¿TIENES MÁS DE 18 AÑOS?
Google+

Se encuentra usted aquí

Tendencias.

Ossobuco a la milanesa, un delicatessen fácil de preparar

Anna Tomàs01/04/2014

Es oír la palabra Ossobuco y empezar a soñar con el gusto y el olfato, buceando en recuerdos de aromas intensos y sabores entrañables que hacen que lo ordinario se convierta en sublime. No es de extrañar que el poeta americano Billy Collins describiera esta suave carne en su poema “Osso Buco” asemejándola a “la pierna de un ángel que ha vivido puramente una existencia en el aire”.

Y es que el jarrete de ternera (también conocido como morcillo) o parte alta de la pata trasera del animal, es una de sus porciones más sabrosas. La traducción de la palabra italiana ossobuco a nuestra lengua vendría a ser “hueso con agujero” y, si completamos su nombre con alla milanese, podemos colegir que es un plato originario de Milán, la capital de Lombardía.

Se cree que este manjar nació en el siglo XIX en una osteria o casa de comidas de la capital lombarda. La receta de ossobuco alla milanese fue incluida por Pellegrino Artusi en 1891 en su libro de cocina Italiana “La Scienza in Cucina e l'Arte di mangiar bene” (La ciencia en la cocina y el arte de comer bien). En el siglo XX este plato se hizo popular en todo el mundo, en parte debido a la inmigración italiana, convirtiéndose en una verdadera delicatesen a pesar de su bajo coste y su sencilla elaboración.

Osso Bucco alla Milanaise

Henri-Paul Pellaprat hizo figurar la receta del ossobuco en su famoso Art Culinaire Moderne desde su primera edición en 1935 en Francia, y también apareció en Inglaterra en el libro de comida italiana de Elizabeth David a principios de la década de 1950. En 2007 el Ayuntamiento de Milán lo declaró como parte de la De.Co. (Denominazioni Comunali en italiano, o "denominaciones de la comunidad"), que es un reconocimiento público oficial de la pertenencia de un determinado plato o producto a un territorio concreto.

Delicada carne de primera calidad

Lo fundamental de este plato es la calidad de la carne. Se necesitan rodajas de unos 3 centímetros (aunque algunos lo prefieren hasta de 4 centímetros) de grosor cortadas a través, incluyendo el hueso y la caña. El tuétano le da un sabor inconfundible al guisar esta brillante carne que se funde en la boca.

Este delicioso manjar se cocina tradicionalmente con verduras, vino y caldo y se condimenta con gremolata, una picada de cáscara de limón rallada y ajo y perejil picados finamente. “Gremolata” viene de la palabra milanesa "gremolà", "reducir a granos" y a veces puede incluir también romero, salvia e incluso anchoa. Ésta se añade sólo al final, antes de servir el plato. Gracias a las casi dos horas de cocción la carne delicadamente aromatizada con el vino blanco se vuelve tierna y jugosa.

Osso Bucco alla Milanaise

De hecho, el método para constatar que el guiso está en su punto es vigilar el momento en que la carne se empieza a separar del hueso. Entonces la carne puede ser “devorada” sólo con la ayuda de un tenedor. Hay dos tipos de ossobuco: la versión original u ossobuco en bianco, que se condimenta con canela, laurel y gremolata y la receta moderna y más popular que incluye tomates (que se empezaron a utilizar frecuentemente en Italia a partir del siglo XVIII), zanahorias, apio y cebollas. La gremolata siempre es opcional. En Lombardía se consume también el tuétano del hueso, que le da ese sabor tan característico al plato, extrayéndolo con ayuda de una cuchara especial (pequeña y alargada) que recibe el nombre de esattore (recaudador de impuestos).

polenta

Se sirve generalmente con un cálido, cremoso y amarillento risotto alla milanese (con azafrán) espolvoreado con parmesano, pero también se puede acompañar de puré de patatas o polenta. En Francia se acostumbra a utilizar como guarnición pasta al huevo. En su preparación algunos prefieren bridar o atar la carne para que no se enrolle en la cocción. Otra pequeña astucia con el mismo objetivo es realizar pequeños cortes alrededor de la carne.

