¿TIENES MÁS DE 18 AÑOS?
Google+
Sala 2 de Apolo
Ocio  

Nuevos retos en los diez años de La 2 de la Sala Apolo de Barcelona

Gastronosfera 09/02/2016

Este año 2016 es un año de celebraciones para distintas salas de concierto y hoy nos vamos a centrar en una de ellas. La sala pequeña de Apolo, la llamada La 2, cumple 10 años abierta al público para deleite de melómanos y aficionados a cualquier tipo de género musical.

Cuando abrió sus puertas en el 2006 fue un soplo de aire fresco en una ciudad que necesitaba urgentemente una sala de pequeño aforo pero equipada como las grandes superficies musicales y eso es lo que representó La 2 de Apolo.

Una sala, al parecer algo fría, con rejas metálicas y toda embutida en una caja negra de muy poca iluminación, eso sí, desde los primeros conciertos nos pudimos dar cuenta que el equipo de sonido era de Champions, de lo mejorcito que tenemos por Barcelona y además, vale la pena agradecérselo, Xavi Ollé se convirtió desde su recinto de sonido en un talismán para que la escena barcelonesa y nacional sonara como debe sonar. Se trata sin duda alguna de uno de los mejores técnicos de sonido que podemos tener y su amor por la música consigue que los músicos que pasan por la sala se sientan como en casa.

La 2 de Apolo ha visto nacer iniciativas y proyectos que más adelante se han hecho mayores y se han emancipado. Toda una generación del indie catalán pasó y creció entre esas cuatro paredes, bandas que en su día a duras penas conseguían atraer a 100 ó 150 personas y que hoy en día llenan la sala grande de Apolo varios días seguidos o incluso se les ha quedado pequeña. Formaciones musicales como Mishima, Standstill, Sidonie o Love of Lesbian son claros ejemplos de lo que estoy hablando.

Algunos sellos discográficos emergieron y aumentaron la salud musical de la Barcelona indie durante estos diez años, y desde luego no se entendería su emergencia si no fuera por la residencia que les ofrecía la sala pequeña de Apolo. Sin ir más lejos, Backrobber y Aloud Music son dos ejemplos de discográficas independientes que hicieron de La 2 su segunda casa.

Por La 2 de Apolo han pasado algunas de las mejores programaciones estables de estos últimos años y ha dado cobijo a festivales modestos pero de gran calidad que no podrían haberse celebrado en otra sala. Durante dos años las Bad Sessions nos presentaron a más de una treintena de bandas emergentes, mientras que Bankrobber, el sello antes mencionado nos presentaba una nueva escena de música cantada en catalán. Increíbles los aniversarios de Aloud Music con conciertos incendiarios y bandas que ofrecían en 200% de lo que tenían, formaciones como los madrileños Nothink que han reventado la sala en varias ocasiones. La Nit Dels Innocents, festival benéfico de recogida de juguetes que se estuvo celebrando en La 2 de Apolo en los años de su mayor esplendor, reuniendo a lo mejor del blues nacional por una buena causa.

Diez años dan para mucho y sobretodo para que sea imposible recordar todos los grandes momentos vividos entre las cuatro paredes enjauladas de La 2, pero hay cosas que no se olvidarán nunca como la primera visita de Marc Ford, cualquiera de los conciertos de la Steepwater Band o la primera vez que aterrizaba en Barcelona Rich Robinson, él sólo con su guitarra para dar una lección de savoir-faire.

Por su parte alguno de los conciertos nacionales que más impacto han podido dejar en la sala han sido las actuaciones de Sex Museum (en la imager superior, que actualmente cumplen 30 años de carrera musical) en cualquiera de sus visitas, Josele Santiago de Los Enemigos o el magistral DePedro entre muchos otros.

Este año la dirección de Apolo ya ha anunciado que seguirá apostando por un año de muchísima calidad musical para celebrar la primera década de La 2 de Apolo y así entrenarse para cuando en el 2018, que está a la vuelta de la esquina, se celebren los 75 años del Apolo… ahí es nada!

Una de las novedades que presentan esta temporada será la creación de un espacio nuevo llamado Ca L’Apolo, que estará en funcionamiento en el último tramo del año y que será un punto de apoyo para bandas emergentes, dedicado a la formación con el objetivo de potenciar el sector musical de la ciudad y sobretodo su profesionalización.

Y por lo demás seguirán vigentes algunas de las programaciones que más éxito han tenido en anteriores temporadas. Espacios musicales como Bala Perduda, donde las bandas emergentes se pueden dar a conocer. Se han apuntado para esta edición un total de 242 formaciones musicales de las cuales la dirección de Apolo elegirá tan sólo 18 grupos para que actúen en La 2 de Apolo entre los meses de enero y marzo. Al final del ciclo se escogerá un ganador que grabará un EP en los Estudios Aclam.

Caprichos de Apolo seguirá recopilando propuestas de calidad y en un intento por potenciar las iniciativas de calidad pero minoritarias, La 2 acogerá algunos de estos conciertos.

Otro de los espacios consolidados y que mejores alegrías musicales nos está aportando desde la sala pequeña de Apolo es Stash! r’n’r Club que a principios de año ya nos presentó dos buenas actuaciones como fueron las de The Rubinoos y la de Robert Forster y que para este mes de febrero nos anuncia la visita de U.K. Subs acompañados de TV Smith, concretamente el jueves 11 de febrero.

En definitiva es una década de conciertos para La 2 de Apolo, una sala con vocación de pequeña delicatessen y que esperemos pueda seguir abriendo sus puertas durante muchos años más, para placer nuestro.

Añadir nuevo comentario

Texto sin formato

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de correos electrónicos y páginas web se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.