¿TIENES MÁS DE 18 AÑOS?
Google+

En mi barrio gastronómico, durante la Cuaresma, la sabia naturaleza de las gentes y su historia ha sabido compensar ayunos y abstinencias con –entre otras cosas– dulces fritos y contundentes que hacen llorar a Jordi, mi dietista. Un dulce frito, que es como hacer un all-in del póker pero en la partida de la caloría irredenta.

Suscribirse a dulces de Cuaresma