Goxo Break

Siempre es tiempo de Goxo Break
Goxo Break
Goxo Break
20 Abril, 2023
Igor Cubillo
El emprendedor Aratz Hormaetxe descartó montar un centro de estética y un kiosco de prensa antes de dar con la tecla adecuada al poner en marcha Goxo Break en Sopela. En la costa vizcaína ha obtenido éxito con un negocio que aúna panadería, pastelería y cafetería y ofrece la posibilidad de realizar un 'break', una pausa golosa, a distintas horas del día.

El País Vasco es un referente gastronómico que basa buena parte de su gran cartel en el buen hacer de los asadores que trabajan carne, principalmente txuleta, marisco y pescados enteros bajo una premisa principal: compra bien y procura no estropearlo. Al margen del excelente tratamiento del producto al calor de la brasa, Euskadi también ha ganado prestigio por la entidad de su principal legado, un poker de salsas que incluye la vizcaína, la verde, el pil-pil y aquella elaborada con la tinta del chipirón. La gente aterriza allí dispuesta a disfrutar principalmente esos manjares pero, claro, los vascos también desayunan y meriendan algo más que pintxos. ¡Incluso apuestan por el brunch! Y ahí es donde Goxo Break se ha hecho un amplio hueco entre la clientela local desde que los astros se alinearon y a Aratz Hormaetxe, hijo de hosteleros (su madre regentaba el bar Zeñe muy cerca de allí), se le prendió la bombilla adecuada.

Y es que Goxo Break es fruto de una oportunidad bien aprovechada, la que intuyó el emprendedor cuando una franquicia de panadería mostró gran interés en la lonja familiar que entonces se encontraba vacía. Si sus responsables se habían fijado en ella sería por el potencial del espacio, ubicado en una gran plaza peatonal de Larrabasterra (barrio de Sopela, Bizkaia), junto al cruce de caminos que conduce a Getxo, Urduliz y el hospital de esta localidad vecina. Y así ha sido, pues el negocio de Aratz, que hoy aúna panadería (se limita a hornear el pan), pastelería y bar, registra a diario colas de jóvenes y no tan jóvenes ávidos por dar buena cuenta en sus mesas sin tapete de una oferta de desayunos que extiende su horario de 6.30 a 13h.

fachada

“Hay quien decía que aquí no había un sitio decente para tomarse un café, y me emperré en eso, en montar una cafetería, con horario de cafetería. Y así empezó; de hecho, en principio no iba a servir alcohol”, subraya Hormaetxe cuando se le pregunta cuál es su intención, qué tiene que esperar quien acuda a este establecimiento que encontró inspiración parcial en la corriente del brunch. Responde junto a una pared donde se lee, en euskera y castellano, la siguiente frase imaginada en el país de las maravillas: “Amamos el té. Sea la hora que sea siempre queremos té, porque, como dice el sombrerero a Alicia: Ah, princesa, siempre es tiempo de té. Su inclusión en el interiorismo está más que justificada, pues la carta de tés del establecimiento recopila más de 70 tipos de infusiones.

Plaza Urgitxetas Gatzarriñe, 14 A Lonja
Sopela Vizcaya
España

Ánimo healthy y pura golosura en Goxo Break

La posibilidad de tomar leches desnatadas, sin lactosa, con calcio o bebidas de soja multiplica las opciones de maridaje de una carta matinal que aúna tentaciones dulces y saladas, ánimo healthy y pura golosura. Hay “para todos un poco”, resume Aratz, sabedor de que son muy demandadas las tostadas, que llegan a la mesa cubiertas de mermelada, AOVE, atún, cebolla, mozzarella, tomate, salmón ahumado, jamón, huevo, aguacate, kiwi…

Los huevos fritos se acompañan de chistorra, bacon, más jamón y aguacate. Y entre lo más vendido figuran también croissants rellenos como el salé, que envuelve jamón, queso y huevo a la plancha, y el candy bacon, que atrapa mermelada de tomate, bacon caramelizado y huevo revuelto.

candy

El toque exótico lo aportan preparaciones como el açai, que no deja de ser un smoothie de ascendencia brasileña completado con fruta fresca, coco rallado y avena. El bowl amazónico convive en la carta matinal con otros de yogur griego o queso fresco batido que encuentran distinción con la adición de granola, miel o ingredientes inhabituales como la espirulina.

açaí

“Todo se vende bien. No hay una cosa que digas que despunte más que el resto. No la hay. Alguna vez hemos dicho lo de vamos a quitar esto, y no lo hemos hecho porque a fin de cuentas sale”, presume Hormaetxe, incapaz de señalar un solo best seller del lugar.

A la tarde, pancakes

Después del desayuno, la idea es incorporar un plato del día sin más pretensión que brindar la posibilidad de comer algo sencillo, rico y rápido, acorde a un espacio donde priman la rotación y el buen ambiente. “En plan como y me piro. Un día cocido, garbanzos o lentejas; otro, pasta con gambas o codillo”, precisa el emprendedor. Pero, de momento, la actividad se vuelve a intensificar cada tarde con una propuesta de meriendas que pone el acento en gofres, crepes y pancakes o panqueques, tortillas que rellenan con crema de cacahuete y de cacao, sirope de chocolate, plátano con miel o leche condensada.

panqueques

La posibilidad de cenar se reserva para los fines de semana, cuando los fuegos vuelven a encenderse cada noche y dan salida a clásicos del picoteo (croquetas caseras, patatas fritas, nachos…), brochetas de txuleta y pollo yakitori, sándwiches y hamburguesas donde se priorizan el pan y la carne. Ésta puede ser de vacuno, de pollo o de jabalí, y también existe una alternativa vegana a partir de quinoa.

La triple oferta de panadería, pastelería y cafetería que, a su vez, reparte su carta global en desayunos, meriendas y cenas que conviven con una sencilla barra de pintxos, procura éxito a Goxo Break desde que abrió sus puertas en 2015. Por eso, al margen de incorporar un buen perrito caliente, que también figura entre los deseos inmediatos, la relación de objetivos del negocio incluye grandes metas como su expansión en formato franquicia, o como socio de los nuevos despachos. Con decisión y convencimiento, pues, ya lo dijo Alicia, la única forma de lograr lo imposible es creer que sí es posible.

Coordenadas

/ Otros Internacional.

/ Te gustarán.