¿TIENES MÁS DE 18 AÑOS?
Google+
5 recetas saludables y deliciosas para llevar en 'tupper' a la oficina
Actualidad  

5 recetas saludables y deliciosas para llevar en 'tupper' a la oficina

Silvia Alberich 23/09/2020

Despertador, prisas, compromisos y, además, comidas diarias que pueden convertirse en un suplicio, si no las tenemos bien organizadas. La vuelta a la oficina lleva implícito el menú semanal que tenemos que preparar para comer allí. Anota estas recetas saludables, variadas y ricas.

Es hora de volver a recuperar los tuppers, que han estado apartados en un armario o en un cajón durante el verano para volver a llenarlos e intentar que en su interior haya comida sana y apetitosa. Este puede ser un buen propósito para la nueva temporada que empieza. Tu cuerpo y tu bolsillo lo agradecerán y te sentirás bien. Con un poco de tiempo e imaginación puedes preparar deliciosos platos que te llevarás a la oficina en los recipientes herméticos más utilizados hoy en día. Comer de tupper ya no será una opción aburrida gracias a estas apetecibles propuestas. Una para cada día de la semana, de lunes a viernes. Aquí tienes tu menú semanal.

Fusilli con pollo y espárragos verdes

Fusilli con pollo

Los lunes serán menos cuesta arriba con esta fácil e irresistible propuesta, que entra por la vista. ¡Te aportará la energía que necesitas para empezar la semana!

Ingredientes:

100 g de pasta fusilli, 1 pechuga de pollo pequeña, 80 g de espárragos verdes, 1 calabacín mediano, un puñado de hojas de albahaca, aceite de oliva virgen extra, vinagre de Módena y una pizca de sal.

Preparación:

Cortamos el calabacín en rodajas y lo freímos en una sartén con un poco de aceite de oliva virgen extra. Lo reservamos en un bol.

En la misma sartén, freímos la pechuga de pollo, dejamos que repose unos minutos y la cortamos en tiras. Pasamos por la sartén los espárragos verdes y los retiramos.

Colocamos en un recipiente el calabacín, el pollo y los espárragos verdes.

Mientras, hervimos la pasta en abundante agua con una pizca de sal el tiempo indicado en el envase y, después, la escurrimos.

Añadimos inmediatamente  el calabacín, el pollo y los espárragos verdes y condimentamos con sal, un chorrito de vinagre y aceite de oliva. ¡Buen provecho!

Ensalada de brotes verdes, naranja y nueces

Ensalada de brotes

Para el segundo día de la semana te proponemos una opción ligera, colorida y muy apetecible, que incluye una buena dosis de Omega 3 y vitamina C. Además, su preparación te llevará menos de 10 minutos.

Ingredientes:

150 de brotes verdes, 1 naranja mediana, 1 pepino mediano, un puñado de nueces, un puñado de semillas de chía, aceite de oliva virgen extra, vinagre de manzana y una pizca de sal.

Preparación:

Pelamos y cortamos en gajos la naranja y en rodajas el pepino y los ponemos en un bol.

Agregamos un chorrito de vinagre y otro de aceite de oliva y removemos. Dejamos unos minutos para que la naranja adquiera los sabores de la vinagreta y salpimentamos.

Colocamos en un bol los brotes verdes, incorporamos la naranja, el pepino, un puñado de nueces y un pellizco de sal y espolvoreamos por encima con semillas de chía.

Cuando vayamos a comerlo en el tupper, añadimos la vinagreta como aliño para darle el toque final. ¡Voilà!

Risotto con setas

Risotto con setas

El arroz no podía faltar en las recomendaciones semanales para la oficina. Y, si se trata de un risotto italiano, menos aún.   

Ingredientes:

100 g de arroz, 200 g de setas, 1 cebolla pequeña, 1 diente de ajo, 50 g de mantequilla, 100 ml de vino blanco, 400 ml de caldo de verduras, aceite de oliva virgen extra y queso parmesano. 

Preparación:

Rehogamos la cebolla y el ajo picados en un recipiente con mantequilla.

Lavamos, pelamos y troceamos las setas, las incorporamos y sazonamos. Dejamos que se cocinen bien hasta que echen todo el agua. 

A fuego bajo, echamos el arroz y removemos durante unos minutos. Incorporamos el vino blanco, removemos hasta que se evapore y hacemos lo mismo, vertiendo un vaso de caldo de verduras. Cuando se evapore, echamos otro vaso y dejamos cocer hasta que el arroz esté en su punto, que será al cabo de 20 o 25 minutos, dependiendo del tipo de arroz.

Cuando tenga una textura cremosa, lo retiramos del fuego, añadimos una pizca de mantequilla y, como toque final, podemos espolvorear queso parmesano por encima. ¡Mamma mia!

Salmón a la plancha con berenjenas

Salmón a la plancha

Ligera, deliciosa e ideal para despedir la semana, esta receta incluye pescado azul, fuente de proteínas y un gran aliado para el corazón y el sistema nervioso.

Ingredientes:

1 lomo de salmón noruego de unos 200 g, 1 berenjena pequeña, 1/2 yogur griego, 1 hoja de hierbabuena, 1 hoja de perejil, zumo de limón, aceite de oliva virgen extra y sal. 

Preparación:

Lavamos y cortamos la berenjena en rodajas muy finas. Las cocinamos en una sartén con un chorrito de aceite de oliva virgen y las reservamos.

En la misma sartén colocamos el lomo de salmón y dejamos que se haga a la plancha.

Mientras, incorporamos a un bol medio yogur griego, una cucharadita de aceite, unas gotas de zumo de limón, la hierbabuena y el perejil picado, y salpimentamos.

Para emplatar, colocamos en salmón en la base, las berenjenas por encima y la salsa de yogur por encima o bien como acompañamiento. ¡A disfrutar!

Empanadillas de atún con semillas de sésamo

Empanadillas de atún

Son un clásico y nos recuerdan a nuestra infancia. Además, las empanadillas de atún son fáciles de preparar, cómodas para llevar en un tupper y muy saludables si las haces en el horno. ¡Toma nota del plato del viernes!

Ingredientes (para 5 unidades):

5 obleas para empanadillas, 1 lata de atún al natural, 50 ml de tomate frito, 5 aceitunas sin hueso, semillas de sésamo y 2 huevos (uno cocido y el otro para pintar).

Preparación:

Cocemos un huevo en una cacerola pequeña con agua hirviendo con sal durante unos 10 minutos, lo pasamos por agua fría y lo reservamos. Escurrimos el atún al natural y laminamos las aceitunas.

Cuando el huevo esté frío, lo pelamos y cortamos.

Ponemos en un bol el atún, el tomate frito, las aceitunas troceadas, el huevo y un puñado de semillas de sésamo y removemos hasta que quede bien mezclado.

Repartimos el relleno entre las cinco obleas de empanadilla, colocando en cada una la cantidad que cabe en una cucharada sopera. Después, humedecemos los bordes con una gota de agua, cerramos la empanadilla y, con la ayuda de un tenedor, sellamos los bordes.

Precalentamos el horno a 200 ºC durante 10 minutos y mientras, batimos un huevo y pintamos cada empanadilla con el huevo batido. Las horneamos 20 minutos hasta que queden bien doradas. Cuando vayas a comerlas en la oficina, puedes calentarlas antes en el microondas o comértelas directamente. ¡Estarán deliciosas!

Añadir nuevo comentario

Texto sin formato

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de correos electrónicos y páginas web se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.