¿TIENES MÁS DE 18 AÑOS?
Google+
Gutai Barcelona
Internacional.  Gutai.
Carrer de Mallorca, 196, Barcelona.

Gutai, cuando Rusia hace parada en Asia

Laia Antúnez 18/11/2019

Además de gyozas, sushi, ramen y rolls, en Instagram probablemente verás fotos de su panda hecho con luces de neón. Es el símbolo de Gutai, un gastropub nacido en Moscú que ha abierto sede en el Eixample barcelonés y que ofrece cocina panasiática, es decir, platos que no entienden de fronteras, siempre pensados para compartir. Cogemos los palillos y, con ellos, empezamos este recorrido gastronómico.

¿Un gastropub asiático que viene de Moscú? Sí, es posible, y además es altamente recomendable. Gutai es el primer restaurante que el grupo moscovita Semifreddo, aquí comandado por la empresaria Anna Vitoshinskaya, abre en Europa. Su propuesta: cocina panasiática. “Queremos abarcar toda la riqueza de la gastronomía asiática, con platos que los comensales reconocen, pero con nuestro toque e interpretación”, nos cuenta Julián Duque, responsable de sala en Gutai Barcelona.

La carta original, la que funciona en Rusia, la firma el chef Igor Su y la han trasladado aquí en un ochenta por ciento. Quien la ejecuta es el chef Jonathan Arias (Tomate, Fismuler) y lo hace en un local –donde se ubicaba El Caballito Blanco, todo un clásico de la restauración barcelonesa– con un interiorismo que nos remite a una Asia moderna y contemporánea, alejada de los farolillos rojos y de los dragones dorados a los que nos tienen acostumbrados algunos restaurantes. El interiorismo lo firma Lázaro Rosa-Violán, que ha logrado abandonar por completo su sello habitual.

Bajo su mirada

La propuesta gastronómica se basa en compartir así que empezamos con las excepcionales gambas cubiertas de wasabi, los sabrosísimos calamares fritos al estilo coreano con una salsa de chile fermentado y jengibre, y seguimos con... ¿los tacos? Tranquilos, que no salten las alarmas, en la cocina de Gutai todo tiene un sentido. La tortilla se elabora con la misma pasta con la que preparan las gyozas, la fríen y la cubren con ingredientes como gambas y panceta que “podemos encontrar en cualquier plato asiático”, dice Duque. Lo que cambia es la presentación. Sabor asiático con forma mexicana.

También se permiten una acertadísima licencia con los huevos benedictinos. Sustituyen el pan de brioche por una galleta de arroz glutinoso, que elaboran ellos mismos y que le da una textura crujiente; en lugar de salmón ahumado apuestan por un tartar de atún; y eliminan la salsa holandesa en favor de una, mucho más ligera, mayonesa de sésamo y yuzu. Sin duda, uno de los mejores entrantes de la carta, que continua con una oferta de sopas miso y ramen, wontons y gyozas –ligeras y delicadas, servidas con dos tipos de salsa de soja–. Volvemos a Asia en estado puro. 

Un pequeño viaje

La sala interior del local, perfecta para eventos privados, esconde un divertido panda de neón, símbolo de Gutai, y un sushi bar a la vista de los comensales, de donde salen piezas de sushi y sashimi de salmón, ventresca de atún, anguila, pez limón, vieira, gamba roja, etc. Podríamos seguir. Tras pasar por Japón, podemos dirigirnos a China pidiendo un arroz salteado con pollo, ternera y verduras o un pollo hoisin. La siguiente parada, Tailandia, con udons de pollo o gambas, siempre con esa jugosidad que aporta la leche de coco.

Y rompiendo todas las fronteras de Asia llegamos a su creativa oferta de rolls: de atún con gambas picantes, California con tobiko –hueva de pez volador–, roll chino con anguila y sésamo, etc. También el que hace honor a la casa madre, el “From Russia with Love”, que se construye con tamago, una especie de tortilla de huevo popular en la cocina japonesa; snow crab, cangrejo con un guiño a Rusia; aguacate y salmón. Y el imprescindible “Vulcan Roll”, un volcán de cangrejo con una explosión de adictiva salsa sriracha.

La carta de postres esconde invenciones como el roll de chocolate y mascarpone, la panna cotta de té verde y los inevitables mochis, todos caseros. Que no se os olvide, en Gutai también proponen maridar los platos con distintos sakes japoneses y cócteles, ideados especialmente para Barcelona por el barman ruso Ivan Sablin. Propuestas clásicas con un twist como el Curry Margarita, con tequila de agave azul infusionado con cúrcuma, o el Bangkok Mule, un vodka con especias, sirope de galanga, cítricos y cerveza. Cócteles que también están disponibles en horario de afterwork, junto con una reducida carta de sus delicias panasiáticas. Ya sabéis por donde empezar.

 

Fotos: Marta Becerra.

Galeria

  • Gutai Barcelona
  • Gutai Barcelona
  • Gutai Barcelona
  • Gutai Barcelona
  • Gutai Barcelona
  • Gutai Barcelona
  • Gutai Barcelona
  • Gutai Barcelona
  • Gutai Barcelona
  • Gutai Barcelona
  • Gutai Barcelona
  • Gutai Barcelona
  • Gutai Barcelona
  • Gutai Barcelona
  • Gutai Barcelona
  • Gutai Barcelona
  • Gutai Barcelona

Añadir nuevo comentario

Texto sin formato

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de correos electrónicos y páginas web se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.