¿TIENES MÁS DE 18 AÑOS?
Google+

Se encuentra usted aquí

Tendencias.

Buñuelos: tradición, sabrosas recetas y dónde comerlos

Òscar Gómez13/03/2014

En mi barrio gastronómico, durante la Cuaresma, la sabia naturaleza de las gentes y su historia ha sabido compensar ayunos y abstinencias con –entre otras cosas– dulces fritos y contundentes que hacen llorar a Jordi, mi dietista. Un dulce frito, que es como hacer un all-in del póker pero en la partida de la caloría irredenta.

Pocas cosas surgen de un fogón más contundentes que un buen frito dorado y crujiente, además sorprende la indulgencia de las autoridades religiosas: es pecado. Torrijas y buñuelos son recurso secular para meterse calorías a cascoporro en cómodos bocados de dulzor. Además también están los churros, que son primos o directamente hermanos que salieron más larguiruchos que regordetes. Y los xuxos, todos dulces, todos fritos y rebozados en azúcar, gloria de la lorza hispana. O quizá no tan hispana, que no hemos de dejar que nos ciegue nuestro ombligo por muy gastrobonito que nos parezca.

En gran parte de las orillas el Mediterráneo se encuentran dulces similares como los  bimuelos de los sefarditas, los lokma de Argelia (lokmet en Egipto) y las loukoum griegos… esos proto donuts. No debemos olvidar que los donuts son también dulces fritos, aunque éstos para mayor gloria de la lorza policial yanqui. “Los americanos nos copiaron los buñuelos con sus hoy día más famosos ‘donuts o doughnuts’, aunque soy consciente de que esta afirmación nos la van a rebatir los holandeses”. Diccionario práctico de Gastronomía y salud. Miguel Jordá Juan.

BuñuelosFoto: CaMassita, Vinaròs.

Dime de dónde eres y te diré qué buñuelos comes

Pero volvamos a los buñuelos, que son consumidos con mayor intensidad según la zona y las  diferentes épocas del año: buñuelos de Todos los Santos, ya enterrado el Tenorio pecador en Madrid o en la fiesta de Les Verges de Mallorca. “En los últimos días de Octubre y primeros de Noviembre, buñuelos rellenos de crema, batata, coco, nata, chocolate o cabello de ángel. Los llaman buñuelos, pero no tienen nada que ver con los buñuelos (buliuns, arrugados) de los árabes”. Viaje por la cocina española. Luis Antonio de Vega.

Los buñuelos mallorquines más emblemáticos invaden los paladares coincidiendo con la fiesta de Les Verges (las vírgenes), con origen en el año 1106 en que se encontraron las reliquias de once vírgenes martirizadas. Francesca, una amiga (y gran cocinera) mallorquina me contó que es tradición que las madres de las doncellas casaderas elaboren estos buñuelos de rosca para invitar a los muchachotes que pasan por las casas cantando serenatas. Y ante la opción de hacerlos con o sin agujero, se decantan por el agujero en plan metáfora del lado más picante de la vida. Estos buñuelos mallorquines suelen llevar patata o boniato, fantástico tubérculo otoñal.

En las fallas de Valencia también son típicos los buñuelos callejeros, producidos al momento in your face.  Píldoras energéticas esféricas o en forma de pequeña rosca ultra esponjosa, me río yo del torito rojo ese de los saltos en paracaídas y los vuelos acrobáticos. Son habituales los de calabaza (interrumpimos la programación para anunciar que más adelante tenemos una video-receta de buñuelos de calabaza, por cierto). 

Le pedí a mi colega Quique Ballester que me describiera los buñuelos de su Valencia de las entretelas, así me los ha descrito: “A quién los prueba por primera vez le pueden recordar a los churros o a las torrijas pero con una textura más blanda y con el sabor intenso de la calabaza. Se suelen comer mojados en chocolate o rebozados en azúcar, yo soy más de lo segundo que de lo primero. Unos buenos buñuelos deben dejarte los dedos pringosos, tener un interior consistente, que no sean huecos por dentro, y un color muy anaranjado que denota que tienen la suficiente calabaza. En los puestos ambulantes éste es el gran problema, poca calabaza para tanto buñuelo. Se pueden comer calientes o fríos, y están buenos de ambas formas, pero recién hechos y calentitos es lo ideal.”

