¿TIENES MÁS DE 18 AÑOS?
Google+

Se encuentra usted aquí

Aguacates
Tendencias.

Aguacates: cómo acertar al comprarlos y 7 recetas fáciles y saludables

Manel Bonafacia01/12/2016

Está en todas las listas de productos saludables y superalimentos; es la estrella de una de las cocinas más potentes del mundo que ahora está de moda aquí; por color y textura es protagonista de las fotos más coloridas de las redes, y sobre todo es bueno y versátil en la cocina. El aguacate da mucho juego.

Reconozco que no fui consciente hasta hace poco. Pero lo cierto es que el aguacate ha pasado en poco tiempo de ser una fruta exótica a un producto de uso común muy popular: no hay más que ver las redes, llenas de recetas y fotos de tostadas con aguacate, tacos, quesadillas y tártaros, ensaladas ¡e incluso sopas! Por no hablar, claro, del guacamole, símbolo internacional de la cocina mexicana que una amplia capa de la población joven aquí ha adoptado casi como propio, por lo que no falta nunca en aperitivos, cenas y encuentros informales de grupos. Seguramente es este plato el que ha hecho tan popular el aguacate en nuestro país.

No daremos hoy la receta del guacamole (la podéis ver en vídeo aquí), ni hablar de las grandes propiedades que tiene el aguacate para nuestra alimentación: a su alto valor nutritivo (vitaminas A, C, E , calcio, hierro ...) se añade el hecho que ayuda a reducir el colesterol, es bueno para el corazón y las arterias, es antiinflamatorio, ayuda a luchar contra el envejecimiento e incluso protege contra algunos tipos de cáncer. Hasta el hueso tiene un montón de propiedades, y si lo rallamos, lo podemos añadir a sopas i ensaladas para aprovechar todas sus beneficios. Una amplia descripción de todas estas propiedades se puede encontrar en este artículo de Gastronosfera

Una fruta delicada

El aguacate está de moda aquí, pero en muchos países, especialmente en Latinoamérica, es una parte esencial de su alimentación. México es el principal productor, con cerca de un millón de toneladas al año, casi la mitad de la producción mundial. Por eso no es extraño que los periódicos de allí hablen casi todos los días de su precio, sobre todo las últimas semanas, ya que ha subido bastante debido a la bajada de la producción por las lluvias y por el final de una de las dos temporadas anuales de recolección del producto. El aumento de la popularidad de este fruto en Estados Unidos también ha contribuido al aumento del precio en los países productores del sur. En cualquier caso, en México es costumbre tener plantado en el jardín un árbol del aguacate para tener siempre su fruto a mano.

La comarca malagueña de la Axarquía es el único lugar de Europa donde se cultiva esta fruta, debido a su especial microclima, que también favorece el cultivo del mango.

Consejos prácticos para acertar al comprarlos 

En nuestro país aún lo podemos comprar a precios asequibles, a peso o por unidades, y a la hora de elegirlos y prepararlos para el consumo debemos tener en cuenta una serie de consejos:

- Existen muchas variedades de aguacate, pero la más común aquí es la hass, de piel rugosa y color verde que se va oscureciendo a medida que madura; si tenemos aguacates de otras variedades, algunas características que detalladas aquí pueden variar.

- Los aguacates no maduran en el árbol, sino después de ser recogidos, y adquieren un color morado casi negro cuando maduran, por lo tanto, no importa si los compramos verdes, porque en casa madurarán bien. En cambio, si los compramos ya con un color muy oscuro, los tenemos que consumir enseguida.

- Aparte del color, también debemos tener en cuenta que si ya tiene la piel oscura, ésta esté tersa, sin ninguna parte hundida, porque eso indica que ya está demasiado maduro o pasado.

- Para asegurarnos de que el aguacate está maduro y listos para su consumo, nos lo podemos poner en la palma de la mano y presionar suavemente, evitando hacerlo con las puntas de los dedos para no dañarlo. Si todavía está verde, no cederá cuando lo presionemos y todavía tiene que esperar un par de días antes de ser consumido; si cede cuando lo presionamos pero lo notamos firme, está a punto, pero si lo notamos muy blando o como aguado, es que está demasiado maduro o incluso pasado.

