¿TIENES MÁS DE 18 AÑOS?
Google+

Se encuentra usted aquí

Ocio.

Un fin de semana en Tarragona y Reus

Òscar Gómez15/05/2018

Tarragona y Reus forman un dueto fantástico que acumula historia, rincones especiales y estupendos sitios donde reposar disfrutando de buena cocina. Os proponemos dos días para convertir un fin de semana en unas memorables micro-vacaciones.

Mañana del sábado: Serrallo, Mercat Central y Balcón del Mediterráneo

El Serrallo es un menudo barrio pescador, de casas bajas y calles tranquilas, que vive fundido con el mismo puerto de la ciudad. Numerosas bodegas y restaurantes ofrecen al visitante la opción de picotear y tapear con tranquilidad, así como tomar el café con leche en alguna terraza porteña, observando las barcas decoradas con vivos colores y las chillonas gaviotas como fondo sonoro.

Barcas en el puerto, en el barrio del Serrallo.

El Mercado Central. Subiendo desde el Serrallo hacia el centro de la ciudad nos conviene parar en el recientemente remodelado Mercado Central. Proyectado por el arquitecto Josep M. Puyol (data del 1915), es de estilo modernista y cuenta con columnas de forja, una cubierta que reproduce fielmente la original y multitud de elementos decorativos de época. Dirección: Plaça de Corsini, S/NLa Rambla Nova es el eje comercial de la ciudad, arteria de vida con arbolado y enorme paseo central. No solo luce una actividad desbordante sino que es también el rectilíneo camino que conduce al impresionante mirador: El Balcón del Mediterráneo. Acantilado de vértigo (¡póngale un palmito más a esa barandilla, señor alcalde!) que volcado al mar desde el corazón mismo de la ciudad nos recuerda a base de azules en visión panorámica que tan pequeños somos como hermoso y grande es el mundo. Espectacular.

Vale la pena pasear para acercarnos a la amplia y rectangular plaça de la Font (Plaza de la Fuente). En esta plaza enorme y cuadriculada se encuentra el Ayuntamiento, y en ella transcurre buena parte de la vida en terraza de la ciudad. Conexión natural de la ciudad moderna con su propia historia, desde la plaza podemos acercarnos hasta la Via de l'Imperi Romà para admirar la solidez granítica de la muralla que antaño delimitó los límites de la capital romana.

Dónde tomar unas tapas o aperitivos:

-  Quattro's cerveceria Plaça de la Font, 2, 43003 TarragonaLa plaça de la Font es el epicentro del tapeo en la ciudad, tienen un amplio surtido de raciones y una buena terraza.-  TxantxangorriPlaça de la Font, 16, 43003 TarragonaUbicado también en la plaça de la Font, buenos pintxos y cocina de raíz vasca.   

Dónde comer:

-Restaurant Llagutc/ Natzaret, 10, TarragonaUn clásico de Tarragona donde, entre otras cosas, bordan los arroces.

-Restaurant El Pòsitc/ Moll de Pescadors, 5. El Serrallo. TarragonaCocina Marinera en el edificio de la Cofradía de Pescadores. 

El anfiteatro de Tarragona, con el Mediterráneo de fondo.

 

Tarde del sábado: la Tarragona romana y el Barrio AltoAnfiteatro romano:Situado al final de la Rambla Vella, el Anfiteatro romano es uno de los lugares imprescindibles de Tarragona. El edificio monumental fue construido a lo largo del siglo II de nuestra era, con un entorno único, envidiable y próximo al mar, que lo convierte en uno de los anfiteatros romanos más singulares. Tras la visita, conviene subir hacia el Barrio Alto mediante la calle de Sant Oleguer, desde donde podremos apreciar una parte de la antigua pista del circo (construido en el s. I, la mayor parte del cual está bajo los edificios datados del s. XIX)  y continuar brevemente la subida hasta la Torre del Pretorio (antiguo acceso al Foro) y el Museo Nacional Arqueológico de Tarragona.  Tiendas en el barrio alto y la enorme maqueta Justo tras el museo encontramos salida hasta el Passeig de Sant Antoni, calle que circunvala la ciudad y donde podemos admirar restos de las antiguas murallas que la vida urbana ha colonizado con el paso de los siglos. Subiendo el paseo, llegamos hasta el Portal de Sant Antoni, que de nuevo nos permite acceder al núcleo urbano. Al pasar por la calle d'en Talavera encontramos l'Abella Xocolateria, establecimiento donde Sergi Roig chocolatea la vida (conviene no dejar pasar los bombones de Chartreux, esencia destilada que los monjes trajeron a la ciudad y que se ha convertido también en seña de identidad). 

