¿TIENES MÁS DE 18 AÑOS?
Google+
Propuestas Gastronómicas  

10 recetas para quedar bien... ¡con unas patatas!

Manel Bonafacia 10/01/2022

Ya sean aliñás, arrugadas con mojo, hasselbac, en crema, ensaladas al estilo alemán o a la riojana, las humildes patatas nos permiten infinidad de recetas para quedar bien con poco dinero y poco trabajo.

Para salir bien parado de un compromiso de última hora o para quedar bien ofreciendo una buena comida a familiares o amigos, a veces no es necesario realizar un gran gasto ni pasar muchas horas en la cocina, sino que con recetas fáciles y productos baratos podemos hacer disfrutar a nuestros invitados en la mesa, ya sea con un par de huevos, una lata de atún, un kilo de mejillones o un bote de garbanzos.

También con las humildes patatas, un tubérculo que, desde que llegó de América hace más de quinientos años, ha sido la base de la alimentación de muchas familias durante años. Y es que las patatas dan mucho juego en la cocina, más allá de las preparaciones más básicas, hervidas, solas o con alguna verdura, o fritas.

Variedades para todos los usos

La patata es el tubérculo más consumido del mundo y las variedades son infinitas, con características distintas que las hacen más aptas para un tipo de preparación u otro. En los mercados de nuestro país encontramos algunas, y entre las variedades más versátiles, que tanto sirven para freír, hervir, cocinar al horno, a la brasa o al microondas, se encuentran la kennebec y la monalisa. Las variedades spunta y ágata también son muy versátiles, si bien esta última no se recomienda para freír, un uso especialmente indicado para la variedad agria, mientras que para guisar o cocinar al vapor necesitaremos una patata que no se deshaga fácilmente, como la red pontiaco, de piel roja. La variedad bufet, en cambio, es la que eligen muchos cocineros para hacer sopas y cremas, pero sobre todo para purés.

Patata

Hay que tener en cuenta también que si las patatas son nuevas, es decir, cosechadas en primavera, tienen más agua y menos almidón, y una textura más firme, por lo que quedan enteras después de cocerlas, mientras que las patatas viejas, que se recolectan en otoño, tienen más almidón, de manera que espesan las salsas y absorben mejor los sabores.

Con patatas puedes preparar una deliciosa tortilla de patatas, ñoquis, buñuelos y una infinitidad de recetas más. Hoy te traemos diez que te harán quedar bien tanto si no quieres gastar mucho como si se te presenta un compromiso inesperado, ya que la patata es uno de los productos que rara vez faltan en las casas, y tanto nos sirve como aperitivo (más allá de las clásicas patatas chips), como entrante, primero, principal o incluso en el postre. No hace falta mucho más para conseguir platos que dan muy buen resultado.

Ensalada campera

Ensalada_Campera

Receta de origen humilde, de aprovechamiento de los productos del huerto, que tanto puede ser un entrante como un plato principal que nos resuelva una comida de verano, según los ingredientes que le añadamos.

Ingredientes:

1 kg de medias para hornear

2 tomates maduros

1 pimiento verde pequeño

1/2 pimiento rojo

1 cebolleta

3 o 4 huevos duros

1 o 2 latas de atún, bonito o caballa en aceite

Aceitunas al gusto

Aceite AOVE, vinagre de manzana, sal y pimienta

Preparación:

- Lavamos bien y hervimos las patatas con piel hasta que se puedan atravesar bien con la punta del cuchillo, las escurrimos y dejamos templar y las cortamos a dados o a rodajas.

- Mientras, preparamos una vinagreta con el aceite, el vinagre, la sal y la pimienta, a nuestro gusto. Normalmente, ponemos una proporción de 4 partes de aceite por 1 de vinagre, pero esto depende de cada uno. Eso sí, debe ser abundante. Añadimos el tomate, la cebolla y los pimientos cortados en dados (o tiras) y dejamos marinar mientras se enfrían las patatas.

- Añadimos la vinagreta a las patatas, los huevos pelados y cortados en gajos o en dados, las aceitunas y el pescado en conserva, si lo ponemos. Dejamos reposar un rato en la nevera antes de servir.

- Si hacemos más cantidad para que quede para el día siguiente, en la parte que sobre no ponemos tomate y se lo añadimos a última hora, así no se ablandará entre la nevera y la vinagreta.

Papas aliñás

Ésta es una de las tapas más populares en Andalucía, sobre todo en los bares de Cádiz, es fácil de preparar y siempre triunfa si utilizamos ingredientes de calidad.

Ingredientes:

700 g de patatas nuevas de tamaño pequeño o medio

150 ml de aceite AOVE

150 g de cebolleta

2 cucharadas de vinagre de calidad

1 buena cucharada de perejil picado

Sal gorda

Preparación:

- Lavamos bien las patatas y las ponemos a hervir en una olla cubiertas de agua y una buena cucharada de sal gorda. Las hervimos hasta que estén tiernas pero firmes, lo comprobaremos pinchándolas con un cuchillo fino.

