¿TIENES MÁS DE 18 AÑOS?
Google+
Paddle surf
Ocio  

Paddle surf: 10 claves para disfrutar desde la primera sesión

Sergio Fernández Tolosa 12/08/2015

El paddle surf es un deporte areobico que se practica al aire libre, en contacto con el agua y que desde la primera sesion tonifica tu cuerpo, mejora tu equilibrio, te hace ganar fuerza, resistencia, perder grasa y, ademas, te permite broncearte mientras navegas.

El paddle surf, también conocido como surf de remo o como SUP –del ingles, Stand Up Paddle-, irrumpió hace unos pocos años en nuestras costas, lagos y embalses como una novedosa y llamativa forma de desplazarse sobre el agua. Desde entonces, no ha dejado de ganar adeptos. Y es que aunque de entrada cueste imaginar el enorme potencial de sus beneficios para el cuerpo y la mente, el surf de remo es en realidad una de las disciplinas de ocio activo mas completas y recomendables del momento.

1. Una tabla, un remo, un cuerpo

Como la gran mayoría de disciplinas deportivas que se practican en la naturaleza, el paddle surf tiene su origen en la necesidad del ser humano de desplazarse de un lugar a otro. En este caso, el paddle surf es una adaptación destinada al ocio, pero el hombre ha navegado sobre tablas o canoas en las que permanecía de pie y se propulsaba con un remo o una pértiga desde tiempos inmemoriales.

2. Deporte a medida

El paddle surf no requiere ningun tipo de experiencia previa, ni tampoco demanda necesariamente un gran estado de forma. En contra de lo que puede parecer, en realidad es un deporte fácil y si utilizamos la tabla adecuada y atendemos a las explicaciones que nos de el instructor el primer día, disfrutaremos de la actividad desde la primera sesión.

Solo se trata, por tanto, de adaptar el nivel de exigencia de la salida al nivel de preparación y estado de forma de cada cual. En el mar o en el océano, especialmente si hay oleaje, el trabajo será intenso y exigente, pero si navegamos sobre aguas tranquilas y sin viento, la experiencia será un paseo plácido y relajante.

3. Cuestión de equilibrio

Aunque desde tierra firme puede parecer complicado aguantar en pie sobre la tabla, en aguas tranquilas y con una tabla de iniciación –más ancha que la de travesía o competición– resulta realmente factible. Para ello es importante centrarse sobre la tabla, relajar el cuerpo, estirar los brazos, mirar siempre al frente y, sobre todo, remar. Esto último es realmente eficaz, pues cada vez que el remo entra en el agua, nuestro equilibrio mejora.

Si hay oleaje o de entrada nos cuesta mantenernos en pie sobre la tabla, podemos empezar a remar de rodillas. A medida que ganemos confianza, ya podremos ir levantándonos.

4. Ejercicio completo, cuerpos armoniosos

El paddle surf es una disciplina realmente completa: si remamos de manera correcta, trabajaran desde los gemelos hasta el trapecio, pasando por los cuádriceps, gluteos, dorsales, deltoides, abdominales, biceps, pectorales...

Uno de los errores más habituales entre los principiantes –especialmente los que alquilan una tabla por su cuenta– es remar únicamente con los brazos, lo cual suele producir una fatiga prematura y una claudicación muscular que obliga a parar antes de cumplirse la hora de actividad. Si nos ocurre esto, no debemos desilusionarnos.

Tomar clases con un monitor es muy recomendable para empezar a dominar la técnica que permite remar durante horas sin notar cansancio en las extremidades superiores, pues el esfuerzo se reparte entre otros grupos musculares más fuertes –piernas, espalda, core y hombros–, acostumbrados a trabajos de fuerza y resistencia más exigentes y duraderos que los brazos.

5. Refuezo del core, mejor postura

La remada perfecta consiste en combinar el movimiento de piernas, tronco y brazos, convirtiendo el cuerpo en una larga palanca que actúa de forma coordinada desde la planta de los pies hasta las manos. De esta manera, el remo pasa a ser una extensión del cuerpo y la musculatura del core se refuerza gracias a un trabajo constante que nos ayudará a mejorar, prácticamente sin darnos cuenta, nuestra postura natural.

