¿TIENES MÁS DE 18 AÑOS?
Google+
Carnaval: 2 platos y 6 postres muy tradicionales
Propuestas Gastronómicas  

Carnaval: 2 platos y 6 postres muy tradicionales

Gastronosfera 20/02/2020

Llega el Carnaval y con él los disfraces se apoderan de nuestras calles y la diversión se instala en nuestras mesas. Recopilamos ocho recetas típicas de la dieta carnavalesca, desde la tortilla de butifarra de huevo, habitual del Jueves Lardero, hasta las sardinas, propias del Miércoles de Ceniza. Dos fechas que marcan el inicio y el final de una festividad que también tiene en el recetario dulce grandes protagonistas.

La celebración del Jueves Lardero supone el inicio del Carnaval y la llegada de los excesos gastronómicos, antes de enfrentarse a la austeridad de la Cuaresma. Son muchas las comidas populares y tradicionales que recuperamos para estas fechas. Mandan sabores como los de las tortillas, las sardinas y los chicharrones, que se integran en nuestros menús diarios, igual que los postres fritos y con alto contenido calórico. Chulas, freixós, filloas gallegas, crespillos, torrijas y un extenso número de recetas regionales de buñuelos vuelven a tomar relevancia estos días. Los trucos y las formas de prepararlos son infinitas y estas ocho recetas pueden darnos algunas pistas. No hay que temer, es Carnaval. Y como bien dice la sabiduría popular: “Una vez al año, no hace daño”.

Tortilla de butifarra de huevo

Tortilla de butifarra de huevo

La tradición mandaba no comer carne ni huevo durante la Cuaresma cristiana, los cuarenta días anteriores a Semana Santa. Por lo que el huevo se convirtió en uno de los reyes de la fiesta de Carnaval, previa a esta etapa de austeridad gastronómica. Esta sencillísima receta, muy habitual en la zona de Cataluña durante el Jueves Lardero, le rinde homenaje por partida doble y en forma de tortilla. Se puede elaborar salteando los trozos de butifarra de huevo previamente por la sartén o mezclándolos directamente con los huevos batidos.

Ingredientes:

2 huevos ecológicos, 1 butifarra de huevo, sal y aceite de oliva virgen extra.

Preparación:

- Pelar la butifarra de huevo y cortarla en rodajas. Saltearla unos minutos en la sartén con un poco de aceite de oliva. Reservar.

- Batir los huevos en un bol, salar al gusto e incorporar la butifarra.

- Calentar bien la sartén con un poco de aceite, incorporar la mezcla y repartirla de forma uniforme por toda la sartén.

- Hacer la tortilla de butifarra de huevo con forma redonda. Cocerla un minuto o dos, darle la vuelta con un gira-tortillas y terminar de cocerla un par de minutos más, en función de la jugosidad que le queramos dar.

- Se puede acompañar de panceta frita y de judías cocidas.

Coca de sardinas

 Coca sardinas

La sardina es uno de los alimentos típicos del final del Carnaval ya que se come durante el Miércoles de Ceniza. Al final de esta jornada se realiza el Entierro de la Sardina, una celebración festiva en la que se entierra simbólicamente al Rey Carnaval. Tradicionalmente, se rubrica la ceremonia con una sardinada popular pero durante el ágape también se pueden degustar otras propuestas gastronómicas algo más complejas como esta coca de sardina.

Ingredientes:

Para la base de la coca: 

250 g de harina de fuerza, 4 g de sal, 5 g de levadura de panadero, 150 ml de agua y 25 ml de aceite de oliva.

Para el relleno:

4 sardinas en aceite de oliva, 2 cebollas grandes, 1 pimiento rojo y 2 tomates.

Preparación:

- Cortar las cebollas y el pimiento en juliana y el tomate a rodajas. Dejarlos reposar con un poco de sal y aceite unas horas antes de cocinarlos.

- Para preparar la coca, disponer todos los ingredientes en un bol y mezclarlos bien hasta obtener una masa homogénea. Dejarla reposar unos 15 minutos.

- Estirar la bola de masa suavemente con la palma de la mano, plegarla sobre ella misma y girarla 90° a la izquierda. Repetir la operación varias veces.

- Dejar reposar la masa, en forma de bola, en un bol enharinado. Tapar el bol y mantener en un lugar templado durante una hora y media o hasta que doble su volumen.