Buñuelos

Existe  la costumbre catalana de consumirlos en miércoles y viernes de cuaresma. Inicialmente eran dulces que se vendían los viernes, por aquello de que si no hay carne por lo menos que haya bacalao y buñuelos. Sin embargo ante el éxito de ventas se amplió también a los miércoles y ahora es común encontrarlos sábados, domingos y festivos. Si la zona es turística, la mercadotecnia no falla: venta non stop toda la semana.

Un poco de historia

Define la RAE los buñuelos como “Fruta de sartén que se hace de masa de harina bien batida y frita en aceite. Cuando se fríe se esponja y sale de varias formas y tamaños” y no podemos más que emocionarnos con esta expresión de fruta de sartén que acuñó Cervantes en el mismísimo Quijote.

Sobre el origen histórico de nuestros esponjosos protagonistas, eruditos gastronómicos como Jaume Fàbrega los sitúan ya en época de griegos y romanos. Catón el Viejo incluyó una receta de buñuelos con el nombre latino de "globos" en su libro De Agri Cultura, escrito en el segundo siglo antes de Cristo. En la receta, se mezclan harina y queso, se hacen bolas que se fríen y se untan con miel y semillas de amapola para servirlos. “Los antiguos griegos y romanos ya hacían buñuelos y eran tradicionales en las fiestas de primavera o calendas de Marzo, como hoy en Carnaval en algunos países europeos. Los árabes refinaron este arte…”. Revista Cuina nº156. Jaume Fàbrega

Sobre la influencia decisiva de los árabes en la mejora del buñuelo hay consenso en la literatura, y se suele atribuir a ellos la invención de convertirlos en dulces bañándolos con generosa miel, como es tradición en su repostería. “Dicen las malas lenguas que son [los buñuelos] de origen árabe,  importados a Europa por los cruzados en el s. XIII. La palabra actual puede proceder del francés buigne que significa hinchazón y de hecho en francés se les llama beignets, o del latín bugno que significa bulbo, quizá bautizados así por su forma habitual redonda pero irregular”. Diccionario práctico de Gastronomía y salud. Miguel Jordá Juan

Buñuelos. MoriscosEl pueblo morisco expulsado en 1609, los moriscos cultivaban -entre otros– el oficio de hacer buñuelos.

En este sentido, está también demostrado que los moriscos –esos musulmanes convertidos al cristianismo arrebatados por la intensa fe del alejar el cuello del frío acero de la espada– fueron maestros en el oficio del buñuelo. Así se relata por ejemplo en la obra En los márgenes de la ciudad de Dios: moriscos en Sevilla. También la literatura gastronómica medieval ha dejado constancia de los buñuelos, y así el maestro Robert de Nola (cocinero de la corte real de Nápoles en el s. XV) relata en su Llibre del Coch unos buñuelos rellenos de requesón.

Pregunté a mi amigo Pantxeta algunos datos sobre el buñuelo allende los mares, concretamente en Colombia que es donde él tiene mando en plaza. Y me comentó la tradición de las famosas cajoneras, mujeres que se subían un cajón de madera a la cabeza e iban ofreciendo de casa en casa pandeyucas, pandebonos, panderos, suspiros, cucas y bizcochuelos. Así como buñuelos, rey del mecato (=lonchera, =golosinas o dulces para comer entre horas) primo hermano del churro español.

En los supermercados venden unas cajas con el preparado ya hecho, como los purés de patata de caja… Es un producto bastante económico y popular. Aunque uno lo encuentra todo el año, es tipiquísimo comer en Navidad, junto a las también populares preparaciones de natillas y chocolate caliente.

Algunas recetas de buñuelos

Llegamos al momento sabroso de ponernos el delantal y cocinarnos los buñuelos que más nos apetezcan. Aunque antes habrá que escoger de entre todas estas recetas suculentas que van desde los someros y riquísimos buñuelos de viento hasta los sorprendentes buñuelos rellenos de fruta de la pasión. De la tradición más estricta a la modernidad respetuosa, hay para todos.