- Si tenemos que comprarlos con antelación, podemos elegir los aguacates de color más verde con la seguridad de que tardarán cuatro o cinco días en madurar a temperatura ambiente, sin estar cerca de fuentes de calor, que acelerarían la maduración.

- El frío, al contrario, retrasa la maduración, por lo que un aguacate maduro aún puede aguantar en la nevera un par de días. Los verdes sólo los pondremos en la nevera si no los podemos mantener a una temperatura no muy alta y alejados de la luz solar directa.

Trucos para pelar un aguacate y conservarlo una vez abierto

- Si queremos guardar un aguacate ya abierto, lo haremos sin quitarle el hueso y untando la superficie expuesta al aire con un ácido antioxidante, como zumo de lima, limón o naranja. Luego lo cubrimos con papel film o lo guardamos en un recipiente cerrado en la nevera.

Para pelar el aguacate, lo mejor es cortarlo por la mitad en sentido vertical, hasta llegar al hueso. Una vez cortado, lo cogemos con las dos manos, las giramos ligeramente cada una en un sentido y se separarán fácilmente las dos partes del fruto. Si no lo vamos a consumir todo, guardaremos la mitad donde se ha quedado el hueso, que evitará que se oxide. Si lo tenemos que quitar, clavaremos la hoja del cuchillo en el hueso y con un ligero giro lo sacaremos fácilmente. Después, introduciendo una cuchara entre la carne y la piel del aguacate podemos sacar cada mitad entera. Antes también podemos cortar la carne en tiras o dados con un cuchillo y cuando saquemos la carne con la cuchara ya tendremos el aguacate cortado.

En Youtube hay un montón de vídeos que lo explican, hemos elegido uno del popular cocinero vasco Karlos Arguiñano.

Hablemos ahora de las aplicaciones en la cocina, comenzando a la hora del desayuno.

Para comer a todas horas

No lo había probado, pero lo he visto a menudo en Instagram y no he podido evitar probarlo: es un gran desayuno acompañar el jugo de naranja con una tostada sobre la que pondremos finas rebanadas de aguacate aliñadas sólo con una punta de sal y un chorrito de aceite; o con unas pipas de girasol o semillas de sésamo. Y si queremos enriquecer más la tostada, unas rodajas de tomate, de rabanitos o de huevo duro, o unas lonchas de jamón serrano, harán el desayuno aún más completo.

La peculiar textura mantecosa del aguacate una vez maduro hace que podamos utilizarlo como si fuera mantequilla, ya que su sabor dulzón combina bien tanto con el dulce como con el salado. Podemos untar un trozo de buen pan o una tostada, y encima poner la mermelada que más nos guste, de fruta o de verdura, un queso cremoso, jamón cocido o un buen embutido.

De esta manera también podemos comer el aguacate para merendar. Si no es que preferimos un smoothie: de aguacate con piña, con plátano y naranja, con chocolate (aguacate, cacao, plátano, yogur y leche)... las posibilidades y variantes son extensas.

Si en lugar de beber preferimos masticar, la alternativa es preparar un bocadillo, por ejemplo, con un panecillo multicereales que podemos rellenar con rodajas de aguacate, tomate, lechuga y una mezcla de atún en conserva, pepinillos y cebollitas picadas y salsa mayonesa. Si somos más osados o preferimos gustos exóticos, podemos repetir el aguacate, el tomate y la lechuga y untar el pan con mayonesa mezclada con salsa kimchi o con mayonesa de wasabi.

A la hora de comer o de cenar, podemos comer el aguacate cada día de una manera diferente. La más clásica y sencilla, cortado en rodajas y añadido a una ensalada de tomate y lechuga. Si nos gusta hacerlo vistoso, podemos cortar el aguacate, una vez partido por la mitad, en láminas finas y presentarlas en forma de abanico, o de flor; su forma y color harán mucho más vistosa una ensalada.

Otra forma ya clásica de servir el aguacate es relleno de gambas y con salsa mayonesa o rosa, un plato un poco viejuno que podemos reconvertir cambiando los rellenos, tanto fríos (con un cebiche, por ejemplo, o con buey de mar) como calientes (con sobrasada y un huevo, y gratinados).