- Estirar la pasta con un rodillo y colocarla en una bandeja de horno enharinada.

- Precalentar el horno a 225°C y mientras colocar la cebolla, el pimiento y el tomate encima de la masa.

- Hornear la coca, aproximadamente unos 10 minutos.

- Bajar el horno a 200°C, incorporar las sardinas y cocer entre 10 y 15 minutos más.

Coca de chicharrones

Coca de chicharrones

Tradicionalmente, la coca de chicharrones o de llardons se comía el Jueves Lardero y ayudaba a coger fuerzas para el periodo de ayuno de la Cuaresma. Actualmente, las pastelerías y panaderías, la elaboran todo el año, aunque especialmente en Carnaval y en la festividad de San Juan. Se trata de una coca dulce, no muy gruesa, que tiene una textura seca debido a la masa de hojaldre y un sabor especial gracias a la procedencia porcina del chicharrón. Se puede acompañar con vino dulce, moscatel, malvasía o cava.

Ingredientes:

1 masa de hojaldre rectangular, 150 g de chicharrones, 40 g de piñones, 60 g de azúcar y 1 huevo.

Preparación:

- Envolver los chicharrones en un trapo y picarlos con la ayuda de un mortero para que queden desmenuzados. Reservar.

- Extender la masa de hojaldre, aprovechando el papel con el que viene envuelta, sobre una bandeja de horno.

- Pinchar con un tenedor toda la superficie de la masa para evitar que esta crezca al hornear y pintarla con huevo batido.

- Precalentar el horno a 200º C.

- Remojar los piñones en agua durante unos 15-20 minutos.

- Distribuir los chicharrones por encima de la masa. Hacer lo mismo con los piñones, previamente pasados por el colador. Presionar un poco con la mano para que queden pegados a la masa.

- Con un cuchillo sin punta, dar forma de acabado a los bordes de toda la coca.

- Espolvorear el azúcar generosamente por toda la coca.

- Hornear a 200º C durante 5 minutos solo por la parte de abajo. Y después hornear 10 minutos más por arriba y por abajo.

Buñuelos de viento

Buñuelos de viento

También conocidos como buñuelos de Cuaresma, estos dulces son habituales en el recetario casero de muchas familias. Se elaboran a base de harina y se fríen en aceite. Se llaman “de viento” porque tienen una masa especialmente esponjosa, como si estuvieran vacíos por dentro, por lo que también es habitual rellenarlos de crema pastelera, chocolate o nata. Además de ser típicos de Cuaresma, también se comen en Semana Santa.

Ingredientes:

125 g de harina, 250 ml de agua (o leche), 30 g de mantequilla y 40 g de azúcar, piel de medio limón, 3 g de sal, 4 huevos, aceite de oliva, canela y azúcar.

Preparación:

- En un cazo, colocar el agua, la mantequilla, el azúcar, la ralladura de limón y un poco de sal.

- Llevar a ebullición y cuando empiece a hervir, verter la harina de una vez. Sin retirar del fuego, mover con una cuchara de madera hasta que la masa se desprenda de las paredes del cazo.

- Retirar del fuego y dejar que la masa se entibie. Empezar a incorporar los huevos, uno a uno, hasta que se hayan integrado en la masa, que debe quedar elástica y fina.

- Taparla con un trapo y dejarla reposar en un lugar templado, durante dos horas, para que doble su volumen.

- Con la ayuda de dos cucharas o con las manos, coger pequeñas porciones de masa y darles la forma de pequeñas bolas.

- Calentar abundante aceite en la sartén y freír los buñuelos hasta que queden dorados por los lados.

- Retirar y colocar sobre un papel absorbente para eliminar el exceso de aceite.

- Espolvorear los buñuelos con azúcar y canela.

Orejas de carnaval

Orejas de carnaval

Tradicionales tanto en el entroido (carnaval) gallego como en el leonés, estas porciones de masa crujiente y frita se sirven recubiertas de una fina capa de azúcar en polvo. Su elaboración es facilísima y su forma recuerda las orejas del cerdo, de ahí su nombre. Aunque en otras zonas de España también son conocidas como hojuelas. Para acompañarlas, nada mejor que un buen licor café.

