¿TIENES MÁS DE 18 AÑOS?
Google+

Buscador de Restaurantes

Balear.  Café Poupette.
Pl. Sa Feixina, 1, Palma.(Balears)

Café Poupette, un café, brasserie & delicatessen en el corazón del Parque de Sa Feixina

Anna Carrascal 02/06/2022

Rodeado de árboles y con la imponente presencia del enigmático edificio de Es Baluard Museo de Arte Moderno y Contemporáneo, Café Poupette exhibe su coqueto local junto a una acogedora terraza que invita a sentarse y dejarse llevar con una selección de manjares acordes al momento del día.

El Banana Clip Group ya enamora en la capital de la isla con otros dos restaurantes: el italiano Rikito y el de cocina asiática Mr. Xiao, pero en la búsqueda de crear un concepto all day, este nuevo restaurante del grupo se ha proyectado en un Bistró-Brasserie, donde también poder disfrutar de desayunos y snacks tardíos dignos de una épicerie fine.

Café Poupette

El entorno es espectacular y es que el parque urbano de Sa Feixina recoge este acogedor Café, a tan solo un paso del paseo marítimo y que separa la Avenida de Jaume III, conocida por sus numerosas tiendas, del moderno barrio de Santa Catalina. Un ambiente propicio con un servicio extrovertido y entregado. En su interior se recoge una selección de productos naturales de la zona como cerámicas, libros, aceites, hierbas y otras exquisiteces que se pueden adquirir como recuerdo y para disfrute propio.

El restaurante aspira a ofrecer tres cartas según el momento del día elegido: los desayunos de 9:30 a 12:00, los snacks para las tardes de 16:00 a 19:00 y las comidas y cenas.

Café Poupette

Durante los desayunos aguardan los huevos, brioches o french toasts, una selección de boulangerie y platos más opulentos como el continental, con la baguette con mantequilla francesa y mermelada como protagonistas, o el full english, con huevos fritos, bacon, salchichas, alubias en tomate, tomates cherry al horno y champiñones Portobello, para los más voraces.

Sin nunca olvidar a su Sophisticado, una tosta de cereales con aguacate, tomate cherry, rúcula y rábano. Elegancia en cada plato que se completa gracias a un selecto repertorio de cafés y tés, una serie de zumos naturales revitalizantes y un Bloody Mary para aquellos que requieran hacer frente a la desazón de la noche anterior.

Café Poupette

Las comidas y cenas dan paso a una carta donde ensaladas frescas y originales estimulan el apetito, como la Watermelon Sugar High, un refrescante mixtión de sabores donde el pepino y la sandía se sirven con piñones asados, hierbabuena, cebolla morada y queso feta. Además, los clásicos regalan elegantes platos como el ceviche de dorada, con un maridaje de lima con leche de tigre, maíz crujiente, cebolla morada y cilantro y los espárragos verdes asados con láminas de parmesano, aceite de oliva de la isla y ralladura de lima.

Café Poupette

Para los amantes de los entrepanes, el Club Sandwich Club (como ellos le llaman) y la dirty bacon cheese burger son dignos de mención. El primero, con bacon crujiente, jamón York, aguacate, tomate, lechuga, Cheddar y pepinillos y la hamburguesa, con doble queso Cheddar, bacon crujiente, confit de cebolla, lechuga, tomate, pepinillos y su salsa secreta Poupette. A este par se le adhiere el Croque Monsieur de uncle truffle, una toastie con queso Emmental gratinado, jamón York, crema casera de trufa blanca y trufa negra fresca. ¿Pas mal, verdad?

Café Poupette

La delicadeza llega con los platos principales como los mejillones Bouchot, cocinados en salsa de chalotas, puerro y vino blanco y servidos con patatas fritas caseras, la lubina con salsa Vierge y tomates cherry al horno con puré de patata o el entrecot de cebón gallego con zanahorias baby glaseadas, patatas fritas y salsa Bearnesa.

Tres clásicos coronan la carta de postres con el auténtico Paris Brest, un choux relleno de crema praliné y almendras tostadas, la tartaleta de limón y merengue y el choco-finger, un ganache de chocolate, caramelo salado y cacahuetes.

Café Poupette

Las escapadas durante la tarde son también una gran opción en el Café Poupette. Tablas de embutidos y quesos acompañadas de primorosos vinos, sándwiches como el baguette parisinocompte, jamón York, pepinillos y mantequilla francesa o la focaccia de la mamma, con mozzarella, tomate, rúcula y pesto. Los snacks caseros te harán la boca agua con la stracciatella cremosa, el paté de campagne, las anchoas con mantequilla o el hummus Mektoub.

El punto verde lo aportan un par de ensaladas como una César con pollo y salsa casera o la Ensalada de la abuela preparada con lechuga francesa. Sin dejar de lado los dulces, como el bizcocho de limón y naranja, el pastel choco-marmoleado o el big-*ss cookie, una galleta XXL con praliné y nueces.

Vibraciones de gusto y selección en una parada de calma en el centro de Palma.

Visítalo de miércoles a domingo de 9:30 a 00:00.

Fotos: Matías Ponsico

Galeria

Galeria

Otras sugerencias

Añadir nuevo comentario

Texto sin formato

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de correos electrónicos y páginas web se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.