¿TIENES MÁS DE 18 AÑOS?
Google+

Se encuentra usted aquí

Ensaladas en tarro, una forma divertida y fácil de comer sano fuera de casa
Tendencias.

Ensaladas en tarro, una forma divertida y fácil de comer sano fuera de casa

Arantxa López21/10/2019

Seguro que estás habituado a ver en tus redes sociales esas fotos de tarros tremendamente coloridos y apetecibles. Ingredientes frescos y naturales metidos en un bote de cristal que son los protagonistas del postureo gastronómico más saludable. Son las ensaladas en tarro y han venido para quedarse como una alternativa saludable y económica cuando toca comer fuera de casa.

Aunque son muy fáciles de preparar, debes seguir algunos consejos a la hora de hacerlo, ya que de lo contrario podrías encontrarte con la desagradable sorpresa de que los ingredientes usados no se encuentren en perfecto estado para su consumo. No hay que renunciar nunca a comer bien, así que coge tu tarro de cristal y empieza a montar estas ‘ensaladas verticales’ que están causando furor.

Aquí van nuestros consejos para hacer la ensalada en tarro perfecta:

1. Cristal ‘power’. El cristal importa y mucho. Los ingredientes se conservarán mejor y más frescos si usas un recipiente de cristal en lugar de plástico.

2. Calidad de los ingredientes. Usa productos de primera calidad para hacer tus ensaladas en tarro, así el resultado será de 10.

3. Orden, orden y orden. Es lo más importante: poner los alimentos por capas compactas para que no se mezclen antes de tiempo y en un orden determinado, puesto que solo así conseguiremos el resultado deseado. De este modo, lo primero que debemos introducir en el tarro es el aliño. A continuación, los vegetales húmedos (tomate, calabacín…). La tercera capa es el turno de los hidratos (pasta, cereales, arroz…) y después colocaremos las proteínas (tofu, atún, jamón…). Por último, las hojas verdes, que siempre debe estar bien lejos de los ingredientes jugosos para que nos dure fresca hasta la hora de comer. El último ingrediente en entrar al tarro serán las semillas o frutos secos. Lo más importante de todo es mantener la ensalada en posición vertical hasta el momento del consumo. A mí personalmente me gusta darle un ‘shake’ a mi tarro antes de comerme la ensalada y así se mezcla todo un poco, pero lo dicho, justo antes de comerla.

Y para que pongas en práctica todo lo aprendido, te invito a probar estas dos recetas que espero disfrutes tanto como yo.

Ensalada de quinoa y salmón

Ingredientes:

  • 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • Vinagre de zanahoria ‘morá’ al gusto
  • Sal
  • 1 tomate natural
  • Una zanahoria rallada
  • 100 g de quinoa
  • 1 aguacate
  • 50 g. de salmón ahumado o marinado
  • 1 puñado de brotes tiernos
  • Pipas de calabaza al gusto
  • Un puñado de pasas

Preparación:

Mezclar el aceite, la sal y el vinagre para obtener el aliño. Cortar los ingredientes y colocar en tarro de cristal en el mismo orden que aparecen en la lista. Listo para comer.

Ensalada de pasta, espinacas y mozzarella 

Ingredientes:

  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • Sal
  • 1 cucharada de zumo de limón
  • Unas hojas de albahaca fresca al gusto
  • 5 tomates cherry
  • 5 bolas de mozzarella
  • 3 cucharadas de pasta pequeña
  • 1 puñado de guisantes
  • 2 puñados de espinacas

Preparación:

Mezclar el aceite, el limón y las hojas de albahaca para obtener el aliño de la ensalada. Añadir sal al gusto. Asar los tomates cherry en el horno (los agregaremos a la ensalada cuando estén fríos). El orden para montar nuestra ‘ensalada vertical’ sería el siguiente: aliño, tomates cherry, pasta, guisantes, mozzarella y espinacas. Y ya puedes disfrutar.

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.