Receta de Ossobuco a la Milanesa

Aquí recogemos esta receta de Recetario-Cocina Ossobuco

Ingredientes (para 4 personas):

  • - 4 osobucos de ternera, de al menos 2 o 3 cm. de grosor
  • - 50 gr. mantequilla
  • - 30 gr. harina
  • - Una cebolla
  • - Una zanahoria
  • - 2-3 ramas de apio
  • - 2 dientes de ajo
  • - La piel de un limón
  • - Una cucharada de mejorana picada
  • - Sal, pimienta
  • - 150 cc. de vino blanco seco
  • - 2 tomates maduros
  • - 150 cc. de caldo de carne
  • - Cáscara rallada de limón

Preparación:

- Pasamos los trozos de carne por harina. Calentamos un poco de mantequilla en una cazuela y le añadimos la carne, dorándola por ambos lados a fuego medio. Tras unos minutos añadimos las verduras picadas, la cáscara de limón, sal y pimienta.

- Cuando las verduras estén doraditas, echaremos el vino en la cazuela. Dejamos reducir unos minutos y añadimos el tomate triturado y el caldo de carne.

- Tapamos la cazuela y dejamos cocer los osobucos hora y media a fuego lento, vigilando de vez en cuando que no queden secos para, si fuera necesario, añadir más caldo de carne. Cuando esté casi listo, añadimos la cáscara de limón rallada y un ajo, de modo que el guiso quede más aromático.

Comentarios

 ...

CARNÍVOROS del mundo!!! éste es nuestro post!!!
deliciosa carne, gremolata que la hace aún más deliciosa, fuego lento haciendo chup chup... el mismo cielo entre manteles!

 ...

Pues este domingo tengo gente en casa para comer y después de leer el artículo y la receta creo que voy a cambiar el menú! a ver cómo se da ;)

 ...

@Pedrito: sí, es un plato para carnívoros y amantes de esas delicias que se deshacen en la boca. Gracias por tu comentario!

 ...

@Laura: ánimo Laura, seguro que con el paso a paso lo haces riquísimo. Gracias !!!

 ...

Leo este artículo y me entran ganas de comer.

 ...

Gracias Víctor. Hay el templo Massimo en Barcelona donde disfrutar de un buen ossobuco, en Via Augusta.

 ...

Espectacular plato. Lo he comido varias veces en Lombardía y siempre ha sido excelente. Probaré esta receta para hacerla en casa ya que cociné alguna de las que publicaste anteriormente, como la del tiramisú, y valió mucho la pena.

 ...

@Ricard: todo un cocinillas. ¿de verás han salido bien las recetas? arte en los fogones!!!! gracias por seguirme!

 ...

A los que nos gusta la carne, es un plato de encanto.
La receta para tenerla en cuenta

 ...

@Jaume: es un plato, como bien dices, que los carnívoros adoramos. Gracias por tu comentario

 ...

Delicioso plato, facil y extraordinariamente apetitoso. Se me hace la boca agua solo de pensarlo.

 ...

Y más a estas horas :-)
Gracias por tu comentario

 ...

Estoy deseando probarlo ya.Tiene que ser como comer un bocado de paraíso!delicioso post Anna!

 ...

@Mónica. Gracias tesoro. En Barcelona, Madrid, Milano o donde sea nos comemos uno :-)

 ...

Anna, otro gran acierto con esta receta, me traslada trainta añitos atras, en el Restaurante Comendatore, (todavía funciona), lo hacían buenísimo. me as tentado a probar de acerla en casa

 ...

Razón tienen en la Lombardía de comerse hasta el tuétano y màs si se acompaña con un buen vino.

 ...

@Félix: En La Lombardía saben lo que es bueno! Gracias por tu comentario

 ...

Anna, tu artículo me trae buenos recuerdos de un ossobuco que comí en una Osteria del Veneto. La carne se fundía en la boca. Era realmente impresionante.

 ...

@Jordi. Un buen Ossobuco se diferencia cuando la carne, como bien dices, se deshace en la boca de lo melosa que es. Gracias por seguirme

 ...

En los fogones de mí abuela, se hacía un plato muy parecido que era manjar divino.
Por tu receta, creo que ha de ser igual de fabuloso.
Garcias por recordarme aquelles momentos deliciosos.
Sigue en tu empeño de hacernos mejorar en la comida.

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.