Williamsburg

Williamsburg, esencia norteamericana para las burger más atrevidas
Williamsburg
Williamsburg
3 Octubre, 2022
Abraham Rivera
Dos establecimientos, uno en Rivas-Vaciamadrid y otro en Móstoles, muestran lo más selecto de la cocina de Williamsburg. Una hamburguesería que gusta de presentar creaciones insólitas.

La fama les precede. Solo hay que ver lo bien que les tratan en las redes sociales, donde sus dos establecimientos no paran de recibir halagos. También lo hacen youtubers y famosos, entre ellos Omar Montes —que a comienzos de año se dejó ver por su recinto de Móstoles— o Cenando con Pablo, el influencer que lo mismo devora estrellas Michelin que se sienta en una modesta casa de comidas. 

Williamsburg tiene un poco de esto último, aunque con un perfil más renovado y actualizado. Dan de comer unas deliciosas hamburguesas que aportan creatividad y buen producto a partes iguales. “Lo de probar con cosas diferentes me viene desde hace mucho. Siempre que voy a un supermercado, estoy dándole vueltas a posibles combinaciones. Esto es un no parar”, confiesa Juan Pedro Gallardo, un mallorquín, valenciano de adopción, que se ha dejado conquistar por el sur de Madrid, donde en menos de tres años ya ha abierto dos locales. “Y para diciembre esperamos dejarnos caer por San Sebastián de los Reyes”, comenta risueño, con un punto de orgullo. Mirando al norte de la capital y quien sabe si a más sitios. 

Av. Aurelio Álvarez, 4, Local 1
Rivas-Vaciamadrid Madrid
España

Invenciones en el burger 

En todo caso, el primero, en Rivas-Vaciamadrid, siempre tiene algo de especial. Una aventura a la que se lanzó sin red. “Fue un 28 de diciembre de 2019. El día de los inocentes. Siempre había sido algo que me había gustado, desde los 16 años vengo dedicándome a trabajar en diferentes espacios hosteleros, desarrollando equipos de trabajo y dando todo de mí”, apunta Jota, que es el nombre por el que le conocen todos, con los 30 recién cumplidos. 

burger

De esta forma han ido creando e innovando, sin tener miedo a invenciones que alternaban pulled pork, curry o carnes maduradas de 45 días. Al final, lo que nos encontramos es una hamburguesa muy jugosa y estable, con un pan brioche, grácil y aéreo, que envuelve una carne de 200 gramos. Todo ello con muchos aportes, que nunca desentonan. Gusta mucho la Rodeo, con pulled pork, doble queso Cheddar, bacon crujiente y su salsa barbacoa; la Williamsburg, una revisión de la legendaria Cheeseburger, con hoja de roble, tomate, bacon, pepinillo, cebolla morada y queso Cheddar; la Nirvana, con queso manchego, sobrasada, cebolla caramelizada y mostaza de Dijon; o la Sinaloa, la preferida del cantante de Pan Bendito que les visitó hace unos meses, con guacamole, jalapeño, Cheddar y chile con carne. 

Malabarismos con la carne 

Estos son ya sus clásicos, aquellos que no pueden faltar entre los más asiduos. Sin embargo, también le dan a las ediciones especiales, tan de moda y necesarias en los tiempos que corren. Si estamos atentos a su Instagram (donde ya tienen más de diez mil seguidores) podremos ser partícipes de locuras como su hamburguesa más atrevida, confeccionada con gofres, salsa de miel y mostaza, cebolla crujiente, queso Cheddar, bacon y un trozo de carne de res. 

Y para los que gustan de probar algo más variado, nada impide que se puedan elegir sus famosas costillas, con ese punto dulce que le da el bourbon y el sésamo, las hamburguesas vegetarianas, las ensaladas o los wraps, otra de las especialidades que bordan.

postre

La coronación, como bien manda el canon del buen glotón, llega a su fin con unos postres que juegan con bien de dulcerías. Hay una cheescake, con salsa de arándanos, brownie de chocolate, o helados de fantasía, como el Limited Milkshake, que lleva vainilla, Filipinos blancos, nata y sirope. 

Diseño ochentero 

Lo mejor, en cualquier caso, lo dejamos para el final. Un diseño interior que consigue transportarnos hasta el mítico barrio neoyorquino de Williamsburg, con neones, carteles en las paredes, matrículas de coches ochenteros y una decoración que recrea una pista de baloncesto, con su graderío original y las rejas de maya características. 

interior

El ambiente, que inunda el perfume de las brasas de carbón vegetal, imprescindible para todo lo que va saliendo de su cocina, es lo último que termina por definir un lugar que lo tiene todo para seguir conquistando Madrid. Ciudad a ciudad. Haciéndose el rey de las hamburguesas, trono tremendamente disputado, pero donde Jota es un innovador excelente. Lo aplaudimos. 

Coordenadas

/ Otros Americana.

/ Te gustarán.