Bastante conocido es el uso del aguacate en el sushi, para hacer los makis más populares, rollitos de arroz envueltos de alga y rellenos de aguacate y salmón o atún crudo.

Otra alternativa son los tacos mexicanos con aguacate, que también podemos preparar tanto fríos (con aguacate, tomate, cebolleta, cilantro y guindilla, por ejemplo), como calientes.

No hay más que buscar un poco por la red para encontrar todo tipo de recetas con este fruto, algunas un poco frikis, como un aguacate entero relleno con un huevo mollet, envuelto en tiras de bacon y frito, para obtener una coraza crujiente y un corazón líquido. Una bomba calórica, pero seguro que bien sabrosa.

Nosotros os ofrecemos algunas posibilidades, que se pueden adaptar al propio gusto simplemente cambiando uno o más ingredientes, pero como siempre decimos, en la cocina es cuestión de probar y adaptar las recetas a nuestros comensales.

7 recetas con aguacate

TARTAR DE TOMATE Y AGUACATE

Ingredientes (para 4 personas)

  • - 2 aguacates
  • - 4 tomates medianos o 2 grandes
  • - 1 cebolleta
  • - 1 c / s de salsa de soja
  • - 1 c / s de salsa Perrins
  • - salsa picante tipo Tabasco
  • - aceite de oliva
  • - sal y pimienta

Preparación: 

- Pelamos los aguacates, los cortamos en láminas finas, después en bastoncitos y finalmente a dados, que reservamos en un bol con los huesos.

- Pelamos los tomates, los partimos en cuatro partes y quitamos el agua y las semillas. Cortamos la carne en dados regulares y los añadimos al bol de los aguacates.

- Cortamos la cebolleta también en dados pequeños y también la añadimos al bol. La parte verde la cortamos en rodajas bien finas y las reservamos.

- Lo aliñamos todo con la soja, la salsa Perrins, el aceite de oliva y unas gotas de picante al gusto, mezclamos bien y salpimentamos. También podemos aliñar con una vinagreta de mostaza.

- Servimos con la ayuda de un molde y adornamos con las rodajas del tronco de cebolleta y pétalos de flores comestibles, si tenemos.

 

ENVOLTINI DE AGUACATE CON ATÚN, CANÓNIGOS Y RÚCULA

De Carles Abellán – Las tapas de Comerç 24. Ed. RBA

Ingredientes (para 4 personas): 

  • - 400 g de atún fresco
  • - 1 aguacate de carne firme
  • - 1 manojo de rúcula
  • - 1 manojo de canónigos
  • - sésamo negro
  • - sésamo blanco

Para la vinagreta

  • - 6 cucharadas soperas de salsa de soja
  • - 3 cs de vinagre de arroz
  • - 3 cs de aceite de sésamo

 

Preparación: 

- Preparamos la vinagreta poniendo todos los ingredientes en un frasco, lo tapamos y agitamos enérgicamente para mezclarlos bien.

- Pelamos el aguacate y con la ayuda de un pelador ancho, hacemos tiras de carne de aguacate de arriba hacia abajo. Las colocamos de forma escalonada sobre un papel film untado con un poco de aceite para evitar que no se peguen ni se oxiden.

- Picamos el atún en daditos de medio centímetro de lado y los aliñamos con un poco de vinagreta. Ponemos el atún sobre las láminas de aguacate y envolvemos, con la ayuda del papel film, como si fuera un canelón. Sacamos el papel film y cortamos partes iguales (los envoltini).

- Presentamos los envoltini en un plato, alternan unos en pie y unos tumbados, con una pizca de sésamo blanco y negro sobre cada y acompañados de los canónigos y la rúcula aliñadas con la vinagreta.

 

SOPA FRÍA DE AGUACATE Y PEPINO

Ingredientes (para 4 personas):

  • - 2 aguacates maduros
  • - 2 pepinos
  • - 300 ml de agua mineral
  • - 4 cucharadas de aceite de oliva virgen
  • - 2 yogures naturales
  • - el zumo de un limón
  • - 1 diente de ajo
  • - sal y pimienta negra
  • - hierbas al gusto (perejil, cilantro, menta)

Preparación: 

- Pelamos los pepinos y los aguacates y los ponemos en el vaso de la batidora, con la mitad del agua, el zumo de limón, el ajo y los yogures. Para que no repita, podemos quitar el corazón del ajo, o escaldarlo previamente.