Ademas, sobre la tabla daremos varias remadas por un lado y luego cambiaremos al otro, con lo que el desarrollo muscular se distribuye de forma equitativa, evitando hipertrofias y asimetrías musculares.

6. Simbiosis perfecta

Para que la simbiosis entre cuerpo, remo y mar sea total, hay que graduar correctamente la altura del remo. Solo así aprovecharemos la fuerza realizada, lograremos optimizar la técnica y evitaremos malas posturas y posibles molestias musculares. La longitud ideal se calcula apoyando la pala en el suelo, en posición vertical, manteniendo la mano derecha en la empuñadura, con el brazo extentido hacia arriba.

También es importante elegir la pala adecuada en función de la fuerza de cada cual. A mayor superficie, más fuerza se necesita para remar, pero también se avanza a mayor velocidad. Cabe señalar que aunque el paddle surf es un deporte muy joven, hoy día ya existen dos líneas completamente distintas: la de olas y la de travesía. Esta especialización ya ha favorecido la aparición de multitud de modelos de tablas de formas y medidas distintas, con diseños específicos para aguas tranquilas, mares agitados, ríos, etc.

7. Propiocepción sobre el agua, ideal para corredores

El mero hecho de permanecer de pie sobre una superficie inestable y en constante movimiento como la tabla de paddle surf puede ser realmente útil para reforzar la musculatura de tobillos, rodillas, cadera y core.

Este ejercicio de equilibrio continuado, realizado de forma absolutamente refleja y sin impacto, es muy apropiado tanto para recuperarse de algunas lesiones como para evitar otras. Para los corredores, por ejemplo, es ideal como ejercicio de propiocepción, pues mejora la respuesta del organismo ante los cambios imprevistos en el terreno, ayudando reequilibrar el cuerpo y evitar percances en las articulaciones.

8. Paddle yoga, paddle pilates... relax y equilibrio sobre el agua

Cada vez más escuelas de SUP ofrecen sesiones de yoga y de Pilates sobre tablas de paddle surf. El agua en suave movimiento añade un extra de equilibrio a los ejercicios, potenciando el equilibrio, la resistencia y la fuerza, a la vez que el hecho de estar al aire libre, escuchando el sonido del mar, contribuye a la relajación.

9. Qué comer antes, durante y despues de una sesión de paddle surf

El gran número de grupos musculares que se utilizan en el paddle surf y el hecho de que se practique al aire libre hacen que el gasto energético sea relativamente elevado. Los expertos aseguran que 30 minutos de paddle surf equivalen a correr 10 km a nivel muscular y cardiovascular, aunque el consumo energético es menor que el de la carrera a pie y se sitúa también por debajo de la natación, con unas 300 kilocalorias por hora de ejercicio a ritmo moderado.

Antes de empezar, conviene ir bien hidratado y haber desayunado alimentos ricos en carbohidratos compuestos, cereales integrales, fruta, etc. Durante el ejercicio, si la sesión se prolonga más de una hora, podemos tomar alguna barrita de muesli o frutas desecadas. Sin embargo, lo más comodo y recomendable es llevar una pequeña mochila de hidratación con agua enriquecida con sales minerales o bebida isotónica.

10. Donde aprender

Listado de escuelas oficiales de paddle surf de la IOSUP (International Organization Stand Up Paddle Surf) que podems encontrar actualmente en las costas de España:

Barcelona

Moloka'i

Escola Catalana de Surf

Tarragona

Delta Paddle Surf

Valencia

Supskull Paddle Surf Company

Alicante

Parres Water Sports

Euskadi

Hondarribia Sup Skola

C4 Sup Center

Asturias

Escuela Asturiana de Surf

Rompiente Norte

Marbella

Paddle Surf Marbella

Huelva

Paddle Surf Costa de la Luz

Mallorca

Mallorca Kiteboarding & SUP

Fuerteventura

Line Up Oceans Sports Center

Lanzarote

Zoo Park Famara

Tenerife

Escuela Canaria de Surf

Añadir nuevo comentario

Texto sin formato

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de correos electrónicos y páginas web se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.