¿TIENES MÁS DE 18 AÑOS?
Google+
Propuestas Gastronómicas  

Sorprende con palomitas de colores, picantes, de pizza... 

Manel Bonafacia 06/12/2022

Las palomitas clásicas, dulces o saladas, son buenas, pero ¿por qué no intentamos hacerlas más divertidas, dándoles un toque de color y sabor y las hacemos de colores, con queso o con sabor a pizza?

¿Cómo hacemos las palomitas en casa? Particularmente, me gusta el método clásico: los granos de maíz en una sartén con aceite de girasol, una tapa y al fuego hasta que comienzan a explotar y se abran todos, con cuidado para evitar que se quemen. 

Seguramente mucha gente prefiere las que podemos comprar en bolsas que solo hay que poner en el microondas, de manera que evitamos ensuciar utensilios de cocina. O tal vez tenéis en casa una de esas máquinas para hacer palomitas que se pueden comprar por internet por poco más de 20 euros. 

Sea como fuere, cuando hacemos palomitas en casa, una vez se han abierto todos los granos de maíz, normalmente acabamos añadiendo sal o azúcar y aquí se acaba la variedad. Sin tener en cuenta que, con poco trabajo más y sin demasiados ingredientes, podemos sorprender a los nuestros con palomitas de colores y sabores diferentes para sacar cuando miramos una película y también a la hora del aperitivo. 

Palomitas en sartén 

Empezamos por hacer bien las palomitas: si las compramos en bolsas para el microondas o tenemos una máquina, seguimos las instrucciones. Si las queremos hacer al estilo clásico, cogemos una olla o una sartén ancha y cubrimos el fondo con una fina capa de aceite de girasol. Esparcimos por encima un puñado de granos de maíz, que queden bien cubiertos pero sin que se amontonen los granos, tapamos la sartén (a ser posible, con una tapa transparente para controlar el proceso) y la ponemos a fuego vivo. Cuando empiecen a estallar las primeras palomitas, bajamos un poco el fuego, sacudimos la sartén y la dejamos al fuego hasta que dejen de oírse estallidos. Esperamos un minutito para no tener sorpresas, destapamos y salamos o endulzamos con azúcar, removemos con una espátula para que se mezcle bien, volvemos a tapar y dejamos reposar dos minutos. 

O bien nos saltamos este último paso y empezamos a jugar

Palomitas dulces 

Caramelizadas. En una olla o sartén ancha ponemos una tacita de maíz, una de aceite, una de agua y una de azúcar. Removemos ligeramente y ponemos el utensilio al fuego medio-alto. Cuando empiecen a estallar los primeros granos, tapamos y bajamos un poco el fuego. De vez en cuando sacudimos la sartén para que no se peguen, y cuando dejen de explotar, retiramos del fuego, destapamos y removemos rápidamente para que todas las palomitas queden cubiertas y no se queme el azúcar, con cuidado porque el azúcar caliente quema mucho. Dejamos enfriar y servimos. 

De colores. Preparamos las palomitas dulces, pero añadimos una puntita de colorante alimenticio a la taza de agua. Si las queremos de varios colores, deberemos prepararlas en diferentes grupos, cambiando cada vez el color. 

Con chocolate. Preparamos un bol de palomitas. En otro bol grande rompemos unos 50 gramos de chocolate de postre, blanco o negro, al gusto de cada uno. Lo deshacemos en el microondas a intervalos de un minuto, removiendo a la mitad, hasta que esté fundida. Vertemos las palomitas y removemos bien para que queden todas cubiertas. Reservamos en el frigorífico hasta que el chocolate se haya solidificado. 

Si tenemos una rejilla de malla fina, también podemos esparcir las palomitas y bañarlas con el chocolate caliente, recogiendo debajo en una bandeja el que sobre. También podemos preparar palomitas dulces espolvoreándolas con azúcar y canela, o darles un toque cítrico con piel de naranja o de lima rallada muy fina por encima. 

Palomitas saladas 

Con queso. Ponemos las palomitas en un cuenco apto para el microondas y las regamos con un par de cucharadas de mantequilla fundida, removiendo para que queden todas engrasadas. Añadimos queso en polvo para gratinar (emental, parmesano, cheddar...), que se enganchará a las palomitas con la mantequilla, removiendo para que las cubra todas, y las ponemos en el microondas medio minuto para que se derrita. Podemos añadir alguna especie, como tomillo, romero u orégano en polvo. 

También podemos prepararlas con queso azul, en este caso no será necesaria la mantequilla, que ya es suficientemente graso. Desmenuzamos el queso sobre las palomitas, las ponemos medio minuto en el microondas, mezclamos bien y las horneamos medio minuto más si es necesario para fundir el queso. 

Sabor pizza. Ponemos las palomitas en un cuenco apto para el microondas y las mezclamos con dos cucharadas de mantequilla fundida. Trituramos en una picadora un tomate seco. Esparcimos sobre las palomitas el tomate triturado, orégano seco y queso en polvo. 

Con pimentón. Salamos las palomitas y esparcimos una cucharada de pimentón dulce o picante por encima. Mezclamos bien hasta que la pimienta las tiña todas, añadiéndo pimentón si es necesario. Si las queremos aún más picantes, podemos sustituir el pimentón por guindilla en polvo, o añadirla al  pimentón.