¿TIENES MÁS DE 18 AÑOS?
Google+
5 sencillas recetas con pepino para disfrutar este verano
Propuestas Gastronómicas  

5 sencillas recetas con pepino para disfrutar este verano

Sergio Escartín 15/05/2020

Un menú completo dónde el pepino aporta siempre su sabor y completa platos saludables, sencillos y sabrosos para disfrutar en cualquier momento.

El pepino, en contra de muchas creencias, es una de las frutas, que no una hortaliza, más versátiles para combinar en cualquier comida. De la familia del calabacín y de diferentes tipos de melón, el consumo de pepino aporta múltiples beneficios gracias a sus propiedades, entre las que destacan sus vitaminas y capacidades antioxidantes e hidratantes, además de ser un alimento bajo en calorías, colesterol y grasas.

El tipo de pepino que solemos comprar en el supermercado es el llamado pepino ingles o de invernadero: grande, de piel verde oscura y con pocas semillas. Pero hay muchos tipos de pepino, como los armenios, los japoneses (Kyuri), los persas, los pepinos de limón o los llamados Kirby, que se encurten hasta convertirse en pepinillos en vinagre.

Y de tantas clases de pepinos podemos encontrar todo tipo de recetas, dulces y saladas, para disfrutar en la mesa o en un picnic para un día de playa en verano. Zumos de pepino, ensaladas frías o calientes, salsas, cremas, bocadillos o incluso combinándolo con fresas. Te proponemos 5 recetas con pepino para disfrutar de esta fruta tan especial y sorprender con su sabor y versatilidad.

Zumo de pepino, melón y menta

Zumo de pepino, melón y menta

Una bebida muy refrescante, alta en vitaminas B y que calmará tu sed de forma saludable. Es además muy sencilla de preparar. Solo necesitas dos pepinos, cuatro rodajas de melón (preferiblemente de melón francés, los de tamaño pequeño), el zumo de un limón o de una lima, una taza de agua de coco, un poco de sal y hojas de menta.

Se deben mezclar todos los ingredientes en la licuadora, añadiendo además un poco de hielo, y se recomienda dejarlo enfriar en la nevera hasta poco antes de servir.

Gazpacho de pepino y tomates verdes

Gazpacho de pepino y tomates verdes

Una receta ideal para llevársela en un termo a la playa o para disfrutarla en un día de picnic. Este gazpacho o sopa verde sorprende por su potente sabor. Para prepararlo se necesitan 6 tomates verdes, media cebolla, un ajo, medio pimiento verde, aceite de oliva, vinagre, sal, perejil y cilantro.

Mezclar los pepinos cortados por la mitad con los tomates, la cebolla, el pimiento, el ajo, el aceite, el vinagre, el perejil y el cilantro picado en una licuadora hasta que estén muy suaves. Condimentar al gusto con sal y pimienta y servir cubierto de hojas de cilantro y tiras de pepino.

En el caso de esta receta de gazpacho de pepino, se puede realizar con dos o tres días de antelación y dejar en la nevera. Además, si se desea espesar el resultado, se puede añadir miga de pan en el momento de mezclar los ingredientes.

Ensalada de fresa y pepino con crema de limón

Ensalada de fresa y pepino con crema de limón

Uno de los platos donde suele aparecer claramente el pepino son las ensaladas. Es común la de tomate, cebolla y pepino, pero en esta ocasión combinaremos nuestra fruta con fresas, crema de limón y especias.

Los ingredientes que necesitaremos, además de las fresas y el pepino (preferiblemente el persa en este plato), serán cardamomo molido, sal, azúcar, media taza de crema fresca, el jugo de un limón, unos pistachos tostado y un poco de pimienta de cayena.

Para elaborarlo hay que mezclar las fresas, los pepinos, el cardamomo, una pizca de sal y una cucharada pequeña de azúcar en un tazón y dejarlo 10 minutos reposar. Por otro lado, se mezcla la crema fresca con el zumo del limón y una cucharada grande de azúcar para formar la crema de limón.

Se sirve en el plato la mezcla principal y se condimenta con la crema para finalizar la receta sazonando con una mezcla picada de los pistachos, la cayena y una pizca de sal.

Un tzatziki de pepino como acompañamiento

tzatziki de pepino

Otra receta con pepino tan deliciosa como sencilla de preparar e ideal como acompañamiento o como aperitivo. Solo se necesitan cortar a dados tres pepinos y añadirlos en un tazón grande sazonando de forma generosa. Se recomienda presionar sobre los trozos de pepino para extraerles la mayor cantidad de agua posible.

En otro recipiente, mezclar ahora los pepinos con un yogurt griego, aceite, un poco de zumo de limón, un ajo entero y volver a sazonar con sal. Dejar reposar durante 15 minutos, retirar el ajo y agregar menta antes de servir.

Tostada o sándwich de habitas, pepino y burrata

sándwich de habitas, pepino y burrata

Incluir el pepino en un bocadillo es muy habitual en la cultura anglosajona. Es todo un clásico el sencillo sándwich de pepino y mantequilla o mayonesa, que destaca siempre por ser tan crujiente.

Para esta receta, que puede ser en una tostada o en un bocadillo, se pueden usar habas o guisantes dulces. Además, se necesita zumo de limón, aceite de oliva, pimienta negra, dos pepinos, vinagre de arroz, burrata o mozzarella fresca, albahaca y unas semillas de sésamo.

Lo primero de todo es cocer las habas hasta que estén tiernas y de ahí escurrirlas y pasar a agua helada y posteriormente escurrir y secar, aunque lo recomendable es cocinar las habas unos días antes y que estén frías. Combinar entonces la mitad de habas con media cucharada de zumo de limón, aceite de oliva en un tazón mediano y triturar ligeramente con un tenedor. Después añadir las habas restantes y sazonar con sal y pimienta.

Una vez preparado, solo queda cortar los pepinos a rodajas y dejarlos junto al vinagre de arroz durante 10 minutos en un tazón. En el caso de elegir una tostada, calentar la rebanada de pan y añadir encima la burrata cortada en pedazos, cubrir con la mezcla de habas, pepinos y albahaca. Y terminar espolvoreando con semillas de sésamo, sal marina y pimienta.

¿Quieres descubrir otras recetas de tostadas sorprendentes? Atrévete con esta selección para desayunar como un rey.

Añadir nuevo comentario

Texto sin formato

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de correos electrónicos y páginas web se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.