BUÑUELOS DE CREMA CATALANA

Christian Escribà (Pastisseria Escribà) http://www.escriba.es

Buñuelos. Escribà

Ingredientes:

  • - 200 g de harina
  • - 200 g de agua
  • - 200 g de crema pastelera (ver receta)
  • - 125 g de mantequilla
  • - 100 g de azúcar
  • - 300 ml de licor de anís
  • - 5 huevos
  • - 1 cucharadita de sal
  • - 1 cucharadita de canela en polvo
  • - 1 cucharadita de ralladura de limón
  • - 1 cucharadita de anís molido
  • - 500 ml de aceite de girasol para freír

Preparación:

- En un cazo poner al fuego el agua , la mantequilla y la sal , y dejar que arranque el hervor. Vigilar que la mantequilla quede bien fundida. - En este punto se añade la harina y trabajar durante 4 o 5 minutos removiendo con una espátula de madera.

- Retirar del fuego e incorporar los cinco huevos, uno a uno, removiendo bien entre uno y otro.

- A continuación se añade a la masa la canela en polvo, la ralladura de limón y el anís molido. Mezclar bien e incorporar la crema fría.

- Una vez lista la masa del buñuelos , ya se pueden freír.

- Haga sus bolas del tamaño habitual de los buñuelos y freír en el aceite de girasol, a 180 º C.

- Cuando estén cocidos retirarlos con una espumadera y colocarlos en una fuente con papel absorbente para que suelten el aceite.

- En caliente, regar con un rayo de anís por encima y, a continuación, rebozar con azúcar.

Para la crema catalana

  • Ingredientes:
  •  
  • - 920 g de leche
  • - 600 g de nata líquida
  • - 300 g de azúcar
  • - 80 g de maizena
  • - 7 yemas de huevo
  • - 1 rama de canela
  • - 1 vaina de vainilla
  • - La piel de un limón

Preparación: 

- En un cazo, poner a hervir 800 gr de leche, la nata líquida y el azúcar, la canela, la vainilla y la piel de limón. En cuanto haya hervido, retirarlo del fuego y añadir la yema de huevo.

- Aparte, mezclar 120 gr de leche, en frío, con la maizena (almidón de maíz). Reservar.

- Colar la mezcla de leche y yema y volver a poner al fuego hasta que llegue a una temperatura de 84 ºC. En este momento, incorporar la mezcla de leche y maizena colada y removerlo bien.

- Poner la crema en un bol y dejar enfriar un poco. A continuación reservar a la nevera. - Poner en una manga pastelera y rellenar los buñuelos.

BUÑUELOS DE L’EMPORDÀ

Juanjo Padilla. Pastelero, miembro de la selección Española de Cocina Profesional que obtuvo el bronce en la Semifinal de la copa del Mundo.

Buñuelos. Juanjo Padilla

Ingredientes:

  • -5 huevos
  • - 375 gr. de agua
  • - 125 gr. de anís
  • - 25 gr. de  ralladura de limón
  • - 1000 gr. de harina brisa
  • - 500 gr. de  harina huracán
  • - 15 gr. de  sal
  • - 300 gr. de azúcar
  • - 300 gr. de mantequilla
  • - 80 gr. de levadura
  • - 20 gr. de canela
  • - 60 gr. de anís verde en grano

Elaboración:

- Ponemos a amasar durante 15 minutos  todos los ingredientes menos la mantequilla. Cuando falte 5 minuto de amasado, ponemos la mantequilla en pomada  y dejamos reposar en la máquina durante media hora y ponemos amasar.

- La sacamos y dividimos  en bolas de 600gr y dejamos reposar durante media hora y dividimos en bolas de 20 gr. Boleamos y lo ponemos a fermentar durante una hora y lo vamos friendo.

- Los espolvoreamos con anís y lo rebozamos con azúcar.

