¿TIENES MÁS DE 18 AÑOS?
Google+

Se encuentra usted aquí

Tendencias.

Cinco alimentos que matan

Gastronosfera18/06/2013

Hay alimentos que pueden ser letales. Te damos una breve lista de cinco que, si amas tu vida, no estaría de más evitar ingerir.

Dentro de la gama de los alimentos funcionales (para reducir el colesterol, para perder peso, para llevar la primavera a tu flora intestinal…) hay unos de los que aún no se ha explotado la vis comercial. Por un lado, la gastronomía, más orientada a dar placer que a asesinar (salvo excepciones), no ha investigado sus virtudes. Por el otro, seguro que alguna ley los prohíbe. Me refiero los alimentos que matan. Unos, considerados delicatessen, otros, más cotidianos de lo que te esperas, los últimos, tan exóticos que no dan miedo a pesar de su potencia letal, como un tigre de bengala. Cuidado que no quiero loar, ni por asomo, ninguno de estos alimentos venenosos y no recomiendo usarlos con malos fines más que en caso de defensa propia. Caso que, en los tiempos que corren, podría ser una necesidad social, claro, ya me ha pasado por la cabeza un hipotético menú para el bar del Congreso. Ay, no, espera, acabo de leer que ya no subvencionamos los cubatas del hemiciclo. Sea como sea, quizás esta lista te resulta útil algún día. Por lo menos para saber que podrías palmarla si comes alguno de los alimentos que forman parte. 1. Fugu: Este gracioso pez que se infla como un globo cuando se siente amenazado es tan letal como un Winchester en manos de Charlton Heston. En Japón, donde lo consideran una delicia, sólo lo puedes preparar después de siete años de estudio, y es que un resbalón de cuchillo que seccionara el hígado, donde el fugu almacena una neurotoxina llamada tetrodotoxina, podría provocar la muerte del comensal o bien dejarlo en estado zombie un buen rato. Dicen que los cocineros más experimentados saben dejar la dosis precisa de veneno en la carne para adormecer la lengua del comensal. A mí, en sus restaurantes, no me encontrarás. 2. Ackee: La fruta nacional de Jamaica es tan bonita como mortal y, además, caprichosa: tanto si la comes demasiado verde como demasiado madura, puede provocarte la muerte por hipoglucemia (la típica pájara, vaya). De ahí la importancia de saber comprar la fruta cuando está en su punto, lo ves claro, ¿verdad? Bueno, pues en el país de Bob Marley la preparan de muchas maneras, parece que la más popular es desayunarla con pescado salado. Nada mejor para comenzar un mal día. 3. Tomate (y otras hortalizas): Sí, sí… has leído bien. Las hojas y el tallo de las tomateras contienen solanina, un alcaloide venenoso que la planta utiliza como fungicida natural pero que en dosis elevadas (más de dos miligramos por kilo de peso) puede matar a humanos además de a hongos. Claro que muy probablemente no comerás nunca el tallo de una tomatera, pero te sorprenderá saber que la berenjena cruda o la piel de la patata también contienen esta sustancia y, cuanto más verde es el tubérculo o la hortaliza, en mayor concentración. Bueno, a partir de ahora, los tomates, bien maduritos, ¿de acuerdo? Ya sabía yo que los vegetarianos se equivocaban... 4. Nuez moscada: a pesar del nombre, no es un fruto, sino la semilla de un árbol natural de las Islas Molucas (Indonesia). La conocerás por su intenso aroma y porque pones una pizca a la bechamel pero, mira tú qué bien, la nuez moscada es también un alucinógeno. Puedes notar los efectos a partir de los cinco gramos y estos pueden ser mortales a partir de los diez. Y es que contiene una sustancia llamada metilenodioxifenil, componente de algunas drogas de síntesis muy populares. 5. Coprinopsis atramentaria: más conocido como Inky Cup (por angloparlantes) esta seta de sombrero viscoso es perfectamente comestible peeeeeero (toma aire que la próxima frase es larga)… resulta que contiene un aminoácido llamado coprina que bloquea una enzima de nuestro cuerpo llamado acetaldehido-deshidrogenasa que es el responsable de detener el metabolismo del etanol, es decir, de descomponer el alcohol en azúcares. Puedes comer Inky Cups pero, si lo haces, no tomes ninguna bebida alcohólica en 24 horas. No es para tanto, ¿verdad? Bien, pues tampoco respires, porque el alcohol que contiene la mayoría de colonias y perfumes podría, potencialmente, dejarte en coma. Texto de Jordi Luque

Comentarios

 ...

