¿TIENES MÁS DE 18 AÑOS?
Google+
Actualidad  

¿Qué es el okra? Todo lo que debes saber del quingombó, y tres formas de prepararlo

Marti Buckley 07/12/2021

Okra, o como se llama más a menudo por la península, quingombó, es una hortaliza injustamente desconocida. Al parecer, podría ser un pimiento verde pequeño, tipo guindilla, aunque una inspección desde cerca comprueba que no es así

En vez de una superficie lisa y brillante, el quingombó está cubierto de pelitos microscópicos, y su verde es de tono más apagado. Pero en realidad el quingombó es una verdura mucho más sorprendente. Y ni hablar del sabor—el quingombó tiene un sabor particular—de tierra, de verde. Más que por su sabor, está celebrado por su textura. En crudo, está crujiente, con semillas perfectamente redondas que tiene un sabor ligeramente amargo. Guisado, sin embargo, suelta una especie de mucosidad que ayuda a engordar cualquier liquido, sea sopa o guiso. También se come bastante de forma encurtido y es utilizado como guarnición alternativa a la aceituna, para los cócteles como el Martini y el bloody mary.

Hasta en inglés tiene varios nombres: en los Estados Unidos, donde su uso encaja en la tradición culinaria influida por África, se llama okra. Sin embargo, también se conoce por el nombre ‘lady’s finger’ y, en la India, como ‘bhindi’. 

Donde más se consume quingombó es en África, India, el medio este, y el sur de los EEUU. En esos sitios, es un producto muy celebrado, con varios usos. La vaina del quingombó es la parte que se consume, y normalmente tiene un tamaño entre 5 y 10 centímetros de largo.

Okra

Y, ¿cómo puede ser que un producto tan celebrado sea tan desconocido en Europa? Aparte de la explicación socioeconómica y geopolítica que se puede dar, la verdad es que si no es algo que has consumido siempre, puede extrañar un poco. Pero resulta delicioso, en sus varias formas de preparación. Guisado seguramente es la forma más común en todo el mundo de comerlo. Cuando se guisa, el quingombó suelta la mucosidad, y hace que su guiso se engorde sin cambiar el sabor. Su textura en guiso es tierno y agradable —a veces se deshace y solo se ven sus semillas, como puede ser el caso en el gumbo de Luisiana o los guisos especiados de la India. También es muy común, sobre todo en el sur de los Estados Unidos, comerlo rebozado y frito. Esa forma es riquísima, con su cubierto crujiente y el interior tierno y sabroso. 

Hay varias cosas que hay que saber antes de utilizar el quingombó. Es importante siempre lavarlo antes de usar. Si lo vas a comer entero, hay que quitar la parta dura del tallo, sin abrir la vaina, porque es muy duro y difícil de masticar.  

Abajo hay tres formas deliciosas de disfrutar del quingombó. Anímate a probar —el quingombó se puede encontrar fresco en tiendas africanas y asiáticas.  

Quingombó frito

Esta es la manera mas tradicional para comer quingombó en el sur de los estados unidos. En vez de leche normal, se suele utilizar buttermilk, una leche gorda y ácida. Para replicar el sabor de buttermilk, añadir un poco de zumo de limón a la leche 5 minutos antes de usar. Sin embargo, la leche normal también sirve.

Ingredientes:

200g quingombó

50mL leche

30g harina

30g harina de maíz molido a piedra         

1/4 cucharadita sal

1/8 cucharadita pimiento negra

Aceite de girasol, para freír

Preparación:

- Cortar el quingombó en rodajas de 2cm de grosor.

- Colocar la leche en un bol. Colocar las dos harinas y la sal y pimienta en otro.

- Pasar el quingombó por la leche, y después a las harinas.

- Calentar un sartén con dos dedos de aceite de girasol. Freír el quingombó un par de minutos, dándole la vuelta, hasta que esté dorado. Sacar a escurrir en papel de cocina y sazonar con sal, y pimienta negra si desee.

Quingombó asado

Esta forma de disfrutar del quingombó no es tan tradicional, pero está muy rico. Es importante utilizar quingombó fresco en esta receta, ya que no se guisa ni se cubre con rebozado. Para esta preparación de quingombó, puedes dejar el quingombó entero o cortarlo en trozos, pero para la mejor y más bonita manera de elaborar esta receta es cortándolo por la mitad para que se vea la parte de dentro.

Ingredientes:

500g okra

1/2 cucharada de aceite de oliva

1/4 de cucharadita de ajo en polvo

1/4 cucharadita de sal marina

Pimienta molida, al gusto

Una pizca de pimienta de cayena (opcional)

Preparación:

- Precalentar el horno a 225°C.

- Recortar el quingombó cortando los extremos del tallo. Cortar el quingombó por la mitad, a lo largo. Colocar el quingombó en una bandeja de horno grande. Agregar el aceite, ajo en polvo y sal y revuelva para cubrir el quingombó.

- Colocar la bandeja de quingombó en el horno. Asarlo durante 20-25 minutos, agitando o revolviendo el quingombó al menos dos veces durante el tiempo de asado. Cuando esté ligeramente dorada y tierna, sacarlo. Servir calientes.

Okra con tomate

Okra

Ingredientes:

300g quingombó

3 tomates, pelados

1 pimiento verde, picado

1 cebolla, picada

2 cucharaditas aceite de oliva

Preparación:

- Lavar el quingombó. Retirar los extremos duros del tallo del quingombó y tirar. Cortar en trozos pequeños.

- Calentar una sartén grande y profunda a fuego medio con el aceite de oliva. Cuando el aceite esté caliente agregar la cebolla y el pimiento. Sofreírlo hasta que la verdura esté tierna unos 10 minutos.

- Agregar el quingombó y los tomates y sal al gusto. Bajar el fuego y revolver de vez en cuando hasta que el quingombó esté tierno, aproximadamente 15 minutos.

Galeria

Galeria

Añadir nuevo comentario

Texto sin formato

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de correos electrónicos y páginas web se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.