BUÑUELOS DE CALABAZA CON AGUA DE CALABAZA

Merchi. Colaboradora del programa Larpeiros de TVG y cocinera en www.lambetadasconmerchi.com

Ingredientes para la masa:

  • - 125 ml de agua de calabaza (medio vaso)
  • - 75 gr. harina
  • - 50 gr. mantequilla
  • - 2 huevos
  • - Sal
  • - 100 gr. azúcar
  • - Canela en polvo

Ingredientes para la crema pastelera de calabaza:

  • - 1/2 l de leche entera
  • - 2 yemas de huevo
  • - 2 cucharadas soperas de azúcar
  • - 200 gr. de puré de calabaza
  • - 75 gr. harina
  • - Ralladura de medio limón

Elaboración:

- Cocemos la calabaza en agua hirviendo durante 20 minutos. La dejamos escurrir y aprovechamos el agua de la cocción.

- Hacemos la masa: En un cazo al fuego ponemos medio vaso del agua de la cocción de la calabaza, los 50 gr. de mantequilla y una pizca de sal. En cuanto la mantequilla se disuelva añadimos los 75 gr. de harina de una sola vez, retiramos el cazo del fuego y removemos enérgicamente hasta obtener una masa homogénea. Sabremos que está lista cuando la masa comienza a despegarse de los bordes del cazo. La dejamos enfriar un par de minutos y añadimos un huevo a la masa. En un primer momento parecerá que es imposible que el huevo se mezcle bien con la masa, pero seguimos removiendo con la cuchara de palo hasta que quede bien integrado. En este momento añadimos el segundo huevo haciendo la misma operación. Ya tenemos la masa lista!!!!

- Ponemos una sartén al fuego con abundante aceite de girasol y un trozo de la cáscara de un limón. En cuanto el aceite esté caliente añadimos, con la ayuda de dos cucharas, pequeñas porciones de masa.

- El aceite no debe estar excesivamente caliente ya que si no quedarán crudos por dentro, pero tampoco frío ya que si no chuparán demasiado aceite. Además, las porciones que pongamos a freír deberán ser  pequeñas.

- Preparamos un plato con papel absorbente para poner los buñuelos una vez los tengamos fritos y retirar el exceso de aceite.

- Preparamos también un plato con el azúcar y la canela para rebozar los buñuelos una vez hayan pasado por el plato con el papel absorbente. Esta operación la debemos hacer cuando están todavía calientes, para que el rebozado de canela y azúcar se adhiera bien. La cantidad de canela que añadamos al azúcar para el rebozado va un poco en los gustos de cada uno.

Para la crema de calabaza:

- Ponemos en un cazo al fuego la leche para que se vaya calentando (sin que llegue a hervir)

- En un bol ponemos las 2 yemas, con las 2 cucharadas de azúcar y la ralladura de medio limón. Batimos bien con el batidor de mano hasta que el azúcar prácticamente desaparezca y las yemas cojan un poco de volumen y se vuelvan de un color más claro.

- En este momento añadimos poco a poco la harina. Añadimos un poco de la leche que está templada y seguimos removiendo hasta que nos quede una crema homogénea. Añadimos los 200 gr. de calabaza cocida, previamente deshecha con la ayuda de un par de tenedores (si fuera necesario, podríamos poner la batidora eléctrica un minuto para deshacer la calabaza).

- Pasamos esta crema del bol al cazo donde tenemos el resto de la leche que ya está caliente. Sin dejar de remover con el batidor de mano, dejamos que la crema hierva para que espese y así tengamos hecha la crema pastelera de calabaza.

- Con la ayuda de una manga pastelera y una boquilla fina, los rellenamos ¡y ya están listos para disfrutar!  

BUÑUELOS DE CREMA DE VINARÒS

Sergio Cervera, panadero en CA MASSITA

Buñuelos. Ca Massita

Ingredientes:

  • - Harina de trigo 600 gr.
  • - Mantequilla 75 gr.
  • - Huevos (12 unidades) 600gr.
  • - Azúcar 150 gr.
  • - Leche 750 gr.
  • - Impulsor 25 gr.
  • - Piel de limón
  • - Una pizca de sal

Elaboración:

- Hervir la leche con la piel de limón. Quitar la piel y mezclar la leche con la mantequilla, la harina, el impulsor y la sal. Cuando lo tenemos bien mezclado añadimos los huevos de uno en uno. Trabajar bien hasta obtener un masa espesa.

