Bao Li

Bao Li, un nuevo chino de lujo en pleno centro de Madrid
Bao Li
Bao Li
13 Marzo, 2023
Clara Villalón
En un entorno elegante y sofisticado, con una carta que ahonda en preparaciones chinas poco vistas, Bao Li busca convertirse en referente de alta gastronomía china en la capital.

La historia de María Li y Felipe Bao empieza hace muchos años en Aranjuez, donde su familia dio a luz el primer chino de la ciudad universitaria bajo el tan manido nombre de Gran Muralla. Poco a poco y con una vuelta temporal a China incluida, los Bao han ido dando a luz lo que ahora llaman Grupo China Crown y engloba más de diez restaurantes. Sin duda, esta reciente apertura es el proyecto más ambicioso de todos y, quizás por ello, lleva aparejado el apellido familiar.

interior

El local, situado a espaldas del Consejo de los Diputados, justo frente al Teatro de la Zarzuela y a escasos metros del Círculo de Bellas artes, es toda una declaración de intenciones. Tras la escalinata de la entrada se accede a un bar, a mano derecha, en el que se puede tomar un aperitivo para después pasar a la mesa en uno de sus diferentes salones. El rojo predomina en las paredes empapeladas y aterciopeladas, con mesas bien vestidas y vajilla de porcelana. La carta se entrega en la mano, de buena factura, y en ella abundan las referencias pero también se distingue por contar con platos poco vistos. Se complementa con dos menús degustación a 80€ y 100€.

C. de Jovellanos, 5
Madrid Madrid
España

Una carta larga con productos de fine dining

Según la definición que se recita en su web, en Bao Li “hay cocina cantonesa que se aleja de todo lo que se haya replicado hasta ahora en la cocina occidental, y que nace de años de investigación, viajes y estudios”. Aún en sus primeros días de apertura y con un servicio que necesita engrasar pero al que se le ven las mejores intenciones (si se piden recomendaciones hay que ir al grano sin ser necesarias explicaciones de los ingredientes que llevan todos los platos), la oferta destaca en cuanto a la ejecución de sus elaboraciones. Aunque podría ser un poco más fino el hojaldre, son sabrosos los mini wellingtons rellenos de char siu, que es un típico cerdo a la barbacoa al estilo cantonés, aliñado con diferentes salsas y especias, y es deliciosa la sopa de pollo y maíz, trabada como hacen ellos usando almidón y perfecta para entonar el cuerpo los días más fríos.

fideos

Muchos platos llegan con una vela debajo, detalle que hace que cuando se sirven al centro para compartir no pierdan la temperatura mientras se terminan de degustar. Ejemplo de ello es la sopa pero también los deliciosos fideos de bonito con cerdo ibérico adobado y diferentes verduras, ligeros a la vez que llenos de sabor. No puede faltar una selección de dim sum con rellenos que buscan estar a la altura de la elegancia del local: langostinos, txangurro, marisco, foie y trufa negra, wagyu, bogavante… Escogí los rellenos de txangurro que contaban con una masa delicada y tierna, perfecta de cocción, y un interior de lo más sabroso y jugoso.

arroz golden lotus

Podría ser un poco más generosa la ración de arroz envuelto en hoja de loto con vieira, langostinos y calamares y es que apenas da para un par de cucharadas si se comparte y es delicioso por punto, por melosidad, por combinación de sabores… Uno de los imprescindibles es el black angus caramelizado en una salsa agridulce casera elaborada a partir de kumquats, esas pequeñas naranjitas tremendamente aromáticas que se comen enteras. Y si se quiere optar por una elaboración muy poco vista, la opción perfecta será el tofu dorado relleno de carne de cerdo y regado con una salsa a partir de abalon y pak choi. De mordida cremosa y un sabor que juega al mar y montaña, peculiar sin duda alguna. Me quedaron pendientes su varios platos de pescado y marisco, tremendamente apetecibles y a precios elevados, como no podía ser de otra manera teniendo en cuenta la categoría de restaurante a la que aquí se juega.

black angus

Los postres siempre son limitados en los restaurantes asiáticos, había un par pero se optó por finalizar con las nueces caramelizadas que se sirven siempre al lado de la cuenta, ¡son altamente adictivas! El local invita a quedarse y disfrutar de una buena sobremesa, con calma y tranquilidad.

Coordenadas

/ Otros China.

/ Te gustarán.