¿TIENES MÁS DE 18 AÑOS?
Google+

Buscador de Restaurantes

Asiática.  Guóc.
R/ de Gerona, 5, Vigo.(Pontevedra)

Guóc, un viaje experiencial por el continente asiático

Alberto Traversa 20/04/2022

Cuando muchos están en un viaje de ida, unos pocos, como el cocinero Alberto Diez, están en un viaje de vuelta; o mejor dicho de regreso a su querida cocina asiática. Porque eso es Guóc, un restaurante que además de su particular gastronomía puede convertirse en una auténtica experiencia cultural, ni bien el comensal esté atento a cada uno de los detalles que se exponen en este establecimiento.

Situado en Vigo y a metros de la transitada Gran Vía, Guóc casi podríamos decir que es el sueño cumplido de su creador, que un día, luego de pasar por los fogones de Pepe Solla o los hermanos Roca en Barcelona, decidió emprender un viaje iniciático por diversos países asiáticos. Allí se sumergió en una gastronomía de sabores intensos y cocciones largas, donde los frutos del mar y los productos de la huerta cobran protagonismo.

guoc

Pero si algo distingue a este noodles furancho, como reclama su cartel en la calle, es que absolutamente toda la cocina que ofrece tiene auténticas raíces asiáticas, aunque con algún matiz, como comenta Alberto Diez. “Si bien nuestro concepto gastronómico responde a la cocina asiática, algunos platos que ofrecemos están un poco adaptados al paladar de aquí, es decir, no solemos elaborarlos tan picantes como se hacen allí. En Guóc hacemos versiones de algunos platos orientales que intentamos que sean lo más fieles a las recetas originales, pero a veces también buscamos mejorarlos según mi propio criterio o sencillamente le damos un toque especial y diferente a la elaboración madre”, expresa el cocinero.

Hablar con el chef es recoger un recetario de anécdotas por aquel continente, en tanto que Olfa, su compañera en sala, apunta algunos de los platos más solicitados por una clientela que ya comienza a serle fiel al restaurante. La berenjena asiática (un producto de originario de Vietnam), que tiene más sabor y textura que la española, salteada al wok acompañada de setas shiitake y gambones, es una de las referencias imperdibles del Guóc. La hoja de Huantun rellena de pato Pekín (este con su laca y corteza crocante) con varias especias asiáticas y un toque de soja tostada al emplatarlo es también muy demandado por sus comensales. No es para menos, ya que la preparación del pato Pekín lleva bastante labor, puesto que previamente hay que marinarlo, secarlo, tostarlo y darle un buen tiempo en el horno.

guoc

A pesar de la buena acogida que está teniendo la propuesta del Guóc, Alberto Diez y sobre todo Olfa (como responsable de la sala) reconocen que no es fácil introducir este tipo de gastronomía en Galicia “ya que se trata de elaboraciones y productos bastante diferentes a los de la cocina clásica gallega”, expresa el chef. Por ello, cuando no tienen a su alcance la posibilidad de recibir materias primas del continente asiático, reelaboran el plato versionándolo con algún producto gallego. En este sentido podemos mencionar la calidad de sus diferentes Sopas Pho o el Chow mein con la salsa teriyaki (elaborada por el chef).

Un espacio idóneo

Entre tanta gastronomía asiática destaca también la ambientación del establecimiento con imágenes pintadas de oriundos danzando en derredor de un gran plato de noodle (los conocidos fideos finos de arroz); fotografías y postales de paisajes orientales o cuadros y retratos de pueblos perdidos. Un interiorismo del que se encarga especialmente Alberto Diez, aportando artículos, recuerdos y souvenirs de sus días en el continente asiático.
Pero lo más relevante del Guóc, además de su decoración, es su oferta gastronómica, que no responde a la propuesta actual de la restauración.

Hoy en día en cualquier restaurante podemos encontrar en su carta, seguramente, un par de platos de tendencia oriental; baos o gyozas por ejemplo, pero solo eso. La diferencia notable con el Guóc es que en él todas las elaboraciones y platos que salen de cocina tienen un origen y fundamento en la gastronomía asiática, intentando ofrecer incluso una interpretación lo más fidedigna a la receta original.

guoc

Y ya que hablamos de baos conviene reseñar que en este establecimiento esa elaboración dista mucho de lo que comúnmente se ofrece por ahí. En el Guóc los baos se elaboran artesanalmente, desde su relleno hasta la masa; todo se hace en esta esquina gastronómica. “Y esto solemos explicárselo a nuestros comensales —apunta Olfa— puesto que nuestros baos originales nada tienen que ver con lo que ofrecen otros locales”, sentencia la responsable de sala.

La propuesta del Guóc no solo es de servicio en mesa, ya que el restaurante dispone de una barra para los comensales que deseen estar más cerca de la sala de máquinas (cocina). En cuanto a la carta dulce del Guóc, también responde a elaboraciones propias, donde las frutas cobran más valor, especialmente los sabores cítricos. Para recomendar, su mousse de maracuyá o el tiramisú con té matcha. El Guóc busca también diferenciarse en su oferta de postres; los fanáticos de sabores azucarados no encontrarán en este local cremas y chocolates en exceso.

guoc

Y para maridar los platos del Guóc, no faltan los vinos gallegos entre una veintena de blancos y tintos y donde, además, es de recomendar su corta pero buena carta de cervezas, alguna incluso de origen tailandesa.

Al final de este viaje asiático nos vamos reconociendo la autenticidad de la propuesta de un establecimiento que siempre busca sorprender al comensal, renovando su carta mensualmente y donde no faltan tres tipos diferentes de baos; otros tantos currys y dumpligs, una cocina que responde a la identidad de Alberto Diez. “No tengo ningún talento especial, solo soy apasionadamente curioso” se autorretrata el chef vigués.

Galeria

Galeria

Otras sugerencias

Añadir nuevo comentario

Texto sin formato

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de correos electrónicos y páginas web se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.