¿TIENES MÁS DE 18 AÑOS?
Google+
Tapas y aperitivos

Paté de tomate y pimiento vegano, crujiente de quinoa, pipas y sésamo

Anna Mas 25/12/2021

Ingredientes

Ingredientes para el paté:

  • 100 g de tomate seco
  • 250 g de pimiento rojo
  • 1 diente de ajo
  • 150 ml de aceite de oliva suave
  • 1 cucharada de salsa de soja
  • 1 g de orégano seco
  • 1 pizca de comino en polvo
  • 1 cucharada de pimentón dulce
  • 25 g de almendras tostadas
  • Sal y pimienta al gusto.

Ingredientes para el crujiente de quinoa

  • 150 g de quinoa
  • 40 g de agua
  • 20 ml de agua
  • Sal
  • 2 cucharadas de pipas peladas
  • 2 cucharadas de sésamo tostado

El restaurante La Santa de Ribes de Freser, en el Pirineo gerundense, tiene una carta deliciosa elaborada con platos tradicionales. Pero también tiene algunas propuestas vegetarianas y veganas. Nos han ofrecido la receta de un plato exquisito, el paté de tomate y pimiento, crujiente de quinoa, pipas y sésamo.

Fotos: Martí Artalejo. 

Dificultad:

Nota nutricional:  La quinoa es un pseudo cereal muy nutritivo considerado un superalimento. Su principal atractivo es que, siendo un alimento vegetal, contiene aminoácidos y vitaminas esenciales, así como una alta dosis de vitaminas y un alto contenido en fibra. Puede cocinarse como plato principal, ya que a menudo se utiliza como sustituto del arroz, o en ensaladas. Esta receta, además, incluye ingredientes que son potentes antioxidantes: los tomates, el pimiento, las semillas de sésamo y las pipas.

Ingredientes para el paté:

  • 100 g de tomate seco
  • 250 g de pimiento rojo
  • 1 diente de ajo
  • 150 ml de aceite de oliva suave
  • 1 cucharada de salsa de soja
  • 1 g de orégano seco
  • 1 pizca de comino en polvo
  • 1 cucharada de pimentón dulce
  • 25 g de almendras tostadas
  • Sal y pimienta al gusto.

Ingredientes para el crujiente de quinoa

  • 150 g de quinoa
  • 40 g de agua
  • 20 ml de agua
  • Sal
  • 2 cucharadas de pipas peladas
  • 2 cucharadas de sésamo tostado
Preparación:

Para el paté:

- Colocamos el tomate seco en un recipiente y lo hidratamos con agua templada durante unas 4 horas. Pasado este tiempo, escurrimos los tomates y los reservamos.

- En el horno o la parrilla, asamos el pimiento rojo. Lo dejamos enfriar, lo pelamos y reservamos.

- Con la ayuda de un robot de cocina o una licuadora, trituramos los tomates, el pimiento, las almendras y el aceite de oliva. Seguidamente añadimos el resto de los ingredientes (el ajo, la salsa de soja y las especias) y lo volvemos a triturar hasta conseguir un puré homogéneo. Lo rectificamos de sal y pimienta.

- Lo reservamos en el frigorífico bien tapado con papel film a contacto.

Para el crujiente de quinoa:

- En un cuenco, ponemos la quinoa en remojo durante cuatro horas. La colamos y reservamos.

- Precalentamos el horno a 180 grados.

- Con la ayuda de un robot de cocina o una licuadora, trituramos la quinoa, el agua, el aceite y la sal hasta obtener una masa líquida.

- Dividimos la masa en dos partes (para dos bandejas de horno). En una fuente de horno ponemos papel sulfurizado y encima un poco de aceite de oliva para que no se pegue el crujiente.

- Echamos dos cucharadas de la masa haciendo un círculo con cada crujiente. Luego rociamos cada crujiente con pipas peladas y las semillas de sésamo tostado.

- Lo cocinamos en el horno durante 14 o 16 minutos, hasta que estén dorados. Los sacamos del horno y los dejamos enfriando.

- Con la cantidad de masa que tenemos podemos repetir la operación.

- Los crujientes se pueden reservar en un táper bien cerrado para que no entre la humedad

Presentación:

- En el centro del plato servimos una ración de paté de tomate, con un molde o una manga pastelera.

- Colocamos a los crujientes alrededor, apoyados en el mismo paté.

- Lo decoramos con algunos brotes de rúcula, rábanos, hojas de albahaca, etc.

- Y lo acabamos con unas semillas de sésamo o almendras tostadas y un chorro de aceite de oliva.

 

Preparación

Preparación / Pasos
Preparación:

Para el paté:

- Colocamos el tomate seco en un recipiente y lo hidratamos con agua templada durante unas 4 horas. Pasado este tiempo, escurrimos los tomates y los reservamos.

- En el horno o la parrilla, asamos el pimiento rojo. Lo dejamos enfriar, lo pelamos y reservamos.

- Con la ayuda de un robot de cocina o una licuadora, trituramos los tomates, el pimiento, las almendras y el aceite de oliva. Seguidamente añadimos el resto de los ingredientes (el ajo, la salsa de soja y las especias) y lo volvemos a triturar hasta conseguir un puré homogéneo. Lo rectificamos de sal y pimienta.

- Lo reservamos en el frigorífico bien tapado con papel film a contacto.

Para el crujiente de quinoa:

- En un cuenco, ponemos la quinoa en remojo durante cuatro horas. La colamos y reservamos.

- Precalentamos el horno a 180 grados.

- Con la ayuda de un robot de cocina o una licuadora, trituramos la quinoa, el agua, el aceite y la sal hasta obtener una masa líquida.

- Dividimos la masa en dos partes (para dos bandejas de horno). En una fuente de horno ponemos papel sulfurizado y encima un poco de aceite de oliva para que no se pegue el crujiente.

- Echamos dos cucharadas de la masa haciendo un círculo con cada crujiente. Luego rociamos cada crujiente con pipas peladas y las semillas de sésamo tostado.

- Lo cocinamos en el horno durante 14 o 16 minutos, hasta que estén dorados. Los sacamos del horno y los dejamos enfriando.

- Con la cantidad de masa que tenemos podemos repetir la operación.

- Los crujientes se pueden reservar en un táper bien cerrado para que no entre la humedad

Presentación:

- En el centro del plato servimos una ración de paté de tomate, con un molde o una manga pastelera.

- Colocamos a los crujientes alrededor, apoyados en el mismo paté.

- Lo decoramos con algunos brotes de rúcula, rábanos, hojas de albahaca, etc.

- Y lo acabamos con unas semillas de sésamo o almendras tostadas y un chorro de aceite de oliva.

 

Galeria

Ctra N-260 km 128 Ribes de Freser
Ver ubicación

Añadir nuevo comentario

Texto sin formato

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de correos electrónicos y páginas web se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.