¿TIENES MÁS DE 18 AÑOS?
Google+
Calçots tibios con vinagreta de nueces

Ideada por Éric Basset, uno de los artífices del restaurante, pero ejecutada en la cocina por el chef Àlex Clotas, esta receta juega con la presencia de la brasa, el sabor inconfundible del calçot y el contraste con el particular dulzor de la nuez. Otra manera de comer calçots sin necesidad de organizar una calçotada.

Calçots: la gran excusa para una comida divertida

¿Organizamos una calçotada? Difícilmente se puede decir que no: una calçotada es más que una comida, es una excusa para pasar un día de fiesta con la familia o los amigos, para preparar juntos el fuego, para discutir sobre los ingredientes de la salsa, para cocer los calçots y la carne a la brasa y, sobre todo, para pasarlo bien.

Comer calçots sin tiznarse

Comer calçots se suele hacer de pie, ensuciándose las manos para pelarlos y manchándose la camisa de salsa a pesar de llevar un gran babero protector, pero no siempre tiene que ser así; si prefieres comértelos con cuchillo y tenedor cómodamente sentado a la mesa, te damos las claves para hacerlo.

Calçotades

Una buena calçotada se merece una pequeña excursión. En Tarragona y en Barcelona encontraréis estos restaurantes que son expertos en prepararlas y en convertir este momento de reunión con amigos y familia en toda una experiencia gastronómica.

Maridaje Barnabier

Barnabier (Barcelona) celebra el invierno con un maridaje entre calçots y cerveza negra. Hasta el mes de febrero, podréis degustar esta propuesta por solo 3,95 €.

El chef del restaurante Casa AliagaToni Aliaga, comparte con Gastronosfera la receta de almejas de Carril, calçots, alcachofas y trompetas de la muerte. Una propuesta original y deliciosa de preparar un clásico como son las almejas.

Preparación:

- Escalibamos los calçots a la brasa y cuando estén en su punto los pelamos, cortamos a rodajitas y reservamos.

Suscribirse a calçots