- Poner la sartén a fuego lento, cuando el aceite esté caliente añadimos porciones de masa del tamaño de una nuez (utilice una cuchara o manga pastelera). Los buñuelos deben quedar bien dorados, cuando estén fríos los espolvoreamos con azúcar.  

BUÑUELOS DE CHOCOLATE

Gemma Clofent, blogger en La cuina de casa

Adaptación de una receta de Pep Nogué , publicada en la revista Cuina en febrero del 2014. Esta receta me encanta porque en lugar de rellenar con chocolate, se aprovecha la cualidad de solidificación del mismo para envolverlo con la pasta antes de pasar por la sauna de la sartén. Genial.

Buñuelos.

Ingredientes:

  • - 200 gr. de nata líquida del 35 % MG
  • - 100 gr. de chocolate negro
  • - 100 gr. de chocolate con leche
  • - 100 gr. de harina de tempura
  • - 1 huevo
  • - 75 gr. de agua
  • - Aceite para freír

Elaboración:

- En un cazo ponemos la nata a hervir. Cuando hierva, la vertemos sobre los dos chocolates troceados. Mezclar hasta que se funda el chocolate y quede bien homogéneo.

- Repartir la mezcla en una cubitera de silicona y la reservamos en el congelador. - Una vez congelado, clavamos un palillo en cada cubito de trufa. Desmoldar y reservar en el congelador.

- Preparamos la tempura mezclando la harina con el huevo. Vamos incorporando el agua, bien fría, hasta tener una textura como de bechamel ligera.

- Ponemos el aceite de freír al fuego. Con la ayuda del palillo, pasamos las bolas de trufa congeladas por la tempura y las echamos al aceite caliente. Dejamos freír bien y retiramos sobre papel absorbente.

- Con cuidado, sacamos los palillos y servimos inmediatamente. Los buñuelos deben quedar con la pasta crujiente por fuera y la trufa de chocolate líquido por dentro. 

BUÑUELOS DE FRUTA DE LA PASIÓN

Canal Pastissers (www.canal.es)

Buñuelos.

Ingredientes:

  • - 100 gr. agua
  • - 20 gr. azúcar
  • - 1 pizca sal
  • - 60 gr. mantequilla
  • - 80 gr. de harina
  • - 2 huevos
  • - 25 gr. de licor de anís seco

Preparación:

- En un cazo poner el agua, el azúcar, la sal y la mantequilla. Poner al fuego hasta que empiece a hervir.

- Incorporar la harina y cocer removiendo enérgicamente. Retirarlo del fuego, dejar que se enfríe un poco e incorporamos el anís. - Incorporar los huevos uno a uno hasta que quede una masa bien ligada.

- Con la ayuda de dos cucharas soperas untadas con aceite, se irán haciendo pequeñas bolitas y las tiraremos dentro de una sartén con aceite caliente. Cuando ya tengan color, los retiramos de la sartén, los escurrimos y rebozamos con azúcar.

Para el cremoso de fruta de la pasión

Ingredientes:

  • - 250 gr. de pulpa de fruta de la pasión
  • - 100 gr. de yemas
  • - 120 gr. huevos enteros de confianza
  • - 100 gr. azúcar blanco
  • - 120 gr. de mantequilla
  • - 10 gr. de hojas de gelatina

Preparación:

- Hervir la pulpa de frambuesa o de fruta de la pasión con el azúcar. Mezclar las yemas con los huevos y verter la pulpa caliente sin parar de remover.

- Cocer la crema justo antes de que arranque la primera burbuja ( 85 ºC ).

- Colar la crema, añadir la gelatina remojada y escurrida y mezclar. Dejar templar hasta unos 40 ºC y por último añadir la mantequilla cortada en dados.

- Triturar con un batidor eléctrico hasta que quede bien liso y dejar enfriar en la nevera 12 h.

