3 recetas sencillas de caldos navideños

3 recetas sencillas de caldos navideños
3 recetas sencillas de caldos navideños
Food Trucks
Desactivado

La receta del caldo tradicional incorpora huesos de cerdo, ternera, carcasas de pollo, carnes varias y necesita unas cuantas horas de cocción, y el caldo de Navidad es un compendio de toda la despensa metida en chup-chup. Si no tienes tiempo que dedicarle a esta elaboración, pero quieres disfrutar de un buen caldo, puedes preparar estas tres alternativas sabrosas, cálidas y con aire de celebración en menos de 30 minutos.

Caldo de setas

Caldo de setas

Ingredientes:

  • 80 g de boletus edulis (ceps) deshidratados 
  • 1 puerro 
  • 1 cebolleta 
  • 1 diente de ajo 
  • 1 ramita de apio 
  • 2 l de caldo de ave o de jamón 
  • Mantequilla 
  • Medio vasito de brandy 
  • Sal y pimienta 
  • Un poco de anís estrellado

Elaboración:

Rehidrata los boletus en agua caliente durante unos 15 minutos. No tires el agua, aporta sabor y aroma al conjunto y la incorporamos a la cocción. 

Pica las verduras y ponlas en una sartén a fuego medio-alto junto con la mantequilla fundida. Dora las verduras e incorpora las setas. Añade el brandy y deja evaporar el alcohol. Finalmente, salpimenta y añade el caldo.

Algunas ideas con este caldo base:

Sopa con ceps y noodles estilo Udon: Añade un chorro de salsa de soja a la sopa y cuece en ella unos fideos orientales. 

Sopa con sombrero de hojaldre: Pon la sopa en cuencos individuales, tápalos con una lámina de hojaldre y hornea hasta que la pasta dore. 

Sopa cremosa de boletus con pasta de navidad: Añade 50 g de harina a la lista inicial para que ayude a espesar, ponla con las verduras y setas inicialmente durante el dorado. Cuece una pasta de Navidad y decora con perejil o cebollino.

Caldo de verduras

Caldo con verduras: que no falte la chirivía

Ingredientes:

  • 2 nabos 
  • 3 puerros 
  • 2 chirivías 
  • 3 zanahorias 
  • 1 calabacín 
  • 100 g de calabaza 
  • 1/4 col rizada o repollo 
  • 1 ramita de apio 
  • 1 cebolla 
  • 1 diente de ajo 
  • 3 l de agua 
  • Un chorro de aceite 
  • Sal y pimienta

Elaboración:

Pica las verduras finamente y ponlas en la olla con un chorro de aceite. Cocina a fuego medio hasta que adquieran un poco de color, pero no mucho porque no queremos tostar demasiado el sabor ni oscurecer excesivamente el caldo. Añade las especias y el agua con un poco de sal (no mucha, rectificaremos al final de la cocción). Hierve durante unos 20 minutos, rectifica de sal y pimienta. Cuela el resultado para tener un caldo fino, elegante y vegetal.

Algunas ideas con este caldo base: 

Sopa gratinada: Con el caldo limpio y desgrasado, tritura una parte de las verduras y añádelas al caldo. Pon queso rallado por encima y gratina unos minutos en cuencos individuales. 
 
Sopa de verduras con huevo pochado: Corta verduras en trozos y cuécelos en el caldo. Añade unos fideos al final. Pocha unos huevos cocinándolos 3-4 minutos en agua salada a punto de hervir. Añádelos a cada plato individual. 
 
Crema de aprovechamiento: Tritura las verduras cocinadas con un poco de caldo para una sabrosa y sutil crema.

Caldo de marisco

Caldo de marisco: con galeras

Ingredientes:

  • 1 kg de galeras 
  • Cabezas y espinas de rape o pescado blanco 
  • 3 cebolletas 
  • 1 diente de ajo 
  • 1 puerro 
  • 1 hoja de laurel 
  • 3 cucharadas de tomate concentrado o pulpa de tomate 
  • 1/2 pimiento rojo 
  • 1/2 vasito de vino manzanilla o vino blanco 
  • 3 l de agua 
  • Un chorro de aceite de oliva virgen extra 
  • Sal y pimienta

Elaboración:

En la olla, con un chorro de aceite, doramos las galeras e incorporamos las verduras picadas y la hoja de laurel. Las mantenemos a fuego medio un par o tres de minutos hasta que cojan un poco de color. Salpimentamos, añadimos el vino y cocinamos hasta que se evapore el alcohol. Incorporamos el agua y hervimos un máximo de 20 minutos. Rectificamos de sal y pimienta y colamos para dejar el caldo limpio.

Algunas ideas con este caldo base:

Sopa de marisco con fabas o judiones: Saca un par de galeras por persona tras dos minutos de cocción y pélalas con cuidado. Prepara cuencos con el caldo y añade la carne de galera junto con algunas alubias ya cocidas y un puntito de pimentón ahumado de la Vera. 

Sopas de galeras con pan: Añade pan de ayer cortado en rebanadas y frito, cocina en el caldo durante unos minutos hasta que se infle y la sopa adquiera consistencia. Añade la carne de galera y termina con un chorrito de aceite y una cucharadita de pimentón.