¿TIENES MÁS DE 18 AÑOS?
Google+

Se encuentra usted aquí

Ocio.

Dos Palillos culmina su décimo aniversario con una gran fiesta en La Rambla

Òscar Gómez14/06/2018

Dentro de las actividades del Tast a la Rambla, Dos Palillos ofreció una jornada llena de demostraciones, platos de cocina oriental, cócteles y música.

Tras un año trufado de celebraciones cultas, refinadas e históricas llegó el momento de disfrutar en la calle y Dos Palillos trasladó a la Rambla de Barcelona la fiesta conmemorativa de su décimo aniversario.

Albert Raurich, Tamae Imachi, Takeshi Somekawa y el resto del equipo dospalillero la liaron parda en una jornada donde se combinaron momentos de divulgación sobre la gastronomía asiática (el brindis ramblero con sake fue un gran inicio de jornada), espectaculares demostraciones en vivo y en directo (¡el ronqueo de un atún completo! Casi cuatrocientos kilos de musculatura pelágica), delicadas demostraciones de caligrafía japonesa, música en directo, platillos y risas.

Aprovechando el Asian Street Food, ocho restaurantes amigos se sumaron a Dos Palillos ofreciendo sus delicias a los asistentes (Pakta de Albert Adrià, Casa Xica de Marc i Raquel, Shangai de la familia Kao, Bao Bar de Paco Pérez, Koy Shunka de Hideki Matsuhisha, Tandoor de Ivan Surinder, Nelumbo de Ly Leap, Machiroku de Masa y Sachie). Al final de esta entrada podéis disfrutar con la galería de platillos.

Antes de las degustaciones, se presentó en la terraza del Centre d'Arts Santa Mónica el libro donde Albert Raurich explica con todo lujo de detalles, no tan sólo la historia del nacimiento de Dos Palillos, sino que emulando la filosofía bulliniana también incorpora el catálogo anual de elaboraciones que se han ido realizando en el restaurante.Esta joya encuadernada combina momentos divertidos (como cuando avisan a Ferran Adrià que Albert Raurich, esa nueva incorporación recomendada por Christian Escribà que terminaría siendo Jefe de Cocina en el Bulli, venía con un importante historial de juventud alocada) con palabras emotivas e inspiradoras. Además, incluye una enciclopédica cantidad de técnicas, recetas y conceptos culinarios.

¿Hemos dicho risas antes, verdad? Carlos Latre, que vio nacer el restaurante e incluso participó en algunas de las cenas de prueba anteriores a la apertura, desplegó su abanico de imitaciones mientras nos contaba detalles, anécdotas y momentos íntimos de la historia del  Dos Palillos.

A todo esto, la fiesta continuaba con dragones chinos que culebrearon la Rambla a ritmo de frenesí oriental. También hubo música interpretada con instrumentos tradicionales de Japón.

Todo aniversario tiene su pastel, en este caso preparado por Pastisseria Escribà, y, tras las degustaciones y el momento dulce, la acción se trasladó al escenario del Arts Santa Mónica donde continuaron las demostraciones que nos acercaron de forma amena y sustanciosa a la gastronomía oriental (Koy Shunka con su taller de fusión japonesa, Pakta con su demostración de cocina Nikkei para elaborar en casa y -no podía faltar, claro- el mismo Dos Palillos).

La fiesta se prolongó hasta las 22h, momento en que Tast a la Rambla cerraba sus puertas, dejando para los amantes de la cocina oriental una sabrosa, bella e intensa jornada para el recuerdo. Dos Palillos, ¡que cumplas muchos más!

Galeria

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.