Ingredientes:

1 huevo, 30 ml de leche, 30 ml de aceite de oliva virgen extra suave, 15 ml de licor (anís o aguardiente), ralladura de limón o naranja, 250 g de harina, aceite de girasol (o manteca de cerdo) para freír, sal y azúcar glas.

Preparación:

-En un bol, batir el huevo con la ayuda de unas varillas. Añadir la leche, el aceite y el licor y seguir batiendo. Agregar un pellizco de sal y la ralladura de limón o naranja.

- Incorporar la harina poco a poco y remover con la ayuda de una cuchara hasta conseguir una masa ligera y elástica y no pegajosa.

- Dejar reposar la masa unas dos horas. A continuación, estirar la masa sobre una superficie lisa, intentando que quede bien fina.

- Cortar en porciones y darles la forma de orejas. Freír cada trozo en abundante aceite muy caliente. Freír por ambos lados hasta que las orejas queden crujientes.

- Retirar el exceso de aceite con la ayuda de un papel absorbente.

- Espolvorear con azúcar glas.

Leche frita de carnaval

Leche frita de carnaval

Sus orígenes se remontan a la época medieval por lo que es normal que existan miles de recetas diferentes para elaborar la leche frita. Sencillo, aunque con un importante aporte calórico a tener en cuenta, este dulce típico de la repostería tradicional española se toma caliente o tibio en épocas de Carnaval y Cuaresma. En el País Vasco se conoce este postre de sartén como tostada de crema, mientras que en Galicia lo llaman leite frito, y en Cataluña se denomina llet de Pasqua.

Ingredientes:

1 litro de leche, 2 cortezas de limón, 2 ramas de canela, 200 g de azúcar, 100 g de maicena, harina, huevo, aceite de oliva, canela en polvo y azúcar glas.

Preparación:

- En un cazo, hervir la leche -reservar un vaso para utilizar más tarde- con la canela y la corteza de limón. Cuando entre en ebullición, retirar el cazo y dejar reposar unos 30 minutos.

- Colar la leche, retirando la canela y el limón, y volver a ponerla en el fuego a baja temperatura. Incorporar poco a poco el azúcar, removiendo hasta que se disuelva bien.

- En el vaso de leche que habíamos reservado, disolver la maicena. Incorporarlo a la mezcla anterior, dejando otros 30 minutos al fuego. Remover para evitar que se enganche y que vaya espesando.

- Conseguida la textura deseada, volcar el contenido en un molde cuadrado o redondo. Refrigerar durante unas tres horas.

- Cortar la leche frita en cuadrados, rebozar con huevo y harina y freír en aceite muy caliente, por los dos lados.

- Cuando estén dorados, retirar y espolvorear con azúcar y canela.

Casadiellas asturianas

Casadiellas asturianas

Se trata de uno de los dulces asturianos más antiguos y un emblema, junto con los frixuelos, de las celebraciones carnavalescas en estas tierras. Recuerdan a una empanadilla dulce y se rellenan de nueces, azúcar y anís. Uno de los trucos de la abuela es aromatizar aceite de oliva con el que se van a freír con anís y cáscara de limón durante un par de minutos. Son perfectas para tomar con chocolate caliente o con café.

Ingredientes:

500 g de nueces molidas, 250 g de azúcar, 30 ml de anís dulce, 250 g de harina, 100 g de mantequilla, 1 un vasito de vino blanco, 1 vasito de agua, 100 ml de leche, 1 cucharadita de levadura, aceite de oliva y azúcar glas.

Preparación:

- Para elaborar el relleno, primero mezclar las nueces con el azúcar y el anís hasta formar una pasta. Reservar.

- Para elaborar la masa, mezclar la mantequilla con la leche, el agua y el vino blanco en un bol. Cuando esté todo integrado, añadir la harina y la levadura despacio.

- Batir hasta conseguir una masa elástica. Extenderla sobre una superficie lisa y enharinada con la ayuda de un rodillo, dejándola muy fina.

- Cortar en rectángulos, llenar con la pasta de las nueces y cerrar las casadiellas presionando con los dedos o un tenedor.

- Freír las casadiellas en abundante aceite, a fuego medio, hasta que queden doradas por ambos lados.

- Retirar, escurrir en papel de cocina y espolvorear con azúcar glas.

Añadir nuevo comentario

Texto sin formato

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de correos electrónicos y páginas web se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.