¿TIENES MÁS DE 18 AÑOS?
Google+

Toda gran ciudad esconde a gritos rincones maravillosos. La Plaza Masadas (en el barrio de la Sagrera) es una de las tres únicas plazas porticadas de Barcelona. Quizá por barrio y quizá por obrera sea un lugar muy poco conocido, una pena. Bajo el abrazo de los enormes arcos blanquecinos y la estirada vigilancia de oscuras vigas de madera encontramos a L'Empanat y su gente. Siempre la gente, que es lo primero.

Docamar responde al nombre de Donato Cabrera Martínez, fundador en 1963 de esta casa de comidas de Madrid y abuelo de Raúl Cabrera, el actual propietario que tomó el relevo generacional de manos de su tío hace 20 años, en plena crisis parecida a la actual y en contra de la familia. Hoy como entonces, sigue viviendo el negocio con ilusión y con el sentimiento de formar parte de la vida del barrio.

Hablar de patatas bravas (en la imagen, bravas del Bohèmic, de Barcelona) es meterte en un berenjenal por anticipado, algo parecido a hablar del fútbol con aficionados de varios equipos en la sala: hay tantos entrenadores como aficionados existen, tantas alineaciones mejores como estrellas tiene el cielo y tantas mejores bravas como bares salpican este país.

Suscribirse a bravas