- Dejamos enfriar un poco las patatas, hasta que las podamos coger con las manos, las pelamos y cortamos en rodajas de un centímetro de grosor. Las ponemos en la bandeja de servir y las aliñamos con la cebolla cortada en daditos, el perejil bien picado, el aceite, el vinagre y un poco más de sal gorda. Removemos bien y servimos.

- Podemos añadir unas aceitunas, un poco de atún o bien huevo duro picado. Mejor consumirlas el mismo día, sin pasar por la nevera.

Papas arrugás con mojos

Papas arrugás

En Canarias utilizan para hacer este plato una variedad autóctona, las patatas antiguas, pero como sea no son fáciles de encontrar, podemos utilizar otras variedades, pero sobre todo, deben ser de pequeño tamaño, como las que se utilizan para guarnición.

Ingredientes:

Patatas de tamaño pequeño

Sal gorda abundante

Para el mojo verde

1/2 cabeza de ajos

1 puñado de cilantro fresco

1/2 cucharadita de comino en polvo

Aceite AOVE

Vinagre

Sal y pimienta

 

Para el mojo rojo:

1/2 cabeza de ajos (o más, al gusto)

1 rebanada de pan seco tostado

2 guindillas de cayena

2 cucharadas de pimentón

2 cucharadas de comino en polvo

Aceite AOVE

Vinagre

Sal y pimienta

Preparación:

- Para cocer las patatas, las lavamos muy bien, ya que se comen con la piel, y las ponemos en una cazuela ancha, las cubrimos de agua y añadimos sal gorda abundante, no hace falta tener miedo a pasarse. Las ponemos al fuego y cuando estén cocidas (que las podamos atravesar fácilmente con un cuchillo), escurrimos el agua y volvemos a poner la caziuela al fuego, suave. Vamos removiendo la cazuela para que con el calor las patatas se vayan secando y, a la vez, la sal que queda se vaya incrustando en la piel, hasta que estén recubiertas de una capa blanca.

- Estas patatas se pueden comer simplemente con un chorro de aceite, pero como están mejor es mojadas en un buen mojo, la famosa salsa que tanto puede ser verde como roja.

- Para hacer el mojo rojo o mojo picón, ponemos los ajos pelados, las guindillas, el pan tostado, el pimentón y el comino en el vaso de la batidora, lo cubrimos con aceite y trituramos bien. Añadimos un chorro de vinagre, salpimentamos y volvemos a triturar. Corregimos de vinagre y de sal si es necesario y servimos en un cuenco.

- Para el mojo verde, ponemos mal vaso de la batidora los ajos pelados, el cilantro, el comino, el aceite y el vinagre. Trituramos bien, salpimentamos al gusto y servimos.

Crema de patata y queso

Crema

Ingredientes:

1 kg de patatas del buffet

1 puerro

1 cebolla

1/2 l de caldo de pollo

Nata o leche

Dos o tres cucharadas de queso rallado

Aceite, sal y pimienta

Preparación:

- Ponemos un chorrito de aceite en una cazuela y añadimos la cebolla y el puerro cortados pequeños y dejamos estofar a fuego suave, sin que se doren; añadimos las patatas también cortadas a dados, removemos durante unos minutos, sin que se doren, y añadimos el caldo. Echamos también un vaso de leche o de nada y la mitad del queso rallado, y dejamos cocer hasta que las patatas estén blandas.

- Trituramos, rectificamos de sal y pimienta y servimos con el resto del queso por encima.

Churros de patata, queso y mostaza

Ingredientes:

400 g de puré de patata espeso

2 yemas de huevo

50 g de harina de maíz

15 g de queso tipo parmesano

15 g de mostaza

Aceite OVE

Sal y pimienta

Preparación:

- Añadimos las yemas de huevo al puré frío, que debe ser espeso, y lo mezclamos bien. Añadimos después el queso rallado y, finalmente, la mostaza. Integramos bien todos los ingredientes y ponemos la mezcla en una manga pastelera.

- Ponemos a calentar aceite abundante en una sartén y, cuando esté caliente, vamos echando los churros de patata que haremos con la manga, y los freímos hasta que estén dorados. Los escurrimos bien de aceite y los servimos acompañados de salsa mayonesa para mojar.

Patatas hasselback

patatas hasselback

Las patatas hasselback, con su peculiar corte en forma de acordeón, son un acompañamiento que eleva el nivel de cualquier plato de carne o pescado, pudiendo convertirse en un plato completo si las rellenamos con otros ingredientes. No son difíciles de preparar, la única dificultad es el corte. Para ello, venden unos cortadores especiales, pero como es probable que no tengamos, la forma más sencilla es poner la patata sobre un recipiente cóncavo de modo que el cuchillo no llegue hasta abajo cuando cortemos. Si la patata es grande, podemos poner dos palillos chinos a ambos lados de la patata o atravesarla por la base con una brocheta, lo que nos impedirá también cortar hasta abajo.

