¿TIENES MÁS DE 18 AÑOS?
Google+
4 helados caseros muy fáciles, refrescantes y... ¡sin heladera!
Propuestas Gastronómicas  

4 helados caseros muy fáciles, refrescantes y... ¡sin heladera!

Gastronosfera 31/07/2020

Los helados caseros son muy sencillos de preparar: tan solo se necesitan buenos ingredientes de base, una mínima cocción y algo de paciencia para que el congelador haga magia. Aquí te dejamos algunas ideas para sorprender a los tuyos.

Los helados artesanos son un snack delicioso y saludable en cualquier momento del día, especialmente si los elaboramos nosotros mismos con ingredientes frescos y de calidad. Por eso mismo, te proponemos cuatro recetas muy sencillas que te permitirán cocinar estos populares postres en casa.

Para que tengas diversas opciones, hemos seleccionado distintos ingredientes base para dar un gran toque de sabor: galletas María, café y diversas frutas maduras. Cada una de las recetas, además, propone una textura distinta, que se consigue gracias a los ingredientes que están en la base de la crema que congelaremos. Una manera inmejorable de dar un toque especial a meriendas, comidas o cenas. ¡A disfrutar!

Helado cremoso de coco y mango

Helado cremoso de coco y mango

Para dar un toque exótico a los helados caseros no hay nada mejor que la leche de coco. Además de dar cremosidad, este ingrediente que se obtiene mezclando agua con carne de coco maduro aporta un ligero sabor dulce a los postres. Esta receta es muy sencilla de elaborar y la única complicación, como pasa con la mayoría de helados, es evitar que se hagan pequeños cristales de hielo en la crema que dejamos en el congelador. Para prevenirlo, hay que estar atento durante la primera hora e ir sacando el helado, aproximadamente cada veinte minutos, para removerlo, y volverlo a dejar después dentro del congelador.

Dificultad: fácil

Ingredientes: 200 g de leche de coco, 200 g de leche condensada y 150 g de mango.

Preparación: Triturar el mango maduro en la batidora hasta obtener un puré. Mezclar la lecha condensada y la leche de coco en un bol aparte. Añadir el mango triturado al bol y remover. Congelar la mezcla durante una hora. Sacarla del congelador cada 20 minutos, durante una hora, remover y volver a congelar. Después de la primera hora, congelar durante 6 horas seguidas. Sacar el helado del congelador 10 minutos antes de servir. 

Helado casero de galletas María

Helado casero de galletas María

Pocos alimentos nos transportan tan rápido a la infancia como lo hacen las galletas María. Estas delicias tan arraladas a nuestra cultura (aunque en realidad se crearon en Londres en el año 1874) son una buena opción para elaborar y acompañar un helado casero, ya que consiguen que el resultado final sea muy cremoso. Además, el sabor de la galleta diferencia este helado de los que podamos hacer con frutas u otros ingredientes, siendo uno de los favoritos de los más pequeños. Para presentarlo de una manera más atractiva y original, te recomendamos reservar algunas de las galletas para servir este helado casero. Así, como si de un sándwich se tratara, poned una bola del helado entre dos galletas.

Dificultad: fácil

Ingredientes: 25 galletas maría, 70 g de azúcar moreno, 300 ml de leche, 2 yemas de huevo, 25 ml de nata y 1 cucharadita de esencia de vainilla.

Preparación: Triturar las galletas María en un bol y añadir la leche para acabarlas de deshacer. Calentar la nata en un cazo y añadir el azúcar y la esencia de vainilla. Una vez disuelto, añadir las galletas trituradas y reservar. Batir las yemas de los huevos y añadirlas lentamente a la mezcla. Cocer hasta que espese. Congelar la mezcla y sacarla cada 15 minutos, durante una hora, para remover con unas varillas. Congelar durante un mínimo de 6 horas. Servir el helado entre dos galletas maría enteras.

Más recetas: helados veganos sencillos y refrescantes.

Polo artesano de piña y fresas

Polo artesano de piña y fresas

Comer fruta siempre es más divertido si lo hacemos en formato polo. Una manera muy refrescante para cumplir, sin darnos cuenta, con las recomendaciones diarias de ingesta de este alimento. Además, con esta receta, que también puedes versionar con aquellas frutas que te gusten más, llenarás el congelador de snacks sanos y sabrosos para ir comiendo entre horas. Para conseguir que estos polos estén todavía más buenos, un truco es utilizar la fruta lo más madura posible, ya que así el sabor será más intenso. Y no te olvides de comprar palitos de polo para empalar tus nuevos helados caseros.

Dificultad: fácil

Ingredientes: 500 g de piña natural, 2 tazas de fresas, 1 lima, 1 lata de leche de coco y 2 cucharadas de sirope de arce.

Preparación: Rallar la cáscara de la lima. Pelar la piña y cortar en trozos. Poner en la batidora la ralladura de lima, la piña, las dos cucharadas de sirope de arce y la leche de coco. Batir hasta que quede un puré. Picar las fresas y reservar. En un molde, colocar el puré hasta la mitad, añadir las fresas y acabar de rellenar con el puré. Congelar durante 30 minutos, sacar y empalar con palitos de polo. Congelar durante un mínimo de seis horas. Servir.

Más recetas: recetas de polos caseros para el verano.

Helado casero de café

Helado casero de café

El café es un ingrediente muy versátil que da a los postres un sabor muy intenso, como demuestra este helado que lo toma como ingrediente principal. El sabor de los granos tostados y molidos, además, combina muy bien con el de los huevos y la nata, en lo que forma parte de una manera muy tradicional de elaborar los helados en nuestro país. Una vez servido en copa, a este helado también le podemos añadir nata montada por encima o bien rociarlo con un poco de whisky, que le acabará de dar un toque intenso. Te recomendamos degustar-lo como postre durante las comidas.

Dificultad: fácil

Ingredientes: 5 huevos, 1 litro de nata, 3 cucharaditas de café instantáneo y 350 g de azúcar.

Preparación: Batir la nata con el azúcar y reservar. Disolver las tres cucharaditas de café instantáneo en medio vaso de agua. Montar las claras a punto de nieve. Añadir a las claras el azúcar, las yemas, el café y la nata. Mezclar todo con unas varillas. Poner la mezcla en un molde. Dejarlo en el congelador un mínimo de seis horas. Servir en copas.

Añadir nuevo comentario

Texto sin formato

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de correos electrónicos y páginas web se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.