No muy lejos, en el Carrer Merceria (núm. 17) encontramos la Casa Corderet, la segunda tienda más antigua de Catalunya, abierta en 1751 y dedicada a la fabricación artesanal y venta de candelas, velas y jabones.Si nos apetece aprender más sobre cómo lucía la Tarraco romana, podemos acercarnos hasta la enorme maqueta abierta al público en la Plaça del Pallol de forma gratuita. La historia en cómoda vista de pájaro en escala 1:500. De camino, podemos echar un vistazo a los bolardos decorados del Carrer del Compte. Un festival de color.

La Catedral de Tarragona

Fin de fiesta, la Catedral de Santa Tecla.

Terminamos acercándonos, ahora sí, a la Catedral. Templo de formas sólidas, corte robusto,  piedra blanquecina y enorme rosetón central . Tiene la particularidad de contar sólo con una torre, una asimetría curiosa y poco habitual que es resultado de la súbita terminación de las obras a causa de la Peste Negra. En su interior alberga el Museo Diocesano y un valioso conjunto escultórico de estilo románico en su claustro. 

Dónde cenar:

-AQ Tarragonac/ de les Coques, 7. TarragonaJusto al lado de la Catedral, bajo la atenta mirada de las gárgolas, cocina de alta técnica y espíritu desenfadado. Su lingote de patata brava es legendario.

- Fridac/ Mercería, 34. TarragonaCocina mexicana elaborada con mimo y cariño. Platillos y raciones ideales para crear tu propio menú degustación.

El Moderno Gaudí Centre de Reus, un centro de interpretación sobre la obra del genio arquitectónico.Fuente: Wikimedia.

 

Mañana del domingo: centro de Reus y visitas modernistasReus es una de las capitales del Modernismo. La ciudad vio nacer a Antoni Gaudí, y cuenta con una ruta que recorre los lugares más importantes en la vida del arquitecto: su casa natal, la iglesia donde fue bautizado, y demás, y termina en el moderno museo Gaudí Centre situado en la Plaça Mercadal. En su interior encontraremos un recorrido interactivo por la vida y obra del genio trufado con maquetas de gran valor y audiovisuales con interesantes explicaciones sobre el profundo simbolismo de su obra.

El impresionante Pabellón de los distinguidos en el  Institut Pere Mata.

También podemos recorrer la ruta modernista, un agradable paseo por el centro de la ciudad que permite conocerla mientras saboreamos con la retina la belleza de edificios como el espectacular Institut Pere Mata (de Lluís Domenech i Montaner) y su magno 'Pavellón de los distinguidos', o la Casa Navàs (del mismo arquitecto), un encargo 'sin límite de presupuesto' que es un ejemplo canónico de la delicada belleza modernista, mobiliario incluido.Escojamos una u otra ruta, es muy probable que terminemos nuestros pasos en la Plaça del Mercadal o alrededores. Pavimentada con piedras planas e irregulares, es el corazón de una ciudad que venera el aperitivo y se especializó en la elaboración del vermut. En sus terrazas vale la pena detenerse y tomar un bocado aperitivo. El mejor prólogo para una buena y merecida comida. 

 

Dónde tomar el aperitivo:

- Tapes i tapesc/ de Galió, 4. ReusComida informal de calidad y con un punto creativo, ambiente dicharachero y buenos precios.

-  DO Vinotecac/ Santa Anna, 14. ReusEn pleno centro, un lugar para recuperar fuerzas sin desviarnos de la ruta.Dónde comer:

- Més que tapesc/ Santa Anna, 20. ReusCocina basada en la brasa, el producto y la creatividad. Si hay opción, recomendado el tartar de sardina. Espectacular.- Ferran Cerroc/Sant Joan, 22. ReusEste joven cocinero se ha formado en las mejores cocinas del país y ahora arranca en Reus su proyecto personal donde interpreta platos de todo el mundo.

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.