¿TIENES MÁS DE 18 AÑOS?
Google+
Propuestas Gastronómicas  

Cacahuetes, mucho más que un entretenimiento para picar

Manel Bonafacia 13/10/2022

En el día mundial del cacahuete (13 de octubre), conviene recordar que no es solo un entretenimiento para picar, sino que es un producto muy nutritivo que podemos utilizar en el día a día en nuestra cocina.

El cacahuete no es un fruto seco, sino una legumbre muy nutritiva, rica en proteínas, vitaminas y minerales, aunque mucha gente lo consuma solo para picar entre horas o cuando nos lo ponen acompañando una bebida. Por el contrario, es un ingrediente muy valorado en muchos países, sobre todo en Asia y América, y que da mucho juego en la cocina.

Utilizado con mesura, porque es un alimento muy calórico (cerca de 600 calorías por 100 gramos), te traemos unas cuantas recetas, hoy que es el día internacional del cacahuete, cacahuate o maní, como lo llaman en América Latina.

Buenos para el corazón

Como ya hemos dicho, los cacahuetes son muy nutritivos, aportan a nuestro organismo proteínas, minerales y vitaminas B o E, un poderoso antioxidante, y sus grasas son mayoritariamente monoinsaturadas y poliinsaturadas, que ayudan a equilibrar el colesterol en el organismo y a prevenir enfermedades cardíacas. Además, contienen elementos anticancerígenos y comer cacahuetes es bueno tanto para la memoria como para el sistema muscular (previenen rampas y espasmos y aportan energía) e incluso para mejorar el estado de ánimo, ya que son ricos en triptófano, aminoácido esencial en la producción de la llamada hormona del humor, la serotonina.

cacahuetes

También hay estudios que afirman que, a pesar de la creencia popular de que los cacahuetes engordan mucho y a pesar de su alto porcentaje de grasas, no solo engordan menos que otros productos con proporción similar de grasas, sino que pueden ayudar a reducir el peso, ya que proporcionan sensación de saciedad y pueden hacer que comamos menos. O si sustituimos productos de bollería industrial o similares a la hora de la merienda, por ejemplo, por un puñado de cacahuetes.

Aceites, harinas...

En nuestro país normalmente solo encontramos el fruto, pero en otros países también se vende en forma de harina, a la que se extrae parte de la grasa, y sobre todo aceite, muy utilizado especialmente en Asia. Y es que, a pesar de ser un producto originario de Centroamérica, los principales productores son hoy China e India, Nigeria y Estados Unidos.

En nuestra casa, podemos encontrar los cacahuetes en crudo o tostados, y también fritos, con o sin sal. Evidentemente, lo más recomendable es consumirlos que no sean fritos ni con sal u otros aditivos.

En la cocina

Si pensamos en recetas con cacahuetes, quizá lo primero que nos vendrá a la cabeza serán aquellos sándwiches de mantequilla de cacahuete que a menudo dan a los niños para merendar en las películas americanas. Una mantequilla que podemos preparar en casa, por cierto, sin aditivos innecesarios y que no debe ser necesariamente un producto desaconsejable para la salud.

Pero hay muchas más maneras de utilizar esta legumbre con apariencia de frutos secos en nuestra cocina, tanto a la hora de preparar platos dulces como salados, y le explicamos algunos.

Crema de cacahuete

crema de cacahuetes

Para preparar una crema de cacahuetes casera solo necesitaremos esto, cacahuetes tostados sin sal, y evitaremos todos los aditivos de las cremas industriales.

Preparación:

- Pelamos los cacahuetes y los ponemos en el recipiente de la picadora, no hace falta que sea un robot sofisticado, con las picadoras que acompañan a las batidoras domésticas es suficiente. Trituramos a máxima potencia y veremos que en un par de minutos, los cacahuetes quedan primero picados pequeños y después, debido a la grasa que contienen, se va formando una pasta. Seguiremos triturando durante dos o tres minutos hasta conseguir una pasta homogénea fácil de untar.

- Si queremos que tenga una consistencia más fluida, podemos añadir un chorrito de aceite de cacahuete, de girasol o de coco, y, en función del uso que le queramos dar, también podemos añadir un poco de sal o azúcar, aproximadamente una cucharada por cada 200 gramos de cacahuetes. La guardamos en un bote tapado en la nevera.

- Podemos utilizar esta crema simplemente para untar sobre una rebanada de pan, sola o con mermelada, a la hora del desayuno o merienda, pero también para añadir a algunos platos salados (hummus, crema de verdura, pollo, pasta) o dulces, para hacer pasteles, barritas energéticas o galletas.

Galletas de mantequilla de cacahuete

galletas

Ingredientes:

130 g de mantequilla de cacahuete

125 g de mantequilla

80 g de azúcar

60 g de harina

1 huevo

Preparación:

- Mezclamos la mantequilla, que habremos dejado una hora antes a temperatura ambiente, con el azúcar, hasta que se integre bien. Batimos el huevo y lo añadimos a la mantequilla, mezclamos bien y añadimos la harina tamizada con un colador fino, integramos y finalmente añadimos la mantequilla de cacahuete.