- Una vez haya cuajado, trabaja con un batidor y con la ayuda de una manga, rellenar los buñuelos.

BUÑUELOS DE PATATA O BONIATO.

Xisco Guari, bloguero en Una vida entre madones

Ingredientes:

  • - 1 Kg de patata o boniato o medio y medio
  • - 500 gr. de harina de fuerza
  • - 200 gr. de leche
  • - 200 gr. de agua
  • - 3 cucharaditas de mantequilla
  • - 50 gr. de levadura de pan

Elaboración:

- Hervir las patatas y boniatos con su piel. Una vez cocidas, pelarlas y pasarlas por el pasa-purés. Añadir las tres cucharadas de mantequilla o margarina y mezclar.

- Añadir el vaso de leche, y dentro del vaso de agua fundir la levadura y añadirlo allí mismo.

- Añadir harina hasta que tenga la consistencia que toca, se deben poder manejar y manipular bien. En este vídeo se ve la textura.

Importante:

- Para hacer los buñuelos siempre tener las manos mojadas en agua con sal, porque así la masa no se nos pegará a la mano en el momento de hacer las bolas para freír.

BUÑUELOS DE VIENTO

Marc y Jordi Rodellas. Pastisseria Rodellas

En este fantástico vídeo, los hermanos Jordi y Marc nos muestran la elaboración de los buñuelos tradicionales de cuaresma en Cataluña: buñuelos de viento. Aire capturado por paredes de crujiente placer, perfumados con anís y rebozados con azúcar.

Ingredientes:

  • - 1 l leche
  • - 600 gr. de mantequilla
  • - 800 gr. de harina
  • - 1 l de huevos (20 huevos aprox.)
  • - Sal

Elaboración de lionesas, buñuelos, palos y tortas:

- Hervimos la leche con la mantequilla. Una vez empieza a hervir escaldamos la harina. Lo mezclamos bien hasta que la harina se empieza a quedar pegada al perol.

- Lo dejamos enfriar un poco y lo pasamos a la amasadora. Con la pala, mezclamos y vamos añadiendo los huevos uno por uno. - Los disponemos sobre la lata y lo cocemos 15-17 minutos en el horno a 200 ºC.

Elaboración de buñuelos:

- Con la misma masa, cambiamos el tipo de cocción. Con una manga los ponemos en la freidora con aceite bien caliente. Realizaremos diferentes acabados con diferentes rellenos (nata, trufa y crema).

De ruta: algunos buñuelos ricos, ricos

A continuación unas cuantas casas donde se pueden encontrar buñuelos excelentes, para picotear paseando y metiendo mano a la bolsa, para devorarlo tranquilamente en una mesa del local acompañados con chocolate a la taza o un café con leche y finalmente para llevarnos a casa unos bocados de felicidad.

PASTISSERIA LIS (Barcelona)

Calle Riera Alta, 19. Buñuelos.

Esta pastelería barcelonesa aún conserva la tradición de elaborar los buñuelos en miércoles y viernes. Atentos, hay que escoger bien el día para ir a buscarlos. Vale la pena porque como toda su gama de bollería, son excelentes (también grandiosos los xuxos, otra delicia frita y dulce).

FABIÁN (Valencia)

Calle Císcar, 5

Buñuelos. Foto: 5destinos

Grandiosos buñuelos de calabaza, al estilo valenciano. Al ser especialistas, están entre lo mejor de la ciudad y además superan en cantidad de calabaza por unidad de buñuelo a las habituales paradas callejeras que se montan en las Fallas.

LA ROSALEDA (Mallorca)

Costa de la Pols, 2.

Buñuelos.

Un clásico de la isla, probablemente la churrería más conocida de Palma de Mallorca y unos buñuelos muy bien fritos y sabrosos.

EL ADERNO (Tenerife)

La Albóndiga, 8. Buenavista del Norte.

Buñuelos.

En Tenerife a los buñuelos también los llaman rosquetes, en esta fotografía los de huevo aunque también se hacen de vino y de nata. Esporádicamente también hacen buñuelos redondos rellenos de crema.

