¿TIENES MÁS DE 18 AÑOS?
Google+
huevo
Tendencias  

7 maneras de sustituir el huevo en repostería

Ona Falcó 24/03/2022

Lánzate a cambiar la receta original y sustituye el huevo en tus dulces y recetas de horno.

Cada vez que prepares una receta que incluye huevo, y quieras sustituirlo, debes pensar cuál de sus cuatro funciones está desempeñando dentro de la preparación. Si el huevo combina y amalgama los ingredientes con el objetivo de que la masa no se deshaga, está realizando la función aglutinante, mientras que si proporciona volumen, esponjosidad y ligereza a las recetas de horno (souffles, pasteles o bizcochos), su función es de agente leudante (como la levadura). Asimismo, el huevo también puede aportar humedad al integrarlo con el resto ingredientes o mejorar el sabor y añadir un toque dorado a las recetas de repostería.  

Dicho esto, para atención, porque la lista de sustitutivos del huevo es más larga de lo que aparentemente podría parecer.  

Alimentos que sustituyen al huevo

Antes de nada, es importante recalcar que todas las cantidades equivalen a un solo huevo.

1. Puré de plátano: unos 65 g. A pesar de que el sabor del plátano estará bastante presente en la receta, es una de las mejores opciones para aportar suavidad, volumen y un dulce aroma. También se puede usar, en vez de plátano, calabaza. Se aconseja su uso en pasteles o magdalenas, puesto que el puré será muy denso.  

plátano

2. Puré de manzana (sin azúcar): unos 60-65 g también. Antes de nada es imprescindible cocinar las manzanas, ya sea al horno, al vapor o en la sartén. Después, hay que triturarlas. Para obtener un puré dulce, puedes escoger una variedad que ya lo sea por naturaleza o bien condimentarlo con canela o nuez moscada. Es una opción ideal para los bizcochos y los muffins.  

manzana

 3. Semillas de chía o lino: la sustitución de un huevo equivale a una cucharadita de semillas, unos 7 g aproximadamente. Una vez lo tengamos calculado, déjalas en reposo durante 15 minutos en 45 g de agua para que la absorban. Después, bátelas, consiguiendo una textura similar a la de la yema de huevo. Genial para cocinar brownies, pan de molde, pancakes o waffles

chía

4. Yogur: unos 60 g. Si eres vegano, utiliza yogur vegetal, pero para las personas que, por algún motivo, no pueden comer huevo, pero sí consumen productos animales, mejor escoger el yogur natural. Es necesario tener en cuenta que las versiones azucaradas o con sabor pueden alterar el sabor de la receta final. Úsalo en bizcochos, cupcakes, pancakes y pasteles.  

yogur

5. Aceite vegetal (girasol o coco): para cada huevo, unos 50 g. Se aconseja seguir esta opción cuando la receta lleva pocos huevos, porque, en el caso contrario, puede quedar demasiado grasoso.  

aceite

6. Mantequilla de frutos secos: unos 60 g. Se trata de una alternativa muy calórica, así que no se recomienda, tampoco, cuando la receta lleva muchos huevos. La mantequilla de cacahuete, anacardo o almendras se puede hacer en casa o comprarla, aunque seguramente incluirá azúcares añadidos. Piensa que el ingrediente base de la mantequilla también alterará el sabor final. Perfecto para brownies, pancakes o galletas.  

mantequilla

7. Tofu blando: Es importante que sea blando, con una textura parecida a la cuajada. Servirá para preparar dulces como los flanes o las natillas y recetas saladas como la quiche.  

tofu

Seas vegano o no, jamás es tarde para innovar y atreverse a cocinar recetas de repostería con cualquiera de estos alimentos sustitutivos del huevo. Seguro que le aportarán un toque especial y distinto a tus preparaciones que te dará ganas de seguir aprendiendo y practicando. 

Galeria

Galeria

Añadir nuevo comentario

Texto sin formato

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de correos electrónicos y páginas web se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.