¿TIENES MÁS DE 18 AÑOS?
Google+

Se encuentra usted aquí

Vapiano
Italiana. Vapiano.
Gran Via de les Corts Catalanes, 630 Barcelona.(Barcelona) Tel: 938 50 35 36

Vapiano, cocina abierta a la italiana

Laia Antúnez26/10/2018

Con presencia mundial, la cadena Vapiano propone una carta basada en el recetario italiano, con platos cocinados al momento delante del comensal. Entramos en su segundo restaurante barcelonés, instalado en la Gran Via, para descubrir su funcionamiento y su concepto de showcooking y de comida personalizable.

Tienen más de doscientos restaurantes repartidos por los cinco continentes, así que si habéis viajado un poco quizás hayáis tenido la oportunidad de familiarizaros con la propuesta gastronómica de Vapiano. Se trata de una cadena, de origen alemán, que ofrece comida italiana elaborada al momento delante del comensal. A pesar de estar instalada en Europa desde el 2002, hace poco menos de un año que ha llegado a España, en concreto a Barcelona. Primero abrieron un restaurante en el centro comercial Diagonal Mar y, a finales de agosto, instalaron su segundo local en pleno epicentro turístico de la ciudad Condal, en Gran Vía con Paseo de Gracia.

Autonomía total y sabores reconocibles

En este nuevo local descubrimos que Vapiano tiene un funcionamiento bien peculiar. En la entrada nos reciben y nos entregan una tarjeta con chip en la que se irán cargando todas nuestras consumiciones de comida y bebida. El pago se hace al final, al abandonar el local. Esto nos permite movernos con total libertad a lo largo de su infinita zona de showcooking, consultar la carta y elegir qué queremos comer: pasta, risotto, pizza, ensalada,... Una vez decidido, solo hay que situarse delante del cocinero indicado y hacerle la comanda. La ventaja: podemos personalizar al máximo cada plato, hablando directamente con el cocinero -vapianista, lo llaman en el argot de la empresa- y ver como lo prepara in situ para nosotros.

Fotos: Marta Becerra

Según nos cuenta Begoña Villarroya, general manager de este local, en Vapiano tanto la masa de pizza como la pasta fresca se elaboran a diario en cada restaurante de manera artesanal, también los aliños y los postres. Algo que les diferencia de otras cadenas similares. La empresa es muy estricta en sus estándares ya que busca que "el sabor sea el mismo en todo el mundo, estés comiendo en Barcelona o en Estocolmo", dice Villarroya. Por eso, utilizan en todos sus restaurantes las mismas recetas, la misma maquinaria y son muy exigentes con la formación de sus cocineros, que deben ser muy escrupulosos con las pautas y los tiempos de cocción que tienen establecidos. De ello depende el éxito de sus platos.

En la carta hay una veintena de pastas, con recetas basadas en las verduras, la carne o los productos del mar. Los campanelle con solomillo y rúcula, elaborados con una salsa de caldo vegetal y vino blanco, son uno de sus imprescindibles. "Cada receta tiene una pasta recomendada pero puedes cambiarla, solo hay que dejarse aconsejar por el cocinero", explica Villarroya. Entre las pizzas, en total una quincena, la americana, con base de boloñesa y peperoni picante, es una especialidad nueva y que solo está disponible en Barcelona. También preparan tres risottos diferentes, ensaladas, antipasti, lasañas y sopas. Y como aquí todo es personalizable, podemos añadirle al plato todos los ingredientes extra que queramos.

Del lineal a la mesa

Una vez servido, el comensal coge su plato, su bandeja y sus cubiertos y se sienta en alguna de las muchas mesas de madera del local, espacioso, acogedor y con una decoración de inspiración vegetal. Su olivo natural, situado en medio del restaurante, es una seña de identidad del grupo. También los maceteros que hay en las mesas, con albahaca y romero frescos para incorporar al plato, si se desea.

Un camarero nos atenderá en la mesa para que podamos pedir las bebidas, los postres -como el tiramisú y la crema di fragola- y los cafés italianos. Si nos sobra comida, o la pedimos para llevar, nos la colocarán en unos bonitos recipientes de plástico reciclables. Y si queremos tomar una copa para finalizar el ágape, también podemos hacerlo ya que disponen de una extensa carta de licores, digestivos y cócteles -por las tardes hay 2x1-. Solo nos queda coger nuestra tarjeta y pasar por la caja situada en la salida. Rápido y bien fácil.

Galeria

  • Vapiano
  • Vapiano
  • Vapiano
  • Vapiano
  • Vapiano
  • Vapiano
  • Vapiano
  • Vapiano
  • Vapiano
  • Vapiano
  • Vapiano
  • Vapiano
  • Vapiano
  • Vapiano
  • Vapiano
  • Vapiano
  • Vapiano
  • Vapiano
  • Vapiano
  • Vapiano
  • Vapiano
  • Vapiano
  • Vapiano
  • Vapiano
  • Vapiano
  • Vapiano
  • Vapiano
  • Vapiano
  • Vapiano
  • Vapiano
  • Vapiano
  • Vapiano
  • Vapiano

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.