FORN VERGÈS

(Terrassa) Calle Sant Pere, 17

Buñuelos.

Estos buñuelos me los presentó mi amiga Silvia (Nuni, para los blogueros) ya que son de su ciudad natal. Me gusta especialmente la variedad ya que me produce placer mezclar en la misma bolsa los de crema y manzana e ir metiendo la zarpa con la sorpresa de no saber cuál te tocará.

L’OBRADOR (Barcelona)

Major de Sarrià, 106.

Buñuelos.

Tienen otras variedades rellenas, pero me quedo con sus  buñuelos de viento, muy huecos que es cómo han de ser estos dulces de ‘viento’ cuando están bien hechos.

CANAL PASTISSERS (Barcelona)

Calvet, 15.

Buñuelos.

Excelentes sus buñuelos de fruta de la pasión, con un toque ácido rompedor que sorprende de entrada y crea adicción a los pocos segundos. Droga dura.

ESCRIBÀ (Barcelona)

Rambla de les flors, 83. 

Unos buñuelos extraordinariamente esponjosos, además de grandes –cosa que me gusta bastante–. La foto está tomada en el establecimiento de Las Ramblas justo al lado del mercado de La Boquería, doble sabor.

Buñuelos.

Es obvio que esta lista es cortísima como no puede ser de otra manera, para reflejar la enorme cantidad de buenos elaboradores de buñuelos que tenemos en nuestro país se necesitaría una capacidad sobrehumana, es esta pues una tarea colectiva.

Por ello, además de animar a cocinarse en casa alguna de las estupendas recetas que los maestros nos han regalado para esta entrada, animamos a los lectores a que nos dejen en los comentarios donde van a comprarse los buñuelos con confianza y seguridad. Donde lo gozan mil y sonríen a cada bocado de frita y dulce felicidad.

P.D: Los compis del blog Olleta de verdures tienen en marcha un mapa buñuelero interactivo que se puede consultar aquí: http://blogs.cuina.cat/olletadeverdures/2012/02/29/mapa-dels-millors-bunyols-i-brunyols-per-quaresma/

Comentarios

 ...

uau, això és tot un tractat bunyoril!!!
Tot i que imgino que vas gaudir de valent fent el teu recull particular de bons llocs on menjar bunyols ;)
Ah! I totalment d'acord que els americans ens van robar el nostre concepte de bunyols en inventar-se els donuts, je je je... :D

 ...

Els ianquis tenen moltes coses bones, una d'elles que són esponjes disposades a absorvir el bó que van trobar per el món... :)

 ...

Puedo dar fe que esos buñuelos de fruta de la pasión son la bomba. Ñam!

 ...

Pasión ácida!!

 ...

Això més que un article és tot un tractat "bunyoleril"!!!! M'ha encantat totes les dades que ens aportes.

Ahir mateix vaig publicar la meva recepta de bunyols.
Si teniu curiositat, trobareu la recepta aquí:

Bunyols de figa

I si voleu la versió castellana, aquí la teniu:

Buñuelos de higo

Petons

 ...

Margarida, em declaro mooooolt fan dels bunyols de figa. Però molt!!! :)

 ...

Esto es la Biblia del Buñuelo! Amén y a pecar!

 ...

Mea culpa!!!!!! Mea culpaaaaaaaa!!!! :P

 ...

¡que bos deben estar uns bos buñuelos con un bo café con leite!

 ...

Los de Escribà los tomé así, tal y como se ve en la foto. Y como era muy de mañana aún hacia fresquito y sentaba de maravilla :)

 ...

Una tesi doctoral sobre els bunyols, si senyor.
M'encanten...però a casa nostra som més d'orelletes... la versió plana del bunyol :-)
Ptnts
Dolça

 ...

Les orelletes! Ja ens podries haver posat on les compres i així tindriem llocs per anar a fer peregrinatge orellil... :)

 ...

Baix Camp i pobles de les rodalies... especialment bones les de Ulldemolins.
Homemade... i així em faig una miqueta de propaganda a mi mateixa, hehehe http://nototsonpostres.blogspot.com.es/2009/02/orelletes.html

PTNTS

 ...