- Precalentamos el horno a 190 ºC y cubrimos una bandeja de horno con papel sulfurizado. Hacemos bolitas con la mezcla, las aplastamos, dándoles forma de galleta, y las ponemos en la bandeja, dejando espacio entre ellas. También podemos extender la masa con un rodillo y cortarla con moldes para las galletas, si tenemos.

- Dejamos cocer en el horno unos 10 minutos, hasta que las galletas estén doradas.

Ensalada de espinacas

Ingredientes:

250 g de hojas de espinacas tiernas

100 g de beicon

50 g de cacahuetes tostados

100 g de escamas de parmesano

Aceite OVE, vinagre

Preparación:

- Freímos el beicon en tiras y preparamos una vinagreta con tres partes de aceite y una de vinagre más los cacahuetes picados groseramente.

- Servimos las espinacas con el beicon, las escamas de parmesano y la vinagreta.

Pollo kung pao (China)

kung pao

Ingredientes:

Para el macerado:

500 g de pechuga de pollo

20 ml de salsa de soja

1 cucharada de vinagre de arroz

1 cucharada de maicena

Para el resto:

2 cebolletas con la parte verde incluida

1/4 de pimiento rojo

3 dientes de ajo

2 cm de jengibre fresco

1 cucharadita de pimienta de Sichuan

1 cucharadita de guindilla en polvo

1 vasito de caldo de pollo

2 cucharaditas de azúcar

2 cucharadas de aceite de sésamo

Salsa de soja

Aceite OVE, pimienta y sal

Preparación:

- Cortamos el pollo en dados tamaño mordida. Mezclamos en un cuenco un buen chorro de salsa de soja, el vinagre de arroz y una cucharada de maicena y añadimos el pollo. Mezclamos bien y dejamos marinar durante media hora en la nevera.

- Pelamos las cebollas y las cortamos en juliana, laminamos los ajos y el jengibre fresco; cortamos el pimiento en dados medios.

- Secamos el pollo y lo freimos en un wok con aceite caliente, sin que se acabe de cocer; reservamos y, en el mismo aceite, a fuego medio, añadimos la pimienta y la guindilla trituradas en el mortero. Salteamos unos minutos la cebolla, el ajo, el pimiento y el jengibre, añadimos el pollo, el aceite de sésamo, un chorro de salsa de soja y el caldo de pollo o agua y dejamos acabar de cocer con el fuego fuerte para que reduzca el caldo. Antes de que esté bien reducido, añadiremos los cacahuetes.

Brochetas con salsa Satay (Tailandia)

satay

La salsa Satay o salsa de cacahuete es típica de Tailandia y muy utilizada en toda Asia, ideal para acompañar carnes a la plancha o a la brasa, como unas brochetas, pero también se puede utilizar para marinar las carnes antes de cocinarlas, o para añadir a unos fideos con verduras salteadas al wok.

Ingredientes:

600 g de solomillo de cerdo cortado en dados de unos 2-3 cm de lado

3 cucharadas de mantequilla de cacahuetes

1 vaso de leche de coco

2 cucharadas de salsa de soja

1 cucharada de pasta de curry

1 diente de ajo

1 cucharadita de jengibre picado

1 cucharadita de guindilla roja en polvo

1 cucharadita de lemongrass

1 cucharada de azúcar o miel

Sal y pimienta

Preparación:

- Ponemos una cazuela al fuego con la leche de coco y añadimos la pasta de curry mientras removemos para que se vaya deshaciendo, añadimos la mantequilla de cacahuete y seguimos integrando la mezcla sin parar de remover. Añadimos la soja y el ajo bien picado, bajamos el fuego sin parar de remover y añadimos la guindilla en polvo.

- Dejamos diez minutos en el fuego, removiendo para que no se pegue y añadiendo leche de coco si queda demasiado espeso.

- Enfilamos los dados de solomillo con unas brochetas, los salpimentamos y cocemos a la plancha o a la brasa. Las servimos con la salsa Satay para mojar la carne.

Hummus con cacahuetes

Ingredientes:

400 g de garbanzos cocidos

100 g de crema de cacahuete

2 cucharadas de aceite de oliva

2 cucharadas de zumo de limón

1 cucharadita de comino en polvo

1 diente de ajo

Un puñado de cacahuetes tostados

Sal y pimentón

Preparación:

- Este hummus, que algunos llaman americano, sustituye la pasta de sésamo por la de cacahuetes, que le da un sabor muy original.

- Ponemos en el vaso de la batidora los garbanzos con un chorro del zumo de su cocción o de la conserva, si son de bote. Añadimos la crema de cacahuete, el ajo, el zumo de limón, el aceite y el comino. Trituramos hasta conseguir una crema más o menos fina, según nuestro gusto.

- Rectificamos de sal si es necesario y servimos con pimentón, un chorro de aceite y unos cuantos cacahuetes por encima.

Galeria

Galeria