¿TIENES MÁS DE 18 AÑOS?
Google+
Propuestas Gastronómicas  

Brioche: prepara en casa este bollito francés

Silvia Alberich 05/03/2021

Tierno, esponjoso y siempre apetecible, este pan dulce se ha hecho un hueco en nuestra gastronomía por méritos propios. Motivos no le faltan.

También conocido como pan de yema, bollo o bollo de leche, el brioche es un bollito tierno y esponjoso de origen francés que se ha colado en nuestra mesa y al que difícilmente podemos resistirnos. Elaborado con ingredientes tan utilizados en la cocina como huevos, levadura, leche, mantequilla y azúcar, el brioche entra por la vista y el olfato y seduce al paladar. Te enseñamos a preparar este pan dulce en casa para que disfrutes de él y sorprendas a los tuyos. Tómate tu tiempo, porque, como la mayoría de recetas deliciosas, el brioche se cuece a fuego lento.

Receta de brioche clásico

Brioche clásico

Ingredientes (para 4 personas): 300 g de harina de fuerza, 2,5 g de levadura seca, 35 ml de leche tibia, 3 huevos, 15 g de azúcar, 225 g de mantequilla y 7 g de sal.

Preparación:
Primero de todo, dejamos la mantequilla a temperatura ambiente durante un par de horas para que esté a punto de pomada.
 
En un bol añadimos la leche tibia, la sal, el azúcar y la levadura y dejamos reposar 10 minutos para que la levadura se hidrate.

Mezclamos bien e incorporamos la mantequilla a punto de pomada.

A continuación, batimos dos huevos y los añadimos a la mezcla. Removemos con una espátula y vamos incorporando la harina sin dejar de remover hasta que quede una masa suave y lisa.

Masa de brioche

Dejamos la masa en reposo y cubierta con un trapo durante media hora y después la colocamos en la nevera, como mínimo, durante 5 horas, hasta que doble su volumen.

Pasado ese tiempo, cubrimos con mantequilla fundida el molde en el que colocaremos el brioche y dividimos la masa que ha estado en reposo en la nevera en dos partes (una ha de ser más del doble que la otra).

La masa más grande la colocamos en la base del molde y a la más pequeña le damos forma ovalada y la ponemos encima, de manera que sobresalga ligeramente.

Dejamos la masa en reposo un par de horas aproximadamente, hasta que doble el volumen.

Después, precalentamos el horno a 190º y, mientras, batimos un huevo, pincelamos el brioche y lo colocamos en el horno unos 15 minutos. Pasado ese tiempo, bajamos a 180º y seguimos horneando unos 20 o 25 minutos más.

Sacamos el brioche del horno, lo dejamos reposar unos 5 minutos en el molde y, después, desmoldamos en una rejilla para que se enfríe. Espolvoreamos un poco de azúcar glas por encima y... ¡Listo para partirlo con los dedos o con un cuchillo y disfrutar del brioche en el desayuno, la merienda, como postre o tentempié!

Brioche recién salido del horno

Disfrútalo de mil maneras

La mantequilla es el ingrediente principal del brioche, una receta dulce que puede rellenarse con mermelada casera, chocolate, nata y crema pastelera, opciones muy apetecibles y contundentes para este pan dulce. También puede aromatizarse con especias como la canela, la vainilla y el agua de azahar -conocido por utilizarse en el clásico roscón de Reyes-. Si queremos dar un toque salado al brioche, podemos incorporar hierbas aromáticas como orégano, tomillo y romero.

Dejando las opciones saladas al margen, te proponemos una crema pastelera para rellenar el brioche.

Crema pastelera

Ingredientes:
450 ml de leche, 90 g de azúcar, 35 g de maicena, 2 yemas de huevo, 1/2 rama de canela, una corteza de limón y una de naranja y un huevo para pintar el brioche.

Preparación:
Ponemos en un cazo la leche, la canela, las cortezas de limón y naranja y el azúcar y calentamos sin que la leche llegue a hervir.

Reservamos en un bol un poco de leche caliente e incorporamos las dos yemas de huevo y la maicena. Removemos bien.

Retiramos la canela y las pieles de naranja y limón del cazo e incorporamos la mezcla de leche, yemas de huevo y maicena. Seguimos removiendo a fuego lento hasta que vaya espesando.

Una vez lista la mezcla, la dejamos enfriar en la nevera.

Con la masa del brioche elaborada, tras haber estado un par de horas en reposo, procedemos a rellenarlo de crema, con la ayuda de una manga pastelera.

Batimos un huevo, pintamos el brioche y lo colocamos en el horno, previamente precalentado a 180º. Dejamos que se vaya haciendo hasta que quede dorado. Sabremos que está listo si pinchamos con un cuchillo y sale seco.

Sacamos el brioche con crema pastelera del horno, dejamos que se enfríe y ya podemos disfrutarlo solo o acompañarlo con un café o una infusión. ¡Un delicioso plan para una tarde de invierno!

 

Galeria

Galeria

Añadir nuevo comentario

Texto sin formato

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de correos electrónicos y páginas web se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.