Vivan los buñuelos! los que los hacen, los que los comen y sobre todo los que nos hacen amarlos con su escritura.

 ...

Que viva y reviva. ¡Sobre todo los que los hacen y los que los comemos!

 ...

Vaya viaje gastronomico por el mundo de los buñuelos, me ha encantado hasta tal punto, que mañana mismo me voy a hacer unos cuantos, con crema, jeje. Un abrazo !!

 ...

Gracias Jose, nada me alegra más que haberte despertado el hambre de buñuelo de viernes!!

 ...

Tens matxacat al Jordi, dietista!!! ja,ja,ja...

Una estupenda tesis doctoral bunyueril!! Prenc nota de totes les receptes!!! no sé si em quedarà prou vida per fer-les totes, però ho pensó intentar!
Petonets

 ...

Mary Lou, pesa que on no arriba el temps hi arriben els bons professionals!! Vidilla per als pastissers també :)

 ...

Plas, plas, plas! Ole per la feina d'investigació bunyolera. I m'imagino que has quedat de tastar bunyols fins a la coronilla? He he he. Els bunyols no cansen mai, és clar que no!

 ...

Marina, si són tot aireeeee. Queda forat, queda forat :)

 ...

Están también los pestiños...
Berebundo de Atalante

 ...

Esos dulces con miel merecen atención muy especial, y tiene ud. razón: son un dulce frito :)

 ...

fantastica tutorial de buñuelos,que buenos que llegan a ser
bona cuina

 ...

Gracias Miquel, deliciosos y por eso triunfan claro.
Molt bona cuina!

 ...

Quin article més bo Oscar, es per guardar i tornar a llegir, ara tu, no tu deuries passar malament fent el tast dels bunyols. Un petó

 ...

Caram. Gràcies M Àngels, quines paraules tan guapes. Ho vaig passar molt i molt bé! Un altre petó per a tu :)

 ...

Quin bé de Deu!!

 ...

Mai millor dit, que són bunyols de quaresma :D

 ...

Super fans dels bunyols de tota mena!!! I si son fets a casa mes millor :-)

 ...

Gràcies Mayte, doncs aqui tens unes quantes receptes molt guapes per a fer a casa :)

 ...

De bunyols va l´assumpte i com sempre interessantíssim, és temps de bunyols i per mi el millor temps del dolç doncs no m´agraden, m´encanten i els de carbassa i a València si pot ser mereixen fer la ola, clar que les delicatessen que ens presentes....

 ...

Una entusiasta! Gràcies per els ànims i la bona energia! :)

 ...

Hola, quisiera saber si puedo congelar los buñuelos ya hechos, no la masa. .. no tienen el azúcar puesta, .... no me los puedo comer ahora y m gustan tanto que no les quiero tirar. ...
Gracias

 ...

Hola Diana,

Hemos consultado con profesionales pasteleros el tema, porque nos parecía que si la masa no da problemas los buñuelos ya fritos sí que son delicados.

En efecto, siempre se nota posteriormente la congelación y nos han recomendado que si no hay más remedio luego los rellenemos -si son huecos o de viento- o los bañemos ligeramente por ejemplo con anís o un almíbar si son de interior compacto. Esto es así para disimular un poco la perdida de textura que causará la congelación.

 ...

Hola, me he ledio toda la publicacion, porque soy churrero y estaba buscando informacion sobre los buñuelos valencianos,y con este articulo se me ha abierto la mente y la imaginacion a tope, con muchas de las variantes que se le pueden dar a los buñuelos, pero me gustaria prguntaros si los rellenamos de salado?, que tips o cnsejos me podrias dar a tener en cuenta para mi busqueda de innovar en mi negocio, un saludo y gracias por todos los consejos

 ...

Hola, nos alegra mucho que te haya servido en positivo e incluso inspirado. No se si te puede ayudar, pero por ejemplo la pastelería Canal combina los churros con salsa brava, quizá sea una línea a explorar también con los buñuelos :)

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.