¿TIENES MÁS DE 18 AÑOS?
Google+
Tsukune de pato con huevo
Carnes y aves

Tsukune de pato con huevo

Laia Antúnez 10/10/2020

Esta receta ejemplifica a la perfección la propuesta gastronómica del restaurante Palo Verde (Barcelona): “cocina al carbón pinchada en un palo”. El tsukune es una especie de albóndiga típica de la cocina japonesa que se elabora con carne de pollo, y que se cocina al estilo yakitori. Para marcar la diferencia, el chef ha preferido apostar por la carne de pato y agregarle un potente jugo elaborado con los huesos del mismo animal. Toda una exquisitez.

Ya en la mesa, el chef Ludwig Amiable recomienda coger la brocheta y mezclar la carne con el huevo, degustando el tsukune a bocados. Un plato que se come con las manos y que, además, nos permite disfrutar del sabor ahumado de la brasa. Para finalizar, el berro rojo tiene un efecto refrescante ya que limpiará nuestra boca de la intensidad de la carne y de la potencia del jugo de pato. 

Preparación: 50 min
Dificultad:

Nota nutricional:  Perteneciente al grupo de las aves, la carne de pato ofrece una elevada cantidad de proteínas de valor biológico que ayudan a fortalecer el sistema inmunológico, aumentar las defensas y reparar las células, especialmente las responsables de la regeneración del pelo, la piel, las uñas y ciertos órganos. También es una fuente de hierro de fácil absorción y de vitaminas, especialmente las del grupo B. De hecho, es fuente de vitamina B5 o ácido pantoténico, que ayuda a combatir el estrés y las migrañas y a reducir el exceso de colesterol. Su alto nivel de sodio es algo que deberán tener en cuenta las personas con la tensión arterial alta.

Para 5 raciones

  • Patatas traseras y alitas de un pato
  • 5 huevos
  • Salsa teriyaki
  • Berro rojo
  • Mantequilla
  • Sal
  • Pimienta
Elaboración

- Deshuesar las patas posteriores y las alitas de pato, manteniendo la piel. Poner la carne unos 20 minutos en el congelador para que, posteriormente se pueda picar mejor. Reservar los huesos. 

- Sacar la carne del congelador y triturar con ayudar de una picadora, añadiendo un poco de sal y pimienta. 

- Con la mano, coger porciones de carne de unos 70-80 gramos, darle forma y poner en un palo de madera para las brochetas.

- Disponer las brochetas en una bandeja, tapar con papel film y colocar a la nevera durante un par de horas para que la bola de carne vaya cogiendo consistencia. 

- Mientras tanto, colocar los huesos del pato al horno y cocerlos durante 30 minutos a 200°C. Cuando estén torrados, retirarlos del horno y preparar el caldo con ellos. 

- Colar el caldo y colocarlo en un cazo a fuego bajo, dejándolo reducir hasta obtener un jugo intenso. Reservar. 

- Colocar las brochetas de tsukune, aún frías de la nevera, sobre la brasa y dorarlas. Dejar que se vayan ahumando, con la ayuda de un abanico, y con el humo provocado por la misma grasa que va cayendo sobre las brasas.

- Mientras tanto, colocar una yema cruda en medio del plato. Acercar el plato al calor de la brasa para darle temperatura y que vaya cogiendo también el ahumado, evitando que el huevo se cueza.

- Aparte, calentar la salsa de jugo de pato y reducir con una nuez de mantequilla.

- Cuando la carne haya cogido color, coger un pincel y lacarla con un poco de salsa teriyaki y con salsa de jugo de pato para darle más sabor. Mantener la brocheta a la brasa un poco más hasta que esté del todo dorada.

- Poner la brocheta de tsukune al lado del huevo, regar con un poco de salsa de jugo de pato y acompañarla con berros rojos.

Galeria

  • Tsukune de pato con huevo
  • Tsukune de pato con huevo
  • Tsukune de pato con huevo
  • Tsukune de pato con huevo
  • Tsukune de pato con huevo
  • Tsukune de pato con huevo
  • Tsukune de pato con huevo
  • Tsukune de pato con huevo
  • Tsukune de pato con huevo

Añadir nuevo comentario

Texto sin formato

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de correos electrónicos y páginas web se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.