coles

Recetas con pak choi, la col asiática de moda

Recetas con pak choi, la col asiática de moda
Recetas con pak choi, la col asiática de moda
Food Trucks
Desactivado

Conocida también incorrectamente como col china o repollo chino, como bok choy o paksoi, esta verdura llegó hace pocos años a través de las tiendas especializadas en productos orientales, pero rápidamente se ha generalizado su venta e incluso se cultiva en nuestro país.

Parecido a la acelga el pak choi en realidad es una col que pertenece a la misma familia que la coliflor, el brócoli, el repollo o la col lombarda. Se puede comer cruda en ensalada cuando es muy tierna, pero generalmente necesita una breve cocción, ya sea a la plancha, al wok o al vapor. En Asia se usa también para preparar kimchi el fermentado coreano que se ha hecho tan popular en nuestro país. 

Su sabor ligeramente amargo en las hojas y ligeramente dulce en el tallo permite combinar esta col con múltiples ingredientes, tanto en ensaladas como en salteados rápidos, estofados o simplemente a la plancha como acompañamiento de carnes o pescados.

Pak choi

Todo es comestible 

El pak choi no tiene desperdicio, todo es comestible, solo se desecha la punta inferior por donde estaba unida la planta al suelo. A la hora de comprarlo, debemos elegir las piezas más firmes y con las hojas más verdes y brillantes

Al igual que sucede con las acelgas, es mejor cocer primero el tallo y añadir posteriormente las hojas, que requieren muy poca cocción, y en las sopas o salteados lo añadiremos en los últimos minutos, aunque es habitual cocinar la pieza entera o partida por la mitad al vapor o a la plancha, de forma que el tallo queda crujiente.  

Para añadirlo a salteados rápidos, podemos escaldarlo brevemente, durante un minuto o dos, antes de pasarlo por la sartén o el wok. En cualquier caso, hay que tener en cuenta que el pak choi no aguanta bien las cocciones largas y se aprecia mejor su sabor y textura dejándolo al dente.  

Pak choi picante 

Pak choi picante

Ingredientes 

  • 2 coles pak choi 
  • Semillas de sésamo blanco y negro 
  • Copos de cayena 
  • 2 ajos picados o ajo en polvo 
  • Jengibre fresco o en polvo 
  • Salsa de soja 
  • Aceite de sésamo 
  • Sal

Elaboración 

Lavamos y partimos los pak choi por la mitad y los salamos muy ligeramente. Calentamos en una sartén ancha un chorro de aceite de sésamo y colocamos encima las mitades de pak choi. Dejamos tostar durante un minuto y les damos la vuelta.  

Añadimos los ajos bien picados o el ajo en polvo semillas de sésamo y repartimos por encima copos de cayena, el jengibre (en polvo o fresco rallado) y un chorro de salsa de soja. Dejamos cocinar un minuto más removiendo para que se mezclen bien sabores y especias, y servimos. 

Ramen o sopa de pollo con fideos y pak choi

Ramen con pak choi

Ingredientes 

  • 300 g de fideos chinos 
  • 2 contramuslos de pollo frescos o pollo asado del día anterior 
  • 2 coles pak choi pequeñas 
  • 1 l de caldo de pollo 
  • 2 huevos 
  • Jengibre fresco 
  • Una docena de champiñones 
  • Un tallo verde de cebolleta 
  • Salsa de soja 
  • Aceite de girasol 

Elaboración 

Hervimos los huevos cinco minutos, para que la yema no quede dura. Cortamos el pollo asado a dados si ya está cocido o pasamos los contramuslos sin piel por la plancha, salpimentados, y los cortamos a dados. Salteamos las setas cortadas a láminas y reservamos. 

Separamos las hojas de los tallos de pak choi y estos los cortamos en dos o tres trozos. Ponemos a hervir los fideos en el caldo con los tallos de pak choi. Antes de acabar la cocción de los fideos, añadimos las hojas, junto con el pollo, los champiñones, una cucharadita de jengibre rallado y un chorro de salsa de soja. 

