¿TIENES MÁS DE 18 AÑOS?
Google+
cheesecake
Tendencias  

5 dulces veganos para chuparse los dedos

Ona Falcó 15/03/2022

Ser vegano no implica tener que renunciar a los pasteles, a las magdalenas o a los brownies. Si eres de esas personas que prefieren el dulce al salado, dale una oportunidad a los postres sin huevo ni lácteos.

El mercado vegano aumenta cada día que pasa, abriendo las puertas a nuevas combinaciones culinarias, aromas y sabores sorprendentes. Los ingredientes que no son de origen animal son extremadamente versátiles y a menudo más saludables. Así pues, presta atención, que aquí te presentamos cinco dulces veganos para dejar a todo el mundo boquiabierto.

Cupcakes veganos de plátano

cupcake

Sin productos lácteos ni huevos, los cupcakes veganos de plátano son una buena opción para la merienda. Se trata de una receta sencilla, que solo te ocupará 10 minutos de preparación. El primer paso es triturar con un tenedor dos plátanos grandes, muy maduros y pelados en un bol mediano. Una vez chafados, añade 50 ml de aceite vegetal o de girasol y 65 g de azúcar moreno hasta que quede cohesionado. Mientras tanto, pon a calentar el horno a 180 °C.

A continuación, añade al bol 150 g de harina, dos cucharaditas de levadura en polvo, dos cucharaditas de canela y 50 g de mezcla de frutos secos de tu elección. Mézclalo bien. Ahora, forra una bandeja para 10-12 cupcakes y llénalos ¾ de la mezcla para que puedan crecer en el horno. La cantidad de moldes que llenes dependerá de la medida de los plátanos. En el último paso de la preparación, reparte por encima dos cucharaditas de semillas diversas y dos más de avena.

Finalmente, mete la bandeja en el horno durante 25 minutos. Puedes pinchar el cupcake con un palito de madera para comprobar la cocción. Si sale limpio y con facilidad, los dulces ya están listos. Déjalo enfriar y a disfrutar de un capricho a media tarde.

Brownie vegano de cereza y almendras

brownie

Si quieres seducir a tus invitados, esta es tu receta. Precalienta el horno a 170 °C, impregna de margarina vegana el molde cuadrado donde harás el brownie y fórralo con papel de horno. Aparte, mezcla dos cucharadas de semilla de lino molida con seis cucharadas de agua y repósalo durante 5 minutos.

En una cacerola, deshaz 120 g de chocolate negro (sin lácteos), media cucharadita de café y 80 g de margarina vegana con 60 ml de agua a fuego lento. Mezcla en otro bol 125 g de harina con levadura, 50 g de cacao en polvo, 70 g de almendras molidas, media cucharadita de levadura en polvo y un cuarto de cucharadita de sal. Remueve hasta eliminar los grumos. 

Con una batidora manual, disuelve 250 g de azúcar en el chocolate deshecho. Bate con cuidado hasta que quede suave y agrega la mezcla de la semilla de lino, una cucharadita y media de extracto de vainilla, 70 g de cerezas enjuagadas y cortadas por la mitad y, por último, la mezcla de harina. Remueve el contenido espeso hasta que se amalgame y viértelo en el molde.

Hornea el dulce entre 35 y 45 minutos y después déjalo enfriar en el recipiente. Corta el brownie en cuadraditos, espolvoréalo de azúcar glasé y enamora a todo el mundo con este placer vegano. 

Crumble de manzana

crumble

Quien diga que la manzana es aburrida, se equivoca. Esta receta de crumble te permitirá descubrir una de las muchas posibilidades que ofrece esta fruta tan popular. 

El primer paso para el relleno es, como siempre, precalentar el horno a 180 °C. Pela unos 450 g de manzanas, sácales el corazón y córtalas en forma de media luna. Añádelas en un bol con 20 g de azúcar moreno, una cucharada de harina de arroz integral, una cucharada de limón, media cucharadita de canela en polvo y ralladura de medio limón. A continuación, remueve la mezcla hasta que quede bien integrada e incorpórala en el recipiente que irá al horno.

En el mismo bol, añade los ingredientes para la capa superior: 50 g de avena, 70 g de harina de arroz integral, 20 g de azúcar moreno, de coco o panela, dos cucharadas de aceite de coco y media cucharadita de canela en polvo. Mézclalos bien y viértelos uniformemente sobre el relleno de manzana. Mételo al horno durante unos 40 minutos y déjalo enfriar una vez esté dorado antes de servir.

Cheesecake vegano de limón

cheesecake

El cheesecake vegano de limón es un dulce laborioso, pero ligero y exquisito. A pesar de que la receta no incluye huevos, continúa siendo tan cremoso y tentador como el clásico pastel de queso.

Para empezar, debes preparar la base con 250 g de harina, 120 g de mantequilla vegana, 50 g de azúcar y media cucharadita de sal. Debes mezclarlo todo en un bol grande y añadir cinco cucharadas de agua fría. Amasa la mezcla y refrigérala durante 30 minutos. Después, extiende la masa sobre una superficie con harina y colócala en el molde donde harás el pastel, presiónala uniformemente y pincha el fondo con un tenedor.

Una vez lista la masa, es el turno del relleno de cheesecake. Mezcla en otro bol 250 g de tofu sedoso, 300 g de queso crema vegano, 120 ml de nata vegana, 60 ml de zumo de limón, ralladura de un limón, cinco cucharadas de maicena, dos cucharaditas de extracto de vainilla y 150 g de azúcar hasta que quede cremoso. Añade la mezcla en la base del pastel y métela al horno (previamente precalentado) durante 60 minutos. Apaga el horno y deja reposar dentro el cheesecake otros 10 minutos. Retíralo, déjalo enfriar y resérvalo en la nevera durante la noche.

Para la cobertura, que es opcional, te recomendamos preparar una cuajada de limón vegano. Una vez incorporada sobre el cheesecake, déjalo reposar aproximadamente una hora en la nevera. Finalmente, decora el pastel con menta, arándanos y moras y rodajas finitas de limón. ¡Tanto esfuerzo habrá merecido la pena!

Natillas veganas de vainilla con harina de maíz

natilla

Ideal para finalizar una gran comida, las natillas veganas son saludables y muy fáciles de preparar. En primer lugar, añade 450 ml de leche vegetal dentro de una cacerola y retira cinco cucharadas en un bol aparte. Agrega dos cucharadas de azúcar y dos cucharaditas de extracto de vainilla dentro de la cacerola. Calienta  la leche despacio, removiendo la mezcla hasta que el azúcar se disuelva. Después, sube el fuego hasta que casi hierva y retírala de los fogones.

El siguiente paso de la receta es añadir tres cucharadas de harina de maíz orgánica a la leche fría que has retirado al principio. Remuévela para formar una pasta suave. Seguidamente, vierte la mitad de la leche caliente sobre la pasta mientras lo combinas. Vuelve a colocar la mezcla dentro de la cacerola y ponla en el fuego. Puedes añadir cacao, canela o nuez moscada para condimentar y potenciar el sabor de los postres.

Remueve con una cuchara para espesar la crema y deja que haga pequeñas burbujas durante un minuto. Finalmente, vierte las natillas en una jarra y sírvelas. Bon appétit!

Galeria

Galeria

Añadir nuevo comentario

Texto sin formato

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de correos electrónicos y páginas web se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.