- Salpimentamos y batimos hasta conseguir una crema espesa a nuestro gusto, añadiendo si es necesario el resto del agua.

- Reservamos en la nevera y servimos echando por encima las hierbas que escojamos y un chorro de aceite formando un dibujo sobre la superficie.

 

SALSA DE AGUACATE (1)

Ingredientes (para 4 personas)

  • - 1 aguacate
  • - 1 lima
  • - Aceite de oliva
  • - agua
  • - cilantro
  • - sal y pimienta

Preparación: 

- Ponemos en el vaso de la batidora el aguacate pelado y sin hueso, cilantro fresco, el zumo de limón y un chorro de aceite y batimos.

- Salpimentamos, añadimos un poco de agua si nos ha quedado muy espesa la salsa y volvemos a batir.

 

SALSA DE AGUACATE (2)

Ingredientes (para 4 personas)

  • - 1 aguacate
  • - aceite de oliva
  • - vinagre de Jerez o jugo de lima o limón
  • - guindilla o salsa picante
  • - sal y pimienta

Preparación: 

- Para preparar la salsa, pelamos un aguacate, lo pesamos y lo ponemos en el vaso de la batidora. Añadimos dos terceras partes de su peso en aceite de oliva, una cucharada de vinagre de Jerez, sal y un poco de guindilla o unas gotas de tabasco o de alguna otra salsa picante, al gusto.

- Triturar con el túrmix hasta que la salsa esté amalgamada. En lugar de vinagre podemos utilizar zumo de lima o limón.

 

TACO DE PESCADO REBOZADO CON AGUACATE Y PICO DE GALLO

Ingredientes (para 4 personas)

  • - 8 tacos
  • - 4 filetes de pescado blanco (merluza, dorada ...)
  • - 1 o 2 aguacates
  • - 2 tomates
  • - 1 cebolleta
  • - 1 guindilla verde
  • - 1 lima
  • - 1 manojo de cilantro
  • - aeite y sal

Preparación: 

- Preparamos el pico de gallo: pelamos el tomate y le quitamos las semillas y el agua. Cortamos la carne en dados regulares, no muy grandes, y también cortamos a la misma medida la cebolla. Picamos el cilantro, lo añadimos a la cebolla y el tomate y lo aliñamos con sal, el zumo de limón y un chorro de aceite.

- Cortamos los filetes de pescado en tiras alargadas, los pasamos por harina y huevo y los freímos en aceite caliente. Reservamos sobre papel absorbente.

- Cortamos los aguacates en dados medianos o a tiras.

- Rellenamos los tacos con el pescado rebozado, el aguacate y una buena cucharada de pico de gallo. Optativamente, podemos añadir unas rodajas de guindilla roja o unas gotas de salsa picante tipo Tabasco.

- En lugar de cortar el aguacate en dados, podemos preparar la salsa de aguacate que hemos explicado antes y ponerla por encima del taco.

 

TARTAR DE SALMÓN SOBRE TOSTADA Y AGUACATES

Del blog Cuina generosa

Ingredientes (para 4 personas):

  • - un filete grande de salmón, limpio de piel y espinas
  • - 1 aguacate
  • - 4 rebanadas de pan
  • - salsa Perrins
  • - salsa de soja
  • - aceite de oliva
  • - jengibre fresco rallado
  • - 2 pepinos en vinagre
  • - 1 chalota
  • - sal
  • - sésamo negro

 

Preparación: 

- Cortamos el salmón en daos pequeños, de medio centímetro de lado, y los ponemos a marinar en un bol con un toque de salsa Perrins, un par de cucharadas de salsa de soja, una cucharada de aceite de oliva, un poco de jengibre fresco rallado y el pepino y la chalota picados. Dejamos marinar durante media hora.

- Mientras, cortamos el pan y pelamos el aguacate, que partimos por la mitad y cortamos en rodajas.

- Tostamos el pan y sobre él ponemos una capa de aguacate, sazonado con sal y aceite. Encima, el tartar de salmón y rematamos con un poco de sésamo negro.

Comentarios

 ...

Me encanta este fruyo es fino y suave y va bien con casi todo ATTE

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.