Servimos en boles individuales, con medio huevo cocido y rodajas de tallo verde de cebolleta por encima. Podemos substituir el pollo por panceta cocinada a baja temperatura o ternera cortada a tiras y salteada al wok.

Pak choi con setas 

Pak choi con setas

Ingredientes 

  • 2 coles pak choi 
  • Setas shiitake o champiñones 
  • 2 dientes de ajo 
  • Salsa de soja 
  • Aceite vegetal 
  • Aceite de sésamo 

Elaboración 

Cortamos las setas o las rompemos con la mano y separamos las hojas de pak choi. Las cortamos a lo largo en tres tiras y picamos el ajo. 

Doramos unos segundos el ajo bien picado en una sartén o wok con aceite caliente y añadimos las tiras de pak choi, salteamos brevemente y añadimos las setas. Seguimos salteando unos minutos hasta que se evapore el agua de las setas, añadimos un chorro de salsa de soja, mezclamos bien y servimos con un chorrito de aceite de sésamo por encima. 

Garbanzos con bacalao y pak choi 

Ingredientes 

  • 400 g de garbanzos cocidos 
  • 4 trozos de bacalao desalado 
  • 2 pak choi pequeños 
  • 1 cebolla pequeña 
  • ½ pimiento verde 
  • ¼ de pimiento rojo 
  • 3 cucharadas de tomate rallado 
  • 1 diente de ajo 
  • Caldo de pescado o agua 
  • Sal y aceite de oliva 

Elaboración 

Para preparar esta versión de los clásicos garbanzos con espinacas, empezaremos picando las verduras y preparando un sofrito, primero pochando la cebolla en una olla con aceite de oliva y añadiendo después los pimientos y el ajo, todo cortado a dados pequeños. 

Una vez pochadas las verduras, añadimos el tomate y dejamos reducir toda su agua. Agregamos las judías y cubrimos justo con caldo de pescado o con agua. 

Mientras tanto, cortamos los pak choi por la mitad en sentido horizontal, separando las hojas de los tallos, y partimos estos en cuatro partes en sentido vertical. Los marcamos en una plancha y los añadimos a la olla de las alubias. Cuando empiece a hervir, agregamos las pencas de bacalao y dejamos cocer a fuego suave durante cinco minutos si los filetes de pescado no son muy gruesos. Añadimos las hojas de pak choi, rectificamos de sal si la del bacalao no ha sido suficiente, y dejamos cocer dos minutos más.  

Podemos preparar el mismo plato con alubias en vez de garbanzos. 

Salteado de carne con verduras 

Ingredientes 

  • 1 pechuga de pollo o 2 contramuslos sin piel 
  • 1 col pak choi 
  • 1 zanahoria 
  • ½ pimiento rojo 
  • 1 pimiento verde 
  • 1 cebolleta 
  • Aceite de girasol y de sésamo 
  • Salsa de soja 
  • Hojas de cilantro 
  • Sal y pimienta 

Elaboración 

Separamos las hojas de los tallos de pak choi y cortamos estos en tiras de 1 dedo de ancho. Cortamos los pimientos, la cebolleta y la zanahoria en tiras de medio centímetro de ancho, así como los filetes de pollo. 

En un wok o en una sartén honda, salteamos el pollo ligeramente salpimentado en aceite de girasol y de sésamo hasta que empiece a dorarse y lo reservamos. En el mismo aceite, salteamos los tallos de pak choi, la cebolleta, la zanahoria y los pimientos dos o tres minutos, a fuego fuerte. Añadimos el pollo y seguimos salteando un minuto más. Añadimos finalmente las hojas de pak choi, salteamos otro minuto, agregamos la soja, mezclamos bien y servimos con hojas de cilantro rotas con las manos por encima.