¿TIENES MÁS DE 18 AÑOS?
Google+

Se encuentra usted aquí

Michirones
Tendencias.

Recetas tradicionales sabrosas y saludables de la huerta murciana

Sergio Gallego24/02/2017

La huerta murciana destaca por la extraordinaria materia prima que producen sus tierras, dando lugar a una enorme riqueza en vegetales que nos permiten crear los platos con más personalidad del territorio

La diversidad de verduras de Murcia es muy amplia, tanto como la huerta y el campo de Cartagena ofrece en las distintas temporadas de plantación. Principalmente, encontramos verduras que no reciben un tratamiento demasiado especial en tomates, presentes al natural con un chorrito de aceite de oliva y sal en todas las mesas acompañado de bonito en salazón o simples aceitunas encurtidas; acelgas, la verdura más vendida en otoño aunque se comercializa durante todo el año, ideales para hervidos y como acompañamiento en multitud de guisos; pimentón, producto con Denominación de Origen que surge como resultado de la molienda de pimientos de la variedad de “bola” totalmente rojos, o la coliflor, plato estrella para las cenas de invierno en la región murciana que simplemente se sirve hervida con un poco de vinagre de vino blanco.

Además de los aportes nutritivos, digestivos y bajos en calorías que nos aportan las verduras, a las murcianas también hay que reconocerles la labor cultural que llevan haciendo desde hace décadas al mantener vivo durante multitud de palabras y frases del Panocho, dialecto murciano ya en deshuso, que no podemos olvidar y que sigue vigente entre la sociedad murciana gracias a nuestras protagonistas. Bajocas (judías verdes), crillas (patatas), pava (coliflor), alcaucil (alcachofa), oliva (aceituna) o pésoles (guisantes) son algunos buenos ejemplos.

Con este gran surtido de verduras han surgido platos típicos que quien los prueba quiere repetir. Encontramos la famosa ensalada murciana, compuesta por tomates de pera, atún, huevo duro, cebolla, olivas, aceite y sal. Un plato que bien fresquito triunfa y con el que vas a necesitar varias barras de pan a tu lado, porque es imposible resistirse a sopar. Siendo una ensalada ligera, sobre todo se consume en invierno, cuando el tomate natural ya no rinde y se echa manos de la conserva.

Los michirones, elaborado con habas secas, patatas nuevas, chorizo, tocino, huesos de jamón y jamón, una cabeza de ajos, hojas de laurel, pimentón y guindillas es un guiso elaborado desde el haba grande y seca. Se suele presentar en cazuela con un poquito de salsa y, tradicionalmente, se come con palillo de madera, aunque no es obligatorio. Este plato se sirve caliente y es uno de los más sabrosos dentro del recetario murciano, típico de la zona de Cartagena.

El zarangollo es uno de los más conocidos y ocupa un lugar privilegiado en los fogones de la región. Está compuesto por huevo, calabacín, cebolla tierna o seca (según al gusto), aceite de oliva y sal. No es difícil de elaborar, como en todo, es importante pillar el punto de cocción de los ingredientes ya que estamos hablando de un simple revuelto. La receta tradicional deja los ingredientes en el fuego durante bastante tiempo y la consistencia termina siendo muy ligera. Es importante eliminar el agua resultante de la cocción de los calabacines y está permitido introducirle patata.

La pipirrana es una típica ensalada murciana compuesta principalmente por ñora, bacalao salado, cebolla, guindillas, aceitunas de cuquillo, vinagre, aceite de oliva y sal. Según la zona, se le agrega tomate, que aporta más suavidad al bocado y, para su mayor disfrute, se sirve sobre tostadas de pan casero. Eso sí, cuidado con el huesecito de la oliva.

El potaje con acelgas es el típico plato de cuchara murciano y está compuesto por acelgas, dientes de ajo, cebolla, garbanzos, tomate, habichuelas, ñoras, azafrán, pimentón, patatas, huevo, aceite, sal y vinagre. Como veis, un plato contundente de legumbres y verduras, tan sabroso como reconstituyente. Para más contundencia, hay quien lo acompaña de rebanadas de pan fritas.

El arroz y habichuelas (ajos tiernos, tomate, ñoras, cucharadita de pimentón, patatas, habichuelas, arroz, azafrán, aceite de oliva y sal) o la olla gitana (garbanzos patatas, judías verdes (bajocas), calabaza totanera, tomate, cebolla, aceite, agua, sal, pimentón, azafrán y hierbabuena) son otros de los platos típicos de cuchara de la región; guisos ideal para épocas de frío que requieren de los ingredientes principales y del cariño del fuego lento.

Los platos tradicionales murcianos son ideales para hacer en casa, pero si prefieres visitar Murcia y probarlos como en casa, te recomiendo que pruebes en Los Navarros, Salzillo o La Pequeña. También es habitual encontrarlos dentro del menú del día en los restaurantes del centro.  

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.