¿TIENES MÁS DE 18 AÑOS?
Google+
Propuestas Gastronómicas  

Donuts: aprende a prepararlos en casa

Silvia Alberich 15/02/2021

El bollo más adictivo puede elaborarse de manera divertida, más saludable y con ingredientes menos calóricos

¿Quién puede resistirse a hincarle el diente a un esponjoso y azucarado donut? Pocas personas podrían levantar la mano. Y es que este famoso e irresistible bollo -cuyo origen se remonta al siglo XVII en Estados Unidos, aunque no llegó a nuestro país hasta los años 60 del siglo pasado- es protagonista de incontables desayunos, meriendas y tentempiés.

Los donuts, que reciben su nombre del inglés doughnut, son reconocibles en todo el mundo por su forma redondeada, el agujero del centro, su masa espesa y esponjosa y su cobertura de azúcar glas. Un buñuelo tradicional que cuenta con infinitas versiones en cuanto a su cobertura, desde toppings como coloridos fideos y frutos secos troceados hasta los clásicos de chocolate negro o blanco.

Donuts caseros

Sea cual sea la opción que elijas, has de tener en cuenta que los donuts industriales son una fuente de calorías y un capricho que deberíamos darnos solo de vez en cuando para evitar lamentos y kilos de más. Aun así, existe una alternativa mucho más saludable, con la que no tendrás remordimientos cuando hinques el diente a este placentero bollito: hacerlo en casa.

De esta manera, podrás elegir la cobertura y también si prefieres freírlos o prepararlos en el horno, una manera mucho más ligera y saludable de disfrutar de los donuts. Te enseñamos a elaborar la masa en casa y te proponemos varias opciones para chuparte los dedos.

El clásico de azúcar glas: a la sartén o al horno

El donut de azúcar glas es el de toda la vida, el que nos viene a la mente cuando pensamos en este tierno bollito. ¡Ponte el delantal, prepara los ingredientes y elige si hacerlo a la sartén o al horno!

Donut clásico de azucar glas

Ingredientes (para unos 10 donuts):
250 g de harina de trigo, 80 ml leche, 40 ml de agua, 15 g de levadura fresca, 15 g de sirope de ágave, 25 g de mantequilla, 1 huevo, una pizca de sal fina, aceite de oliva virgen.

Para el glaseado:
30 g de azúcar glas y 1 cucharada de agua

Preparación:
Aunque se puede amasar a mano, lo ideal es utilizar una amasadora o una batidora de varillas.

Ponemos la harina en la amasadora y añadimos una pizca de sal y la levadura, previamente desmenuzada.

Hacemos un hueco en el centro de la masa y echamos la leche y el agua tibias, el sirope de agave, la mantequilla y el huevo.

Mezclamos durante un par de minutos a velocidad lenta y amasamos durante 10 a velocidad rápida hasta que la masa quede lisa y elástica.

A continuación, esparcimos un poco de harina por la encimera y volcamos la masa encima.

Acabamos de amasar a mano durante un par de minutos hasta formar una bola que dejaremos reposar durante hora y media o dos horas en un bol, cubierta con un trapo.

Pasado ese tiempo, colocamos la masa sobre la encimera enharinada y la aplastamos hasta que tenga un espesor aproximado de entre 1 y 1,5 centímetros.

Damos forma a los donuts, intentando que tengan unos 8 centímetros de diámetro  y, con un tapón o con un cuello de botella, hacemos el agujero central.

Los colocamos separados sobre papel de horno y los dejamos entre 20 y 25 minutos en reposo, para que aumenten de volumen.

Después, ponemos a calentar una sartén con abundante aceite de oliva y vamos colocando dos o tres donuts a la vez, evitando que se toquen entre ellos.

Freímos cada donut durante un minuto por cada lado, hasta que queden dorados.

Los retiramos y colocamos en una bandeja con papel absorbente para que empape el máximo de aceite, y dejamos que se enfríen.

Mientras, preparamos la cobertura de azúcar glas. Para ello, ponemos en un bol el azúcar glas, vamos añadiendo cucharaditas de agua y mezclando hasta obtener una masa espesa. Cubrimos los donuts con este glaseado por ambos lados y los colocamos sobre una rejilla. ¡Ya podemos devorarlos!  

Al horno: más saludables y ligeros

Una alternativa a la sartén es hacer los donuts al horno, en lugar de freírlos. Para ello, precalentamos el horno a 180º durante 10 minutos y, después, los colocamos dentro sobre una rejilla. Dejamos que se doren unos 7 minutos por cada lado, los sacamos del horno y esperamos hasta que se enfríen para darles el primer bocado.

¡Al rico chocolate!

Al clásico donut se unen un sinfín de opciones para todos los paladares. Los de chocolate son la favorita de pequeños y mayores. Te contamos cómo preparar el glaseado de chocolate negro.

Ingredientes:
60 g de mantequilla, 25 ml de leche, 1 cucharadita de vainilla
60 g de chocolate amargo picado, 150 g de azúcar glas.

Preparación:
Mezclamos la mantequilla, la leche y la vainilla y lo calentamos a fuego medio hasta que la mantequilla se derrita.

Bajamos el fuego, agregamos el chocolate y batimos hasta que se derrita.

A continuación, retiramos la mezcla del fuego y añadimos el azúcar en polvo mientras continuamos batiendo.

Incorporamos el glaseado de chocolate por encima de los donuts y esperamos una hora hasta que se endurezca.

Donuts de chocolate

Glaseado de frambuesa con decoración

La cobertura de frambuesa es otra de las que más gustan. Y, si viene acompañada de elementos decorativos como fideos de colores, estrellitas o frutos secos, mucho mejor. ¡Aprende a hacer el glaseado par media docena de donuts!

Ingredientes:
150 g de azúcar glas, 3 o 4 cucharadas de leche, una cucharadita y media de frambuesa en pasta, fideos de chocolate o de colores o almendras crocantes.

Preparación:
Mezclamos en un bol el azúcar y la leche y removemos bien.

Añadimos la frambuesa en pasta y revolvemos hasta formar un glaseado brillante.

Bañamos los donuts por un lado y los colocamos sobre una rejilla, debajo de la cual pondremos papel de horno o de cocina.

Después, esparcimos sobre la cobertura de frambuesa un puñadito de fideos de chocolate o de colorines o unas almendras crocantes.

Esperamos unos minutos a que se sequen y... ¡A disfrutarlos!

Donuts caseros de frambuesa

Glaseado de avellanas y fideos de chocolate: un dúo muy apetecible

Las cantidades y el procedimiento son los mismos que para el glaseado de frambuesa, con la diferencia de que se trata de avellana, uno de los frutos secos más consumidos en nuestro país. Para completar este delicioso bollito, puedes esparcir sobre el glaseado un puñado de fideos de chocolate, que siempre aportan un toque y un sabor originales.

Donuts con glaseado de avellanas
 

Galeria

Galeria

Añadir nuevo comentario

Texto sin formato

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de correos electrónicos y páginas web se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.