¿TIENES MÁS DE 18 AÑOS?
Google+
Recetas americanas para un perfecto 4 de julio
Propuestas Gastronómicas  

Recetas americanas para un perfecto 4 de julio

Sergio Escartín 30/06/2020

Si en Thanksgiving, el día de Acción de Gracias, los americanos apuestan mayoritariamente por cocinar un pavo como comida tradicional, la fiesta del 4 de julio, día de la Independencia del país, reúne en las mesas de sus fiestas al aire libre todo tipo de alimentos y recetas.

Cócteles, aperitivos, nachos, tacos, hamburguesas, mazorcas de maíz a la barbacoa, pasteles, postres variados…. Todo vale para celebrar el 4 de julio disfrutando de los sabores más americanos y rodeado de amigos. De todas las existentes, te proponemos 4 recetas para celebrar un 4 de julio como si estuvieras en un ‘backyard’ o una terraza americana antes de disfrutar de los tradicionales fuegos artificiales. 

Nachos de queso con cebolla

Nachos de queso con cebolla

Empezamos la fiesta con uno de los aperitivos que no faltan en estas celebraciones: los nachos. En esta ocasión, descartamos los de guacamole, los de carne o los de pico de gallo y cocinaremos unos sencillos nachos de queso y cebolla.

La receta es muy fácil. Necesitamos tres tazas de queso cheddar rallado, una cucharada de mayonesa, dos de crema de queso como podría ser Philadelphia, una cebolla dulce cortada a dados pequeños, media cucharadita de pimienta, una de hierbas provenzales y media cucharadita de condimento de especias cajún.

Combinamos todos los ingredientes hasta que se mezclen completamente y los colocamos en una fuente o recipiente para horno durante 25 minutos a 190 grados. En cuanto esté dorado y burbujeante, retirar y servir junto a dips, nachos o palitos de zanahoria para empezar a disfrutar.

‘Fish tacos’ para abrir el apetito

‘Fish tacos’ para abrir el apetito

Para abrir boca y arrancar a comer de forma informal, nada mejor que unos tacos de pescado. Sencillos y rápidos de elaborar se convierten en una receta perfecta para introducir el pescado en la mesa.

En nuestro caso, elegiremos merluza cortada a tiras. La rebozaremos pasando cada trozo de merluza por huevo batido, migas de pan y pimentón. Colocar cada trozo en una sartén con aceite caliente, retirar una vez fritos y secar en papel para evitar que se empapen y sigan crujientes.

El resto de ingredientes pueden variar según gustos. En este caso mezclaremos en un recipiente dos tazas de repollo rojo rallado, media taza de zanahorias ralladas, una cebolla cortada en rodajas finas, una cucharadita de ajo picado, una de mayonesa y dos de jugo de lima. Si se desea un gusto picante, se puede añadir un jalapeño sin semillas y cortado a trocitos.

Con todo preparado, colocamos cada trozo de merluza sobre una tortita y cubrimos con la mezcla de ingredientes. Añadimos más jugo de lima, mayonesa, cilantro y ya está listo para comer.

Unas costillas rápidas y muy tiernas

Unas costillas rápidas y muy tiernas

Una opción que nunca falta en una fiesta ‘made in USA’ son las costillas. Se pueden cocinar de mil formas distintas y son famosas las que se culminan con la salsa barbacoa. En esta ocasión, optamos por una receta de costillas infalibles, que se pueden preparar sin demasiada antelación y además no requiere parrillas ni brasas.

Necesitaremos media taza de té dulce ya preparado, dos cucharadas de azúcar moreno, una cucharada de sal, una de pimienta negra, dos cucharaditas de mostaza de ‘dijon’, dos cucharaditas de pimentón, una cucharadita de chile en polvo, una cucharadita de ajo en polvo, dos cucharadas de kétchup, una cucharadita de salsa picante -podría ser tabasco- y, claro está, las costillas. Para esa ocasión, intentaremos que sean costillas pequeñas y recortadas y podemos pedir tiras enteras.  

El secreto de esta receta, además de no requerir de mucho tiempo por usar una olla a presión, está en su salsa y en las especias que añadiremos. Empezamos echando el té dulce en la olla a presión y en un tazón pequeño mezclamos el azúcar, la sal, la pimienta, la mostaza, el pimentón, el chile en polvo y el ajo en polvo. El resultado, lo mezclamos con las costillas de forma uniforme y las colocamos en la olla a presión junto al té, evitando que se acumulen una sobre otra. Las cocinamos durante 15-18 minutos y dejamos que la presión se libere.

Una vez abierta, colocamos las costillas en una bandeja y precalentamos en horno. En paralelo, desengrasamos el jugo restante de la olla a presión y el resultado lo hervimos y reducimos hasta la mitad. Añadimos entonces el ketchup y la salsa picante hasta que queden espesos y suaves de sabor. Esta será la salsa final con la que pintaremos las costillas y las meteremos en el horno entre 6 y 8 minutos hasta dorarlas. A partir de ahí, preparados para disfrutar y mancharse las manos con una carne súper tierna y jugosa.

Crema de limón con arándanos

Crema de limón con arándanos

Para el postre, nada mejor que una receta fresca como esta crema de limón que te presentamos y que se puede terminar con las bayas que cada uno prefiera.

Los ingredientes que necesitamos para este postre son: azúcar súper fina, que es blanca y granulada y se usa habitualmente para realizar merengues debido a su textura delicada; la llamada ‘heavy cream’, un tipo de nata que se usa mucho en Estados Unidos y alta en materia grasa, jugo de limón normal y jugo de limón tipo Meyer, un híbrido de limón y naranja dulce nativo de China que destaca por ser más dulce y menos ácido. Por último, necesitaremos la ralladura de la piel del limón Meyer y arándanos.

La preparación es bastante sencilla. En una cacerola a fuego lento, calienta suavemente el azúcar superfina y dos tazas de crema pesada hasta que el azúcar se haya disuelto.

En caso de no disponer de crema pesada, se puede sustituir por la nata para montar 35% M.G. que encontramos en nuestros supermercados.

Después, baja el fuego y cocina la mezcla durante un minuto a fuego lento.

Retirar y añadir jugo de limón fresco, ralladura de limón Meyer y jugo de limón Meyer. Con la mezcla hecha, repartir en diferentes vasos o recipientes y dejar enfriar durante dos horas. Poco antes de servir este postre, bate media taza de crema pesada como si fueras a montar unas claras de huevo. Añade una cucharada a cada vaso de postre y espolvorea con arándanos y ralladura de limón Meyer.

Añadir nuevo comentario

Texto sin formato

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de correos electrónicos y páginas web se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.