Sara, a verdade é que o teu senso do humor fuxiu a lares máis verdes, dígollo por aquilo dos vexetais tóxicos e iso....

 ...

¿alguien se apunta a la fiesta de la nuez moscada? Jeje

 ...

Nuez moscaa i a flipaar

 ...

Sábado por la tarde, no he quedado con nadie y tengo un pote de nuez moscada...Uhmmm

 ...

mas peligrosos son los gases de las famosas espumas hechas en sifon o los ingredientes usados en alta gastronomia,GELESPESA,XANTANA,ARCILLA BLANCA,GLUCOGEL,DECSTROSA ECT.TODOS ELLOS COMPONENTES QUIMICOS.

 ...

Toni, como habrás podido comprobar se trata de un artículo divulgativo que busca entretener con una información curiosa y muchas veces desconocida por muchos de nosotros. No es un artículo de denuncia ni tampoco pretende sentar cátedra, simplemente explicar cómo algunos productos alimentarios (algunos de nuestra dieta habitual y otros más exóticos) pueden resultar tóxicos. Nada más, nada menos :-) Un saludo.

 ...

Hola Jordi, me parecen perfectas tus recomendaciones... pero en cualquier caso, pueden dar lugar a dudas y errores. Calificar las verduras (con ese ataque directo al tomate) de peligrosas, me parece un poquito ligero por tu parte. Y que conste que no soy un gran consumidor de las mismas...
En el tema de la nuez moscada, me parece que te has pasado, ya que de siempre le he puesto a algunas comidas, como por ejemplo, a un asado de carne y te puedo decir que tus conjeturas, son para dosis mucho más elevadas que las que has indicado. Si nos ponemos "bordes" te indicaré que casi todos los productos naturales tienen sus contraindicaciones en su exceso. Los hilillos de los plátanos que quedan al pelarnos, pegados al mismo, se dejan secar y sirven como un buen aditivo a quien busca nuevas sensaciones al fumar...
Bueno, gracias por estas peligrosas recomendaciones, pero no te pases. Un abrazo.

 ...

Menos, porque esta controlada por ley y las etiquetas deben advertir de sus posibles daños, no como el malvado tomate, que no tiene avisos de toxicidad

 ...

Los vegetarianos o veganos jamas comemos tallos u hojas de tomate y mucho menos una berenjena o patat cruda. Es un estigma de desinformación o ignorancia suponer que únicamente comemos hojas, lechugas y tomates.

 ...

Hola a tod@s. Antes de nada agradeceros a tod@s los comentarios. Siempre es un placer conocer vuestras opiniones, así que muchas gracias por dedicar unos minutos a dejar vuestras impresiones :-)

Dicho esto, sólo queríamos hacer un apunte: estamos seguros que la intención de Jordi Luque a la hora de escribir este texto era la de entretener y, por qué no, sorprender también, proporcionando una información desconocida para muchos de nosotros. Como habréis podido comprobar al leer su artículo, el tono es en todo momento ligero, divulgativo y con ciertas dosis de humor. En ningún caso se busca denunciar el consumo de ciertos alimentos ni mucho menos atacar a nadie o sentar cátedra. Por lo que, si alguien se ha podido sentir ofendido, lo lamentamos y pedimos disculpas. En Gastronosfera lo que nos mueve es la gastronomía y, a poder ser, compartirla y disfrutarla con tod@s vosotr@s. Un saludo a tod@s.

 ...

Els vegetarians no diuen pas que la fruita i la verdura s'hagi de menjar verda. Alguns parlen de menjar cru però no verd, els que ens venen la fruita verda són els de la indústria alimentaria, que ens ven la fruita i la verdura pels ulls... (a part de verda perquè no es faci malbé quan ve de Nova Zelanda, ara, a part, modificada genèticament per fer-la al gust i a la comoditat del consumidor....

 ...

Sara, em penso que era una brometa, no pas un atac als vegetarians ni una veritat universal... tot el texte és així.

 ...

muy interesante ,si en la alimentación natural hay tanto peligro que habrá en la de laboratorio.

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.