterpreten: “Los huevos de Edu”, que cocina de forma magistral, se han hecho un nombre, e incluso han ganado premios.

MRKT

Cuando allá por los años ochenta Edu Cuesta dejó su Cuenca natal para empezar a trabajar en el restaurante de un familiar en Salou, se dijo: ¡esto no es lo mío! Pero es hombre tenaz y se quedó. Y después de aquellos primeros tiempos como lavaplatos y ayudante de cocina empezó a forjarse el que hoy es uno los chefs a tener en cuenta si quieren disfrutar de una buena cocina. Se formó en el mundo de la alta gastronomía y pastelería y ha pasado por algunos buenos restaurantes de esta parte de la costa catalana, hasta que hace poco más de dos años abrió MRKT, un nombre que quiere hacer un homenaje al mercado, el templo del producto fresco, que Edu Cuesta transforma en delicias culinarias, siempre con un toque canalla: “la mía es una cocina canalla; si todo el mundo elabora el duo bao (pan vietnamita) al vapor, yo lo hago crujiente”. Y así, con muchos otros platos. 

La carta del MRKT se despliega en cinco apartados. El primero, Las tapas del Merkat, es que el que más se impregna de la filosofía del chef: “no quería apostar fuerte por la alta cocina, sino por un restaurante más interactivo, de cocina en formato de raciones de calidad y elaboradas al momento”, explica. Ahí pueden probar dados de bacalao y los tacos de atún en tempura de harina de garbanzos, el brioche relleno de steak tartar, los caracoles a la llauna con un toque de Brandy y hasta un Tataki-Muu de vaca rubia gallega, madurada con soja y limón, a parte de las bravísimas con allioli de mortero y salsa picante, y otras muchas raciones con su sello personal. Imprescindibles son las alcachofas, confitadas previamente y acabadas a la plancha, o sus arroces. A Edu Cuesta le gusta arriesgar y más allá de los arroces con sepia y gambas que pueden encontrar en el menú, también se lanza con mezclas más atrevidas.

Ensaladilla

El segundo apartado es el que llega del colmado, con propuestas como la ensalada de queso parmesano con helado de aceite de oliva, la ensalada de tomates con atún en escabeche hecho en casa o el frankfurt de ternera rubia gallega que se encarga él mismo de madurar. El chef de “Los huevos de Edu” no podía prescindir en su carta de un buen surtido de platos llegados directamente de la huevería y tamizados por su creatividad: con foie y trufa, con jamón ibérico, con bogavante, con carabineros... Todos sus platos con huevo van acompañados de patatas a lo pobre y cebolla caramelizada.  

Los dos últimos apartados de la carta se reservan para los dos establecimientos estrella de un buen mercado: la carnicería y la pescadería. En el primero, destaca un buen entrecot de ternera de vaca rubia gallega a la brasa un cachopo de ternera madurada o una paletilla de cordero cocida 12 horas a baja temperatura. Y, si prefieren pescado, pueden elegir merluza de pintxo con escalivada a la brasa, refrito de jamón, ajo y reducción de Módena, calamar de potera o atún rojo/salmón a la brasa.  Por su admiración al mercado de toda la vida, Edu Cuesta también propone algunos platos fuera de la carta, que elabora con el mejor producto que le llega a diario a la cocina. Y los postres, como no podía ser de otra manera, son caseros

MRKT

El restaurante tiene una capacidad para 45 comensales y, en los meses veraniegos (que con eso del cambio climático cada vez son más largos), pueden disfrutar de las mesas de la terraza, con capacidad para otras 45 personas. La cocina es abierta para que cocinero y cliente puedan experimentar una buena complicidad. El suyo no es un restaurante de temporada veraniega: todo el año, desde el desayuno a la cena, pueden dejarse llevar por la cocina canalla de Edu Cuesta. 

Fotografías: Xavi Jurio 

MRKT
C/ Francolí, 8
43840 Salou Tarragona
España

Coordenadas

/ Otros De Fusión.

/ Te gustarán.