Ingredientes:

Patatas medias tipo monalisa o kennebec

Ajo

Mantequilla

Hierbas frescas (tomillo, orégano...)

Sal y pimienta

Preparación:

- Lavamos muy bien las patatas y las cortamos como hemos explicado en rodajas de medio centímetro. Pelamos y cortamos los ajos en láminas finas y las repartimos dentro de los cortes de las patatas. Las ponemos en una bandeja para ir al horno, las salpimentamos, ponemos las hierbas por encima y un dado de mantequilla. Las entramos en el horno precalentado a 200º durante unos 40 minutos, o hasta que las patatas estén blandas y doradas.

- Si queremos convertir estas patatas en un plato completo, podemos poner entre las láminas sobrasada, tomate, queso o bacon, por ejemplo.

Al estilo escandinavo

Ingredientes:

4 patatas medianas

300 g queso de untar o queso batido

250 g de salmón ahumado

Aceite AOVE

Un limón

Sal y pimienta

Eneldo

Preparación:

- Después de limpiar bien las patatas, las partimos por la mitad y con la punta del cuchillo marcamos unas rayas sobre la carne en forma de rejilla. Se pueden cocer en el microondas, durante unos diez minutos a máxima potencia, o en el horno precalentado a 180º C, durante unos 20, hasta que estén cocidas.

- Batimos el queso con el eneldo picado y pimienta molida y cortamos el salmón en tiras.

- Una vez cocidas las patadas, ponemos por encima una cucharada de queso y tiras de salmón y decoramos con más eneldo picado y la ralladura de la piel de limón.

Mimosa

Ingredientes:

4 patatas medias

200 ml de nata para cocinar

1 cebolla

100 g de bacon

Aceite, sal y pimienta

Opcional: 4 huevos

Preparación:

- Receta típica de Pontevedra. Pelamos las patatas, las cortamos en dados y las dejamos un rato en remojo para que pierdan almidón. Las escurrimos, secamos bien y freímos en abundante aceite. Cuando se empiecen a dorarse, las escurrimos bien y dejamos sobre papel de cocina

- Mientras, cortamos la cebolla en juliana y la sofreímos en una sartén con un chorrito de aceite, y cuando se vuelva transparente, añadimos el bacón cortado también a tiras; lo dejamos dorar.

- Retiramos la grasa de la sartén, añadimos las patatas y la nata, salpimentamos y dejamos cocer unos minutos hasta que espese y coja una textura cremosa.

- Opcionalmente, las podemos servir con un huevo frito sobre cada ración.

A la riojana

A la riojana

Ingredientes:

6 patatas

1 chorizo fresco, dulce o picante

1/2 cebolla

1 pimiento verde

1 puerro

3 ajos

2 ñoras o pimientos choriceros

1 guindilla de cayena

Pimentón dulce y picante

Vino blanco

1 hoja de laurel

Aceite y sal

Preparación:

- En una cazuela con un buen chorrito de aceite ponemos a sofreír los ajos, la cebolla, el pimiento verde y el puerro bien picados, hasta que las verduras se ablanden. Salamos y añadimos el chorizo cortado en rodajas gruesas.

- Mientras, ponemos a remojar las ñoras o los pimientos para extraer la pulpa.

- Pelamos las patatas y las cascamos, es decir las cortamos en dados irregulares pero en lugar de terminar el corte, las rompamos, de forma que soltarán almidón y quedará una salsa más ligada.

- Añadimos las patatas a la cazuela y también ponemos los pimentones (una cucharaditsa de cada), la hoja de laurel, sal y la pulpa de las ñoras. Hervimos, bajamos el fuego y dejamos que haga chup-chup hasta que las patatas estén tiernas, pero sin que se lleguen a deshacer. Si la salsa no queda suficientemente espesa, aplastamos un par de dados de patata con un tenedor y eso la espesará.

- Si no nos gusta el picante, utilizamos chorizo dulce y no ponemos la guindilla ni el pimentón picante.

Patatas dulces con canela

Ingredientes:

1 kg de patatas nuevas

2 cucharadas de azúcar

2 cucharadas de miel

Mantequilla

Canela molida

Preparación:

- Lavamos bien las patatas y las hervimos con piel, sin sal, las escurrimos, dejamos enfriar y pelamos.

- Cortamos en rodajas de aproximadamente un centímetro de grosor y las ponemos en una bandeja de horno untada con mantequilla.

- En una sartén ponemos a calentar una cucharada de mantequilla y añadimos el azúcar y la miel; si las queremos poco dulces, le ponemos sólo una cucharada de azúcar. Añadimos también una cucharada de canela molida y dejamos que se calienten los ingredientes y se mezclen bien.

- Vertemos la salsa sobre las patatas y ponemos la bandeja en el horno precalentado a 200º C unos cinco minutos, hasta que las patatas se doren un poco.

- Las servimos con la salsa de la bandeja y con un poco más de canela en polvo por encima.

Galeria

Galeria

Añadir nuevo comentario

Texto sin formato

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de correos electrónicos y páginas web se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.