¿TIENES MÁS DE 18 AÑOS?
Google+
Propuestas Gastronómicas  

Sopars a 4 mans: descubriendo la riqueza gastronómica de Osona

Laia Antúnez 25/11/2021

Participamos en una de las cenas gastronómicas de la iniciativa Sopars a 4 mans, impulsada por el colectivo Osona Cuina, y descubrimos el magnífico trabajo conjunto que hicieron los chefs de los restaurantes Devici (Vic) y Cal Jutge (Orís). Un buen festín que destiló pasión por el producto de la tierra y los ingredientes de temporada. El próximo 25 de noviembre dos nuevos restaurantes se ponen ante los fogones: Arka (Santa Eugènia de Berga) y Fonda Sala (Olost de Lluçanès).

Desde hace tres temporadas, el colectivo Osona Cuina, integrado por un grupo de cocineros de la comarca de Osona, impulsa una iniciativa llamada Sopars a 4 mans. Con ella, así como con otras actividades que realizan periódicamente, buscan dar visibilidad a los productos de esta tierra y posicionar esta comarca como uno de los referentes gastronómicos de Catalunya. Este año, han organizado cuatro cenas en las que participan ocho restaurantes del colectivo: El Gravat, Divicnus, L’Horta, Ca la Cinta, Devici, Cal Jutge, Arka y Fonda Sala. 

Dos mejor que uno

Las dos primeras ya se habían celebrado y nosotros tuvimos la oportunidad de asistir, el pasado 17 de noviembre, a la tercera cena, donde se reunieron dos chefs que destilan experiencia y extrema complicidad. El anfitrión fue Èric Soldevila, que comanda la cocina de Devici, un bar de vinos situado en el centro de Vic. Le acompañaba Eduard Aliberch, chef de Cal Jutge, un restaurante que trabaja la cocina catalana con un toque creativo y de autor, ubicado en la población de Orís. “Nuestra cocina es diferente, pero compartimos la manera de trabajar y la filosofía”, afirmaban los dos. Una filosofía que tiene un pilar claro: el producto de calidad y de temporada.

Sopars 4 mans

Ambos diseñaron conjuntamente el menú de esta cena gastronómica, que reunió a más de una trentena de comensales en las mesas de Devici. Allí se trasladó Eduard con parte de su equipo, ya que una de las premisas de estas cenas a cuatro manos es que todo sea compartido, tanto el trabajo en cocina como el servicio en sala. Finalmente, el menú estuvo integrado por ocho platos, de pequeño formato y pensados para la degustación, y dos postres. De este modo, los comensales pudieron degustar tanto recetas emblemáticas de cada restaurante como algunas creaciones nuevas pensadas específicamente para esta cita.

Una noche gastronómica en Vic

La cena comenzó con una copa de bienvenida a elegir entre la nueva Duet, una cerveza ácida y gastronómica, elaborada por los maestros cerveceros de Damm en colaboración con el Celler de Can Roca, o un cava brut rosé del 2014. El primer pase fue para la burrata italiana con calabaza escalibada y rúcula, uno de los platos estrella de Devici. Le siguieron el carpaccio de atún rojo, avellana y mató de Cal Jutge; así como su pequeño milhojas de foie e higos, que Eduard coronó con una aromática trufa rallada. Un evidente homenaje al producto de temporada.

Carpaccio

Èric volvió a tomar el mando para dar salida a los primeros platos: la croqueta de ciervo con emulsión de foie, y el bao relleno de rabo de toro desmenuzado con mayonesa de kimchi, dos delicias que sorprendieron a los comensales. El festín continuó con propuestas como el canelón de perdiz, ceps y su velouté, una creación con el sello de Cal Jutge; el pulpo a la brasa con espuma de patata, cebolla confitada y pimentón, que es una versión del pulpo que habitualmente sirven en Devici; para concluir con la costilla de cerdo Ral d’Avinyó, una raza porcina criada exclusivamente en Catalunya, acompañada con un toque de salsa cantonesa y puré de boniato. 

Cenas de éxito

Para los postres, el anfitrión preparó una cheesecake deconstruída, mientras que el chef de Cal Jutge optó por dar un giro a una receta más tradicional, la torrija con helado de vainilla y toffee. Entrantes, primeros, segundos y también los postres se maridaron con distintos vinos y cavas catalanes de las DO Conca de Barberà y Priorat. Referencias de gama alta de algunas de las bodegas que están dentro del grupo Parxet, que fueron perfectamente seleccionadas por los equipos de ambos restaurantes. El éxito de la cita, que dejó a muchos comensales sin mesa, les ha hecho preparar una nueva edición de esta cena a cuatro manos. Se celebra este miércoles, 24 de noviembre, pero ya lo tienen todo reservado. 

La última experiencia de la iniciativa Sopars a 4 mans tendrá lugar el próximo jueves, 25 de noviembre. En esta ocasión, la pareja creativa y gastronómica la formarán los chefs de los restaurantes Arka, situado en el Hotel Arumí (Santa Eugènia de Berga), y Fonda Sala (Olost de Lluçanès), un establecimiento familiar que mantiene una estrella Michelin desde 1992 y que además ofrece servicios de alojamiento. El año que viene, repetimos.
 

Fotos: Marta Becerra

Galeria

Galeria

Añadir nuevo comentario

Texto sin formato

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de correos electrónicos y páginas web se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.