¿TIENES MÁS DE 18 AÑOS?
Google+
Tradicional.  Salgadoiro.
Rúa Augusto González Besada, 9, Sanxenxo.(Pontevedra)

Salgadoiro: cocina sin fronteras en el corazón de Sanxenxo

Jorge Guitián 20/05/2021

La de Salgadoiro es una propuesta que nace de la tradición, pero que ha sabido evolucionar sin ataduras hacia un estilo propio, una cocina única en la zona que está atenta a las tendencias y que hace de los guiños a los sabores del mundo una de sus señas de identidad.

Salgadoiro es uno de los nombres más populares de la cocina de Sanxenxo y su entorno, algo especialmente destacable cuando, como aquí, hablamos de uno de los puntos calientes del turismo en Galicia, lo que conlleva una oferta gastronómica amplia y diversa. ¿Cuál es el secreto de este local para conseguir ser igualmente popular entre turistas y público local? Por un lado, una trayectoria de años que los ha convertido en un nombre de solidez contrastada tras pasar por diferentes locales y ubicaciones dentro del término municipal. La solvencia y la solidez que los años han ido dando a la marca son, sin duda, uno de sus grandes activos. 

Por otro lado, una evolución constante. Desde aquel local original en el vecino pueblo de Portonovo, en el que el restaurante ocupaba el edificio de una antigua fábrica de salazón -de ahí su nombre- que reforzaba, de algún modo su apuesta por el producto y la tradición gastronómica local, muchas son las cosas que han ido cambiando o, por ser más precisos, evolucionando, enriqueciendo la propuesta de este local atípico y de marcada personalidad. 

Instalado ya en Sanxenxo, y más en concreto en una de las mejores esquinas del centro del pueblo, Salgadoiro ha ido dando pasos buscando diferenciarse dentro de la oferta de la zona, consciente de la importancia del cliente turístico, pero alejándose del tópico, tratando de dar forma a una oferta innovadora, en clave contemporánea que, si bien no olvida sus raíces, plantea platos con enfoques diferentes, pensando en un público de paso que no siempre busca simplemente tradición, pero también en el cliente local, que demanda cada vez más propuestas diferentes. 

Salgadoiro

El tercer pilar en el que se asienta la propuesta del restaurante es el equipo. Eva y Fabián, los propietarios, son naturales de la zona, conocen bien su despensa, su tradición y al público local. Los dos cuentan con una larga trayectoria en hostelería de la comarca que se complementa con la formación de Fabián, quien estudió y tuvo sus primeras experiencias profesionales en hostelería en Suiza. La combinación de estos tres vectores -trayectoria consolidada, evolución y equipo- han acabado dando forma a un proyecto con personalidad bien definida, una esquina única en el kilómetro cero del pueblo, a la entrada del pequeño casco viejo y con vistas al náutico y a la playa de Os Barcos. 

Salgadoiro es hoy en día un local diáfano, abierto al ambiente siempre animado del centro urbano a través de grandes cristaleras por las que se cuela la luz única de la Ría de Pontevedra; es un local con diferentes ambientes, perfecto para tomarse un vino en la zona de entrada, para hacer un recorrido por su carta en la zona de comedor, o para relajarse en rincones para disfrutar de un combinado sin prisas, escuchar música y prolongar las sobremesas dejándose llevar por el ritmo inconfundible de la localidad. 

En cuanto a la oferta de cocina, en la carta de Salgadoiro se encuentra algo para todos los públicos y para todos las ocasiones. Estructurada en actos, como si de una pieza teatral se tratase, en su parte inicial recoge propuestas de tapeo que se centran en pequeños productores artesanos y en una selección de productos de calidad contrastada. 

Salgadoiro

De este modo, el primer acto lo componen las conservas de marcas como Los Peperetes, que aparecen junto a los embutidos de Galo Celta, la cecina de Discarlux o una selección de quesos artesanos elaborados con leche cruda en la que no faltan nombres de primer nivel como Iniesta Manzanaro, Airas Moniz o Touza Vella. Junto a ellos, ensaladas que confirman ese interés por el producto y una vocación renovadora: Atún rojo y algas, perdiz con frambuesas y trufa, palometa roja y cítricos, rilletes de pato con vinagreta…  

El segundo acto se centra en la oferta vegetariana, con platos que son ya clásicos de la casa como las empanadillas de repollo y shiitake o el aguacate en tempura con ponzu y mayonesa de miso. 

El tercer acto se va a propuestas más contundentes y puede considerarse el cuerpo central de su propuesta. Aquí, el espíritu viajero y la vocación cosmopolita se acentúan y nos llevan por un recorrido que pasa por platos como el Can Quente -su versión del clásico hot dog- con kimchi y queso brie, la hamburguesa de vaca vieja y foie fresco, los dim sum de Galo Celta, las sardinas asadas sobre pan de maíz, servidas con queso de O Cebreiro y trufa… El recorrido prosigue, en este apartado central, con elaboraciones como el pulpo, que se sirve a la brasa sobre fideos, o el arroz frito de panceta ibérica, en los que el producto brilla, como lo hace en el tuétano asado al Kamado con gambón y caviar de trucha. 

Hay tiempo aún para los huevos, en el Acto 4: desde los clásicos fritos con patatas y jamón ibérico, que se preparan con huevos de gallina de Mos, una raza autóctona gallega, hasta los huevos pochados sobre crema de patata, foie fresco y trufa. 

Quinto y último acto. Los postres: tan viajeros y disfrutones como el resto de la carta, bebiendo de aquí y de allá para mantenerse en el mismo espíritu cosmopolita de la oferta salada. El flan, por ejemplo, se sirve con sorbete de plátano, espuma de yuzu y yogur. Hay también una pie de limón o, para los más golosos, una sopa de chocolate blanco con sorbete. 

Salgadoiro

Cocina ecléctica, a la que es difícil poner etiqueta; un concepto que no se ciñe a las normas y que huye de fórmulas encorsetadas. La de Salgadoiro es una cocina viajera, pensada para disfrutar sin complejos, para huir de los tópicos y para diferenciarse; una propuesta única en su zona, de planteamientos cosmopolitas, atentos a las tendencias y a una buena selección de productos en la que los artesanos de proximidad tienen una importancia esencial. 

Salgadoiro es, de alguna manera, un reflejo del Sanxenxo contemporáneo, abierto a visitantes de medio mundo y con un fuerte peso, al mismo tiempo, del cliente local; un lugar que encuentra su lugar en el mundo a caballo de la tradición y de la innovación, que se renueva y se reinventa sin dejar nunca de lado ese aspecto hedonista, de disfrute más allá de las etiquetas. Y aún dentro de esa atmósfera es capaz de diferenciarse. Por su ubicación privilegiada, por la experiencia y el bagaje que acumula y por una carta que transmite las inquietudes, el desenfado y la intención renovadora e inconformista del equipo que está detrás. 
 

Galeria

Galeria

Añadir nuevo comentario

Texto sin formato

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de correos electrónicos y páginas web se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.